Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cómo funcionan y para qué sirven los filtros polarizadores?

¿Cómo funcionan y para qué sirven los filtros polarizadores?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los filtros polarizadores son un recurso frecuente en nuestras cámaras para dotar de un toque especial a nuestras fotografías de paisaje. Filtrando la luz polarizada conseguimos cielos más intensos y reducir notablemente los reflejos en el agua o superficies metálicas. Sin embargo, ¿sabes cuál es la ciencia tras la polarización de la luz? ¿cómo funciona un filtro polarizador?

Qué es y cómo se filtra la luz polarizada

Partimos de la base de que toda luz es una onda electromagnética que se desplaza oscilando en dirección al eje al que se dirige. Estas oscilaciones varían según el tipo de onda del que estemos hablando, pero aplicando la lógica podemos deducir que los reflejos son ondas que han impactado y rebotado en una superficie por lo que cuando llegan a nosotros han variado su dirección de oscilación, y aquí es donde entra en juego un filtro polarizador.

El filtro polarizador actúa como una rejilla: si disponemos el filtro en vertical, bloqueará las ondas que viajen en todas las demás direcciones: si lo disponemos en horizontal se bloquearán todas las ondas excepto las que viajen en dirección horizontal. Lo ideal es que si realizamos una fotografía con este tipo de filtros, tengamos el sol en nuestro lateral, es decir, perpendicular a donde queremos hacer la fotografía: así, la luz polarizada incidirá sobre nuestro objetivo con la mayor diferencia a la luz directa y podremos filtrarla más fácilmente.

14145355325 0d6dbe60d7 K Fotografia de Lana

Todo se basa en la dirección de la incidencia sobre el filtro. La luz directa que es la que queremos recoger tiene una dirección, mientras que la luz polarizada puede 'camuflarse' si nos ponemos en la misma dirección que la fuente de luz. Por eso hay que situarse de forma perpendicular al sol (es decir, tener el sol lo más lateral posible). Con las gafas 3D polarizadas sucede el mismo fenómeno, ya que en cuanto dejamos de estar completamente frontales a la televisión vemos que no filtramos correctamente las ondas que genera la televisión.

Así que ya sabéis, si queréis usar correctamente un filtro polarizador en vuestra próxima foto, lo más importante es tener el sol lo más perpendicular posible a nuestro objetivo y encontrar la posición perfecta del filtro, ¡y a seguir disparando!

Imagen de portada | Michele M. F.

En XatakaFoto | Tres filtros imprescindibles para tus objetivos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos