Compartir
Publicidad

BBC The real Hustle: Oye tú, no me robes

Guardar
18 Comentarios
Publicidad

Quien me diría que en estas fechas estaría escribiendo un artículo de estas características. Siempre hubiera querido escribirlo desde la distancia, pero no es así. Hace poco sufrí el robo de mi mochila con cámara, unos objetivos, un flash y mi querido portátil, maletas, juguetes, zapatos de los niños y otros enseres, en el parking con vigilancia privada y cámaras de seguridad en el Ikea de Alcorcón, en Madrid, cuando volvíamos de vacaciones. Con el dolor que os podéis imaginar escribo estas líneas para tratar de ayudar a mejorar y ser más precavidos. A pesar de todas las posibles precauciones, todos estamos expuestos ante esta amenaza.

Los ladrones o amigos de lo ajeno, al igual que nosotros, distinguen perfectamente entre réflex, csc o evil, compactas, las mochilas de marcas prestigiosas y demás accesorios. Aunque a mi no me gusta, mucha gente se pasea por cualquier sitio o lugar con su flamante réflex colgada del hombro o saca su telemétrica Leica en cualquier sitio y la lleva de la mano. Ojo, porque también saben de telemétricas y lo que valen. Hace unos días un amigo me contaba que en Barcelona ya sabía o conocía de 4 robos de estas características.

Los ladrones saben qué buscar y por ejemplo, cuando hacemos una quedada con unos amiguetes y vamos a tomar un café, muchas veces se saca todo el equipo y empezamos a presumir ante los demás. Unos y otros. Cuidado, porque es muy fácil llevárselo.

Aunque en pixiq nos recomiendan el uso de mochilas específicas para equipos fotográficos, también los amigos de lo ajenos las conocen al igual que los maletines para portátiles. Por eso casi es mejor, aunque no lo evite en gran medida, el uso de mochilas, bolsos y maletines que sean lo más discretos posibles, en mi opinión, y así llamen menos la atención.

Otra cosa, que a mí me ha salvado, en gran parte es la realización de backups periódicos de nuestras fotografías tanto originales como editadas. Reponer una cámara es dinero, pero la información (las fotografías) tienen un valor sentimental incalculable. También puedes probar distintos servicios de backups online, de los cuales existen bastantes. Ya que en caso de sufrir esta desgracia es mejor estar precavido. Ah, y mírate bien las cláusulas de tu seguro de hogar y qué cubre. No es lo mismo robo con fuerza, robo con intimidación (atraco) o hurto. Además es conveniente tener asegurado específicamente el equipo fotográfico contra estos imprevistos. Cuestión ésta que investigaremos en próximas fechas tratando de ofreceros algunas posibilidades.

Video | Via Pixiq

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos