Compartir
Publicidad

Experiencias de los editores de Xatakafoto y sus mochilas (I)

Experiencias de los editores de Xatakafoto y sus mochilas (I)
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace varios meses os dimos unos cuantos consejos para elegir la mochila adecuada, y hoy os queríamos ayudar un poquito más en vuestra elección, contando la experiencias de los propios editores de xatakafoto con sus mochilas.

Siempre es bueno tener constancia del uso que se le puede dar a cada modelo, sus ventajas e inconvenientes para así no llevarnos una sorpresa cuando empecemos a colocar nuestro equipo en su interior. Porque hasta que no se llega a casa, y comenzamos a organizarnos, no sabremos exactamente si hemos acertado con nuestra compra.

David Cabezón

Uso una mítica Lowepro Microtrekker AW en la que cabe buena parte del equipo. Es perfecta para moverlo de un lado a otro y para guardarlo en casa. Pero como dices, no siempre hace falta todo.

Al principio, cuando el equipo no era mucho, cargaba siempre con todo. Pero a medida que acumulas cachivaches el peso va rápidamente a más y no se hace cómodo cargarlo.

trekker

Así empecé a dejar cosas prescindibles en casa. Dejando sólo en la mochila lo que iba a usar, pero aún así me cansa mucho cargar un día entero con todo eso a la espalda mientras camino. Además no es del todo cómodo a la hora de coger cosas, cambiar objetivos… Cansa, te hace sudar y realmente llevas el equipo muy expuesto a manos ajenas.

Por ello, de un tiempo a esta parte tengo también una Lowepro Nova 170. En ella llevo estrictamente los objetivos y filtros que estime que voy a usar y la cámara directamente al hombro, en la mano o al cuello.

Cuando ni siquiera necesito mucha cosa ese día, me cabe todo en la bolsa: la cámara con un objetivo montado y otro adicional o el flash.

Si viajo llevo todo el equipo elegido en la mochila y la bolsa pequeña vacía en la maleta. Al llegar al destino dejo la mochila en el hotel y actúo como en casa con la bolsa pequeña.

Vicente Alfonso

Yo uso una mochila Tosland (bastante antigua) con correa para hombro, en la que entran todos mis accesorios, dos objetivos y la cámara más objetivo. Tiene varios bolsillos bastante útiles, aunque el principal problema, es que su tamaño no es lo suficientemente grande como para transportar un objetivo zoom de gran alcance.

La ventaja de tener sólo una correa para el hombro y su pequeño tamaño, es la comodidad de llevarla en paseos cortos por la ciudad. Pero si sales al campo y necesitas movilidad, puede ser bastante incómoda por el movimiento tan continio que produce al estar sujeta simplemente por una correa. En esos casos, siempre mejor mochilas con dos correas.

nova 170

Aparte tengo una bolsa rígida (también de una sóla correa) en la que puedo llevar la cámara con un objetivo medio o pequeño, una batería extra y alguna tarjeta de memoria. Generalmente la uso en el caso de que no vaya a realizar una salida de muchas horas o muy alejado de mi ciudad.

Aunque en general, si no voy de viaje y simplemente salgo por la zona, suelo llevar la cámara más el objetivo que me apetezca en ese momento, colgada del cuello sin más.

En el momento que tengo que salir fuera o salgo al campo, llevo siempre mi mochila Tosland. Ya que si no la llevo encima colgada, la dejo dentro del coche, no muy lejos del lugar de donde voy a sacar fotos. Así por cualquier imprevisto, tengo todo lo necesario a mano y evito llevar mucho peso encima.

Doctor Strangelove

Y como un caso único y especial, tenemos a Strangelove, que se considera anárquico en ese sentido.

Soy de cámara en mano o al hombro, siempre equipo ligero. Rara vez cargo con más de dos objetivos. Y cada vez uso más la compacta.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos