Publicidad

Así es que Google logra realizar capturas de astrofotografía en sus móviles

Así es que Google logra realizar capturas de astrofotografía en sus móviles
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La astrofotografía es una de las disciplinas fotográficas que requieren más preparación y herramientas especializadas. Sin embargo, con la evolución del procesado computacional y algoritmos de inteligencia artificial, muchas de las arduas labores están siendo superadas al punto de ser resueltas por el procesador de un móvil. Google nos muestra cómo en un post de su blog, contando cómo fue el proceso para llegar a un balance justo dentro de la captura.

Lo primero que habla son los parámetros en la exposición que encontraron. Al capturar imágenes nocturnas el principal reto es enfrentarse al ruido de la toma. Para contrarrestar este fenómeno, se debe dejar entrar más luz en el sensor. Sin embargo, escenas con más tiempo de captura van a capturar más movimiento, lo que puede producir bordes suaves; así el aparato se encuentre sobre un trípode, debido al poco tamaño y peso de un dispositivo móvil.

Estas largas exposiciones también comprometían el cielo, el cual comienza a generar un trazo de luz debido a la rotación de la tierra. Así que las fotografías de un Pixel no pueden superar los 16 segundos para evitar que se comiencen a producir líneas pronunciadas en la captura.

Screenshot 2019 11 25 At 11

Finalmente había que tener en cuenta el público, no son principalmente astrofotógrafos, sino consumidores de todo tipo de gustos. Así que, a nivel de mercado, nadie aguantaría más de cuatro minutos por una captura del cielo estrellado. Esto enfocó la realización del proceso a tener límites técnicos de máximo 15 exposiciones de 16 segundos para conseguir la mayor cantidad de información de ahí.

Para comodidad de los fotógrafos, Google creó un sistema de flujo de trabajo más cómodo. Al iniciar la captura, el dispositivo hace un par de capturas que permiten encontrar foco hacia el infinito. También, el dispositivo realiza una exposición del paisaje para que la persona pueda ver la escena y componer la toma. Una vez está todo ajustado, el usuario puede seguir con su captura.

Tras este proceso es donde entra a actuar la inteligencia artificial de Google. La red neuronal ha sido entrenada con más de 100,000 imágenes para identificar el cielo y el no cielo, lo que le permite dar un color y contraste adecuado para que se sienta la oscuridad de la escena. Por otro lado, esta IA es capaz de eliminar la mayor cantidad de ruido e identificar los elementos como nubes, y estrellas del cielo para darles más prominencia en la toma. A través de la sumatoria de información conseguida en las 15 capturas, la máquina es capaz de alinear y organizar la escena identificando las estrellas para no ser confundidas por píxeles y luchar contra el contraste tan alto entre luces adicionales en escena, luces del cielo y exposición general de la toma.

Como reporta DPReview, la compañía siempre recomienda un trípode o una superficie estable para colocar el dispositivo a capturar los astros. De esta manera se obtendrán resultados más nítidos. Esta función de astrofotografía se puede conseguir en los Pixel 4 y una versión reducida en los Pixel 3 y 3a.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir