Publicidad

Chema Conesa

Publicidad
Publicidad

Noticias de Chema Conesa en Xataka Foto

Tras comentarlo en el resumen de exposiciones para visitar en mayo, Chema Conesa se merecía un post más amplio, así que hace unos días me acerqué a su muestra en la fantástica Alcalá 31 de Madrid y, aún siendo un género que no disfruto tanto como otros, quedé rendida ante el desfile de guapas y guapos (salvo excepciones) que este autor nos presenta. Y digo guapas y guapos porque si algo tienen en común los retratos de Chema Conesa, es esa búsqueda de fotogenia en el retratado. Consigue que quienes posan ante su objetivo respondan con miradas llenas de luz, con rostros tocados por esa gracia divina que da la fotogenia sólo a unos pocos mortales. La exposición de Chema Conesa es un repaso a la historia de nuestra España más reciente a través de los rostros de la cultura, el deporte, la política, el mundo del toro y otras tantas personalidades, que incluyen desde primerísimos primeros planos como los magníficos realizados a Nacho Cano y Javier Bardem (nombro éstos porque son los más nítidos de la serie) a otros retratos con escenarios más complejos, muchos de los cuales nos acercan a la cultura pop de los ochenta y noventa con Pedro Almodóvar a la cabeza, u otros con paisajes que terminan siendo igual de protagonistas que quienes salen en ellos, sería el caso del dedicado a Miguel Delibes o de la sencilla pero efectiva instalación para Ángela Molina y Paco Raval. El juego con el espectador también está muy presente en su obra. Es el caso del retrato al Dalai Lama en el cual sólo podemos ver la parte superior de su cabeza, queriendo mostrarnos su aura más allá de su físico. La mirada a Paco Umbral a través de sus gafas. O los guiños al mundo fotográfico, como el dedicado a Aznar que aparece sobre un estudio en el campo o ese caballo pura sangre enmarcado por una diapositiva. También hay retratos a las manos, las de los jugadores de pelota vasca, con unos primeros planos llenos de fuerza, transmitiéndonos un deporte arraigado en la tradición y en el esfuerzo. Y las divertidas escenas conseguidas como el retrato de Alex Crivillé colgado junto con otros trajes de competición, las imágenes bajo el agua de personalidades del mundo de la natación o de un jovencísimo Fernando Alonso con la ciudad de Oviedo como fondo. Más estrambóticos resultan Mariano Rajoy pedaleando sobre una bici o Camilo José Cela ataviado con un traje de kárate, por mucho que sean o fueran aficionados a estos deportes. No así los dípticos tan interesantes, con propuestas como la dedicada a Ferrán Adriá que aparece en El Bulli ataviado de calle pero portando un pez en contraposición a otra imagen donde, vestido con la chaquetilla de chef, porta un maletín haciendo alusión a su labor como empresario. No querría finalmente desvelar más imágenes ni extenderme, sino invitaros a que visitéis esta exposición, abierta hasta el 27 de julio e incluida en PHotoEspaña 2014, que se complementa con un extenso vídeo donde aparecen no sólo los retratos impresos de la exposición sino un recorrido por personalidades fuera de nuestras fronteras, que incluyen tanto a Bush como a Annie Leibovitz, Vargas Llosa o Jack Lemmon. "Retratos de papel". Imprescindible. Más info PHE Fotografía Chema Conesa. Delibes. Valladolid, 1993. © Chema Conesa

Publicidad
Inicio