Publicidad

'Death by Selfie', el mundo del selfie según el fotógrafo de la agencia Magnum Martin Parr
Actualidad

'Death by Selfie', el mundo del selfie según el fotógrafo de la agencia Magnum Martin Parr

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Martin Parr fue director de la agencia Magnum. Supuso un cambio de dirección de la antigua agencia y permitió la entrada de nuevos fotógrafos con un punto de vista distinto al más puro fotoperiodismo en blanco y negro.Este mes presenta su nuevo libro 'Death by Selfie' en el que analiza el fenómeno de los selfies como nueva forma de comunicación y con su peculiar estilo.

Las estadísticas hablan por sí solas. En la India murieron solo en 2017 68 personas por culpa de arriesgarse demasiado a la hora de hacerse un selfie. De aquí viene el título de este nuevo proyecto que ha presentado este mes en forma de libro. Si él es el autor nos podemos imaginar la ironía, marca de la casa, que despliegan todas las fotografías del libro.

Martin Parr no es crítico con esta costumbre que invade las calles de las ciudades y los pueblos, los museos y todo lugar donde merezca la pena fotografiarse a si mismo integrado en el entorno. Habla sobre ello con un evidente sentido del humor y el sarcasmo. En la propia página de la agencia Magnum le hacen una entrevista de la que podemos sacar interesantes conclusiones sobre una forma de fotografiar que se ha convertido en algo cotidiano.

El selfie es la forma más fácil de enseñar a los demás que estás en un sitio inolvidable, con gente maravillosa y que sin embargo no has tenido más remedio que hacerte la foto a ti mismo. Es el canto a la individualidad de la sociedad. El famoso 'yo he estado aquí' de los turistas elevado a la enésima potencia.

Parriii Martin Parr 2015 GB. England. London. Imperial War Museum. 2015

Ha cambiado la forma de relacionarse y de enseñar el mundo. La gente ya no dice que está ahí, sino que tiene que demostrarlo incluyéndose en la fotografía gracias a la cámara frontal de los teléfonos móviles. Es una nueva forma de exhibición en muchos casos. Aunque confío que muchos lo hacen para tener una especie de diario personal.

'Death by Selfie', el libro

Martin Parr lleva más treinta años fotografiando el fenómeno del turismo. Es su tema y el color su estilo. Empezó, como tantos otros fotógrafos, con el blanco y negro. Como no podía ser de otra forma le influyeron Garry Winogrand y Robert Frank. Pero ese tono irónico se puede observar ya en 'Los inconformistas'. Es la marca de la casa.

Parr Martin Parr INDIA. Mumbai. Chowpatty Beach. 2018.

El color le llegó a través del trabajo de John Hinde, un fotógrafo británico cuyo trabajo alimentaba el mercado de postales tan característico de aquellos años sesenta y setenta. Además estaban empezando a sonar los fotógrafos que apostaron por el color, como Joel Meyerowitz, Stephen Shore o William Eggleston. Él vio el camino que debía seguir y se desprendió de todos los convencionalismos aprendidos.

Se pasó a la película en color de aficionados, colocó un flash en la cámara para dispararlo en todo momento y saturar el color hasta el extremo. Y agudizó hasta límites insospechados su ironía que podemos disfrutar en 'Death by Selfie'.

Parrii Martin Parr Dun Aengus. Inishmore. County Galway. Ireland. 2016. © Martin Parr | Magnum Photos

Cuando apareció el teléfono móvil muy poca gente se atrevía a hacerse una foto con él. Y el palo selfie era considerado como un objeto hortera. Pero hoy en día, como ha podido observar el autor, es algo común en los lugares turísticos y le han permitido sacar siempre la cara de los visitantes, pues ya miran en dirección contraria al monumento e ilustran a la perfección las imágenes de Martin Parr.

Parece sencillo, apenas un truco de magia infantil, pero pocas personas han sido capaces de acercarse a su forma de ver la realidad. ¿Es elitista? ¿trata a todos por igual? ¿se considera él mismo uno más dentro de la parafernalia turística? Creo que nos ve como somos realmente. Todos iguales.

Como siempre ocurre con su trabajo parece que las fotografías están hechas por aficionados. Pero si las observamos una detrás de otra descubriremos con absoluta facilidad el guion que trasmite la idea del autor. Parece sencillo, apenas un truco de magia infantil, pero pocas personas han sido capaces de acercarse a su forma de ver la realidad. ¿Es elitista? ¿trata a todos por igual? ¿se considera él mismo uno más dentro de la parafernalia turística? Creo que nos ve como somos realmente. Todos iguales.

Así que no nos queda más remedio que esperar a ver en las librerías este libro que será, como siempre, alabado por unos y denostado por otros. El tiempo nos dirá cuál es su papel dentro de la historia de la fotografía.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios