Compartir
Publicidad
Publicidad

El iPhone 4S está en la calle y con él llegan las primeras pruebas reales de su cámara

Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Creo que todos tenemos claro que la cámara de un dispositivo móvil no será capaz de sustituir nunca las posibilidades que nos puede ofrecer una cámara réflex o una compacta de gama media-alta. Pero si hace cinco años discutíamos sobre la cámara del N95 y su óptica Carl Zeiss, ahora llega el turno del iPhone 4S y su nueva cámara de 8 megapixels. Evidentemente nos encontramos ante una misma situación. Pero ni cabe decir que con un poco de “maña” los resultados pueden ser sorprendentes y para muestra un botón representado en el vídeo que acompaña estas líneas.

Pero es que nos encontramos ante una situación en la que un dispositivo como un teléfono móvil, suple la evidente carencia de su sensor (debido a las limitaciones propias de un dispositivo de estas características) con el respaldo de un procesador como el A5 que posee detrás. El es responsable de los resultados de esta cámara, puesto que ofrece un estabilizado de imagen y una velocidad de captura nunca vistas antes en un dispositivo de estas características.

¿Pretendo insinuar que el iPhone llegará a hacer sombra a las cámaras compactas? Evidentemente no, aunque estas no poseen un futuro muy halagüeño con la aparición de las “mirrorless”. Lo que si está claro que seguirá popularizándose cada vez más en servicios 2.0 como Flickr o Instagram. Aunque el nuevo iPhone trae “de serie” sistemas de estabilización de imagen, ya existen opciones a modo de aplicaciones para estos menesteres.

Los ejemplos que puedes ver en el vídeo están realizados con la aplicación Luma, que actualmente se encuentra gratuita en la App Store y desde la cual podremos grabar vídeos con estabilizador de imagen. Desde el Blog de Steve Huff podemos ver una comparativa entre la NEX-7 de Sony, la X100 de Fuji y el iPhone 4S, solo comparando la misma imagen sacada desde diferentes dispositivos y la verdad es que el iPhone no sale tan mal parado.

No, evidentemente no voy a tirar mi dSLR a la basura, pero tengo ganas de probar esta nueva cámara y ver sus resultados. Quien sabe, tal vez se convierta en el complemento perfecto para cuando no quieres cargar con algo tan pesado y necesitas retratar “ese momento”.

En Xataka | iPhone 4S, ¿el terror de las cámaras compactas? En Applesfera | Curso de fotografía con iPhone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos