La mayor cámara digital del mundo (3,2 gigapíxeles) está ya cerca de empezar a tomar imágenes del cielo profundo

La mayor cámara digital del mundo (3,2 gigapíxeles) está ya cerca de empezar a tomar imágenes del cielo profundo
Sin comentarios

La que será la cámara digital más grande del mundo, con una resolución de 3,2 gigapíxeles, ya está casi lista para ser instalada en la cima de Cerro Pachón, una montaña del norte de Chile, en el Observatorio Vera C. Rubin. Allí permitirá, en conjunto con el telescopio asociado, escanear el cielo con la misión de ayudar a los científicos a obtener conocimientos sobre la Vía Láctea, la materia oscura y otros fenómenos astronómicos.

Esta enorme cámara forma parte del proyecto LSST (Large Synoptic Survey Telescope), el que debería ser el mayor telescopio de prospección sinóptica del mundo y ya hace tiempo os hablamos de su enorme óptica cuya lente principal mide un metro y medio (aprox) de diámetro y se complementa con otras dos lentes más pequeñas y con un conjunto de filtros diseñados para cubrir seis bandas de longitud de onda.

Las ópticas fueron diseñadas por el Lawrence Livermore National Laboratory y construidas por Ball Aerospace and Technologies Corp y se están ensamblando actualmente en el SLAC National Accelerator Laboratory de California, sobre una estructura que fue diseñada y fabricada en España.

En cuanto al sensor de esta gigantesca cámara, la matriz de plano focal comprende 189 sensores CCD 4Kx4K de 16 MP con píxeles de 10 µm. Los sensores están agrupados en matrices de 3 x 3 llamados rafts ("balsas") que son idénticas y que se pueden utilizar por sí solas como una cámara de 144 megapíxeles. El conjunto de la cámara dispone de 21 de estas "balsas" para proporcionar un total de aproximadamente 3,2 gigapíxeles.

La cámara tiene unas medidas aproximadas de 1,65 por tres metros y un peso de casi 2.800 kilos, e incluye un mecanismo para cambiar de filtro y un obturador. Va colocada en el medio del telescopio con un sistema para evitar el viñeteado óptico y montada sobre una rejilla de carburo de silicio dentro de un criostato de vacío, con un complejo sistema térmico que mantiene los CCD a una temperatura de funcionamiento de -100 ºC, ya que es importante contralar la disipación de calor para limitar los gradientes térmicos que deforman la lente en la luz entrante.

Según sus creadores, una vez operativa (esperan que en enero de 2023), la cámara escaneará el cielo durante toda la noche y podrá realizar un estudio uniforme y profundo del espacio, realizando unas 200 mil fotografías por noche y más de 5,2 millones de exposiciones en diez años. Gracias a ello producirá datos de una calidad extremadamente alta con un tiempo de inactividad y un mantenimiento mínimos.

Camera Shutter Copia
El obturador de la cámara. Foto de Rubin Obs/ NSF/ AURA

Eso sí, los datos recogidos llegarán a una friolera de 15 terabytes de datos cada noche (en promedio), lo que resultará en un conjunto de datos sin comprimir de 200 petabytes en total en diez años. A pesar de ello, el sistema está preparado para procesar los datos de la imagen casi en tiempo real y la información será compartida con científicos de todo el mundo.

Lsstexploded
Todos los componentes que forman la gigantesca cámara. Foto de Rubin Obs/ NSF/ AURA

Más información | Vera C. Rubin Observatory

Vía | Petapixel

Foto de portada | Rubin Obs/ NSF/ AURA

Temas
Inicio