Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando nos ponemos a prohibir por prohibir ... prohibimos lo absurdo

Cuando nos ponemos a prohibir por prohibir ... prohibimos lo absurdo
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces se cae en el absurdo. Ya conoceréis seguramente lo absurdas que son algunas leyes en diferentes estados de los EEUU. Bueno pues en Londres van camino de batir algunos récords. Suponiendo que no se trate de algún retorcido montaje, según informa el British Journal of Photography, el fin de semana pasado el fotógrafo Tim Allen se dio cuenta de un cartel fuera de la estación de metro de Aldwych en Londres prohíbiendo el uso de las cámaras réflex digitales en dicha conocida estación abandonada. El letrero dice: “Debido a la combinación de alta calidad del sensor y de alta resolución las cámaras réflex digitales no están permitidas dentro de la estación”.

Analicemos la frase porque tiene miga. Puestos a decir tonterías y por ser respetuoso, prohibiciones como ésta representan en mi opinión un alto grado de desconocimiento de lo que es la fotografía. Decir que se prohibe el uso de réflex por su calidad en definitiva es tan absurdo como negar que dos y dos son cuatro. Pero ya oímos de prohibir el uso de trípodes durante los próximos Juegos Olímpicos de Londres o que hace un par de años la policía de Londres se dedicase a borrar compulsivamente cualquier fotografía a los turistas. ¿Se persigue la actividad profesional? ¿se persigue al aficionado que se apasiona con descubrir lugares abandonados? ¿se persigue la fotografía? ¿Qué se pretende, la conservación del lugar? Pues aún siendo esto último no creo que sea la mejor manera.

Desde el British Journal of Photography (BJP) se han puesto en contacto con la portavoz del Museo del Transporte de Londres, entidad que gestiona la estación abandonada que explicaba la prohibición en estos términos remitiéndose a los billetes: “Los términos y condiciones de los billetes para visitar la estación de Aldwych establecen claramente que las cámaras réflex no están permitidas porque están clasificadas como material profesional”. No sé a partir de cuántos euros esta señora considerará profesional entonces una réflex. Por otro lado, según hablábamos entre los editores, llevar una NEX-5n, por ejemplom con más un sensor de mayor calidad y resolución que el 80% de las réflex que vemos por las calles hoy en día no supone saltarse prohibición alguna. Problema resuelto o no. Absurdo.

La portavoz añade en su extravagante reflexión, digna de una tesis doctoral que la gente que va con cámara réflex y/o lleve trípode no hacen más que retrasar al resto de viajeros y que como es un horario muy apretado pues han decidido prohibirlo. No quiero pensar en los usuarios de sillas de ruedas, los que vayan con niños o personas mayores. No sé qué tendrá que decir la portavoz sobre ello. Seguramente, ante la duda los prohibe a todos. En fin.

Para finalizar, deciros que BJP ha presentado una denuncia para exigir la Libertad de Información a la Entidad gestora del Transporte de Londres, solicitando toda la información relativa a la decisión de prohibir las réflex digitales en la estación de metro de Aldwych.

Via | British Journal of Photography

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos