Compartir
Publicidad
Publicidad

Fotografía de Boda: Demanda y corre

Fotografía de Boda: Demanda y corre
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Así de absurdo cuando leas todo. Una historia en la que todos parecen culpables. Y es que ayer descubría esta noticia a través New York Times. Podremos pensar que, como casi siempre, estos americanos son así. Que están locos y lo demandan todo. Pero creo que se pasan un “poquito” ¿no?. Resulta que tras una boda en Manhattan, el novio al ver las fotos de la boda descubre que falta el momento del último baile y el lanzamiento del ramo. Motivos estos suficientes para, según él, demandar al fotógrafo. Lo que pide no es solamente el reembolso de los 4.100 dólares que costó la cobertura fotográfica del evento sino también otros 48.000 dólares para “recrear” de nuevo la boda entera, incluyendo gastos de viaje para volver a Nueva York y que la boda, claro, sea fotografiada por otro fotógrafo. En total la demanda es por los últimos quince minutos que al parecer se han perdido. Pero de lo que les pudo pasar a los tres fotógrafos, que al parecer cubrían la boda, no sabemos nada. Tampoco sabemos si en compensación, por ejemplo, se pudo ofrecer un postboda o cualquier otra cosa.

Así contado puedes pensar que hay algo que no termina de cuadrar. No se vayan todavía aún hay más. La boda se celebró en 2003 pero es que ahora están ¡divorciados! Y además la ex-exposa se encuentra en paradero desconocido, se supone que ha regresado a su país natal Letonia, pero solo se supone. De película. Comedia, drama o tragedia, decide tú. Bueno ya sabemos que lo puede hacer sin la novia, luego se añade con Photoshop y listo, ¿verdad? Además algo tendrá que opinar ella en todo este asunto también, digo yo. Ironías aparte, la Corte de Manhattan ha rechazado casi todos los puntos de la demanda, pero ha admitido a trámite parte de ellos para estudiar si lo que ha habido es un incumplimiento de contrato. El novio argumentaba su demanda en estos términos: “... estamos muy contentos con el acontecimiento de la boda y nos gustaría haberla documentada para la eternidad, para nosotros y nuestras familias”.

Todo esto contado así es rocambolesco, pero todos sabemos que igual que hay grandísimos fotógrafos que realizan su labor con esmero y dedicación hay otros que son muy dejados y no cumplen las expectativas de lo acordado. También sabemos que existen accidentes y sabemos las cosas deben hablarse y razonarse. Y, por el otro lado, hay clientes exigentes, clientes satisfechos, clientes dejados y hasta clientes exagerados. Con ello no quiero defender ni a una parte ni a otra. Simplemente dejaros mi impresión de que, a veces, las cosas se pueden hablar, dialogar y llegar a acuerdos. Lamentablemente evolucionamos hacia una sociedad … en fin, que hay como todo en la vida: malas y buenas experiencias. Como os decía ayer: “Always look on the bright side of life”. La vida sigue.

Via | The New Yor Times

Fotografía de Portada | Christian Pérez en nuestro grupo de flickr.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos