Compartir
Publicidad
Publicidad

Aproximación al sistema de iluminación CLS de Nikon

Aproximación al sistema de iluminación CLS de Nikon
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco tuve la oportunidad de asistir a un seminario sobre el sistema CLS (Creative Lighting System, Sistema de Iluminación Creativa) que Nikon celebró en A Coruña junto a una conocida tienda de material fotográfico de la ciudad.

En 2003, con la llegada al mercado de la Nikon D2H y de las unidades de flash SB800 y, posteriormente, la SB600, arrancó un nuevo y sofisticado sistema de iluminación conocido como CLS. Éste se basa en la capacidad que un flash maestro (SB800) y algunos de los cuerpos CLS tienen para controlar sin cables un número ilimitado de flashes esclavos.

En el seminario, Carlos Ormazabal, cabeza visible de Finicon, y Javier León, fotógrafo profesional, mostraron la sencillez de uso del sistema CLS que ofrecen los nipones con un objetivo claro: crear un set improvisado para una sesión fotográfica en cualquier lugar con un equipo facilísimamente transportable que minimiza las limitaciones. Para su demostración, en este caso, León usó tres flashes, dos de ellos esclavos, un par de paraguas, una D300 y una D3.

Seminario Nikon sobre CLS en Coruña

Lo más interesante de esta propuesta es lo poco aparatoso que resulta y la independencia que da para trabajar, pues todo el equipo necesario cabía en un par de bolsas tipo Domke con las que es muy cómodo moverse. Esto es muy importante para facilitar algunos trabajos en los que no puedes usar equipos grandes y pesados, ya sea por la dificultad del peso o por el volumen que ocupan.

Otra de las cosas que me pareció interesante fue la autonomía de este sistema que, además de ser fácilmente transportable, es muy sencillo de alimentar, pues usa pilas de 1'5V de toda la vida en lugar de pesadas baterías, generadores, etc.

CONTROL DEL SISTEMA Para usar el sistema de iluminación CLS de Nikon se puede emplear cualquier cámara Nikon con un dispositivo que actúe como maestro. En aquellas cámaras cuyo cuerpo está preparado para CLS y traen flash integrado, ése propio flash actúa como maestro para disparar los flashes esclavos (ya sea el SB800 actuando como esclavo o el únicamente esclavo SB600). Este es el caso de cámaras como la D70, D70s, D80, D200 o la D300.

Nikon SU-800
En los modelos de cámaras profesionales, sin flash integrado, como la D3, para disparar los flashes esclavos se debe utilizar un flash maestro (SB800) o una unidad de control de flashes i-TTL (SU-800).

La unidad de control de flashes i-TTL físicamente es parecida a un flash, pero sin lámpara. Se monta sobre la cámara y sirve para configurar todo el sistema y disparar los flashes esclavos.

CONTROL DE VARIOS GRUPOS DE FLASHES Otra de las características interesantes del sistema es la capacidad para controlar diferentes grupos de flashes. Imaginemos una sesión de fotos en una habitación grande con una personalidad, típico reportaje de 'Presidente del Gobierno en su despacho'. Partamos de la base de que las condiciones de luz natural que entra por las ventanas son constantes.

Si queremos hacer fotos en diferentes lugares del despacho, podemos tener todo el sistema de flashes configurado en cada uno de los emplazamientos antes de que llegue el personaje a la sesión.

A la hora de disparar, se coloca al sujeto y, desde la cámara se elige qué grupo de flashes se ha de disparar. En este caso dispararemos el que convenga para cada ubicación sin problemas, pues ya hemos configurado todo previamente.

¿HASTA QUÉ PUNTO ES ADECUADO EL SISTEMA CLS? Bajo mi punto de vista es un sistema muy interesante para iluminar fuera de un estudio sin grandes problemas logísticos. En ciertos lugares nunca obtendrías permiso para hacer una sesión fotográfica o ni siquiera hay posibilidad de usar equipos grandes de iluminación porque simplemente no caben o se verían en la foto. Con una solución como la aportada por Nikon las cosas cambian y algunos de los límites que existían hasta ahora se esfuman.

En interiores el sistema funciona muy bien, pues la señal IR rebota en las paredes de un espacio pequeño y fácilmente alcanza a todos los flashes hasta unos diez metros de distancia. Parece que la cosa se complica un poco cuando las fotos se llevan a cabo en exteriores, pues si hay cualquier obstáculo entre flashes la señal se pierde y no se disparan, por lo que todos los dispositivos deben 'verse' sin problemas.

Para sacar todo el partido al CLS tienes que tener unos cuantos flashes. Estando a 400 euros largos el flash SB-800 y a 300 los SB-600, con lo que costaría comprar varios (para el seminario traían cinco) se ponen a tiro muchos sistemas de iluminación muy interesantes también, si bien es cierto que quizás no tan transportables ni autónomos.

CLS EN ACCIÓN Navegando por el blog de Joe McNally, fotógrafo de National Geographic, veo los resultados de una sesión de fotos usando el sistema CLS. La sesión tuvo lugar en medio de un desierto saudí y fue asistida por, nada más y nada menos, David Hobby, creador de la mundialmente aclamada Strobist, experto en iluminación con flashes separados de la cámara.

Esto es lo que pasó cuando ambos se juntaron en el desierto de Arabia Saudí:

CONCLUSIÓN El seminario me ha servido para volver a 'jugar' con mi SB800, así que estoy disfrutando mucho con el CLS. Pero lo cierto es que aunque la propuesta de Nikon es muy válida, cómoda y quizás la más sofisticada, no es la única. Canon tiene sistemas inalámbricos también y, fuera de Nikon y Canon (sí, hay más mundo), se pueden conseguir configuraciones similares con flashes y dispositivos disparadores fabricados por terceros. Asomaos al universo Strobist, que no es para nada exclusivo del nikonismo, y lo veréis.

20080531_DavidkbCLS.jpg

Foto de cabecera | Joe McNally

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos