Publicidad

Samsung Galaxy S7 Edge, probamos qué tal se porta su cámara en tomas nocturnas
Actualidad

Samsung Galaxy S7 Edge, probamos qué tal se porta su cámara en tomas nocturnas

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Si eres de los que no se conforman con ver las fotos en la pantalla de tu móvil o compartirlas en Facebook e Instagram, o simplemente quieres tomar imágenes en situaciones “difíciles” como las tomas nocturnas, seguramente pienses que un móvil no te sirve. O no... Ése es precisamente el reto que nos planteó Samsung. ¿Es suficientemente buena la cámara de su flamante Galaxy S7/ S7 Edge para que nos olvidemos definitivamente de las compactas?

Desde hace años, los fabricantes de teléfonos móviles insisten en su idea de desterrar al cajón de los recuerdos las cámaras fotográficas compactas. Y no les vamos a negar que lo están consiguiendo, porque sólo hace falta darse una vuelta por cualquier lugar turístico para constatar que mucha gente ya sólo hace fotos con el móvil. Sin embargo, la cosa cambia si hablamos de aficionados a la fotografía que buscan algo más, como por ejemplo obtener tomas que luego sirvan para sacar copias en papel de cierto tamaño.

Samsung S7 Edge Toledo1 Foto obtenida a partir de un RAW con un leve procesado para eliminar el ruido.

Sensaciones de uso

No nos vamos a extender en contar las características de la nueva cámara porque es algo de lo que ya hemos hablado, pero sí conviene recordar que los coreanos han dado marcha atrás en la carrera de los megapíxeles, retrocediendo desde los 16 del Galaxy S6 hasta sólo 12 Mpíxeles del nuevo captor. Eso sí, a cambio se ha ganado en el tamaño del sensor y en luminosidad al incluir una lente con apertura máxima de f /1,7, lo que evidentemente repercute a favor de la calidad de las imágenes.

Así que vamos a contaros nuestras impresiones en la ruta nocturna que realizamos por la monumental ciudad de Toledo. Armados con un S7 Edge, el de la pantalla curvada, la idea era probar si realmente su cámara es tan buena como para que nos haga olvidarnos definitivamente de las compactas.

Samsung S7 Edge Toledo4 Foto obtenida a partir de un RAW con un leve procesado para eliminar el ruido.

Con el Galaxy S7 Edge en la mano, lo primero que se disfruta es la calidad de su pantalla, que además con su característica curva le otorga un aspecto muy atractivo. Claro que lo de la curva no parece la mejor idea para hacer fotos. Me explico. Sobre el terreno, teniendo muchas veces que hacer tomas rápidamente para no quedarnos rezagados del grupo, de pronto nos dimos cuenta de que el móvil no respondía a veces al tratar de hacer zoom o incluso disparar.

Rápidamente nos dimos cuenta de que la culpa era nuestra por manazas, es decir, por coger el teléfono de tal manera que alguno de nuestros dedos tocaba alguna parte de la superficie curva de la pantalla haciendo que se bloquearan las funciones de la cámara. Así, es importante cogerlo por los extremos para evitarlo. Claro que la experiencia sufrida nos lleva a una primera conclusión: Si vamos a utilizarlo profusamente para tomar fotografías (y es una prioridad para nosotros), seguramente sea mejor hacernos con el modelo sin pantalla curvada, que tiene una cámara idéntica y no sufre este problema.

Samsung S7 Edge Toledo2 Foto obtenida directamente del móvil en formato JPEG.
Samsung S7 Edge Toledo2 detalle Recorte al 100% de la foto anterior.

Y ya que estamos con las pegas, ahí va la otra que hemos visto. Una vez abierta la cámara, tenemos la opción de elegir entre distintos modos de toma (Auto, Pro, Enfoque selectivo, Panorámica… y así hasta 10 diferentes), y nosotros, cómo no, elegimos el modo Pro. Éste nos permite ajustar elementos tan clave como el ISO, la velocidad y el ajuste de blancos, pero sobre todo es el que tiene la llave para poder hacer tomas en RAW (en formato DNG).

Pues bien, como en nuestro recorrido tuvimos que bloquear el móvil muchas veces (como ocurriría en un uso normal), no nos gustó que al desbloquearlo para volver a la cámara lo hiciera casi siempre al modo Auto, obligándonos a tener que seleccionar el Pro (y haciéndonos perder tomas en RAW cuando no nos dimos cuenta). Esto no ocurrió en todos los casos, pero sí en la mayoría, incluido cuando usamos la opción que tiene el S7 de que con un doble clic en el botón de inicio se pueda acceder directamente a la cámara. Una característica muy útil pero que en este caso nos lleva siempre al modo Auto, ya que ésta parece ser la opción por defecto.

Por lo demás, la experiencia de uso nos sirvió para comprobar su rápido enfoque y la capacidad de la cámara para desenvolverse en tomas con poca luz, gracias a las características comentadas de su luminosa lente y su sensor de doble píxel.

Samsung s7 edge toledo3b Foto obtenida directamente del móvil en formato JPEG.

Resultado de las tomas

Lo dice la prestigiosa DxOMark: La cámara del S7/ S7 Edge es la mejor cámara de móvil que se haya hecho hasta ahora. Nosotros no somos nadie para rebatirlo, y podríamos decir que estamos de acuerdo, pero siempre que no nos lo tomemos al pie de la letra, porque no deja de ser eso, un teléfono.

Si con buena luz las fotos ofrecen un elevado nivel de detalle, cuando la luminosidad baja la cosa empieza a cambiar, como era previsible, y aparece el temido ruido. En pantalla del terminal, el ruido es casi imposible de advertir por el procesado que se realiza de los JPEG; Pero en un monitor, y usando los archivos DNG sin procesar, vemos que incluso a ISO 80 los niveles son algo más elevados de lo esperado, tanto en luminancia como en crominancia. Aunque bastante corregibles, que todo hay que decirlo. Por supuesto, si subimos la sensibilidad el ruido se dispara, con lo que sería recomendable no pasar de los 400 ISO.

Samsung S7 Edge Toledo Raw Ejemplo de recorte al 100% de una foto en DNG a ISO 640 y antes de aplicar ninguna corrección de ruido en Lightroom.

El mayor tamaño de los píxeles y su gran abertura ayudan mucho a conseguir fotos nocturnas que serían imposibles con otros móviles, aunque el agarre (que en un móvil no es el mejor para la estabilidad) no es que ayude mucho. Hubiera sido interesante tener más tiempo para hacer tomas con el S7 y al mismo tiempo con una compacta, para comparar los resultados, pero no nos cabe duda de que estarían a la par.

Y es que no debemos olvidarnos para quién está dirigido este smartphone, desde luego no a fotógrafos. Así, su uso no debería ir más allá que el que se le exigiría a una compacta. En conclusión, sí, posiblemente es la mejor cámara que se haya visto en un móvil. Pero no, no deja de ser un móvil. Puede sustituir perfectamente una compacta sin muchas pretensiones, pero desde el punto de vista de un fotógrafo más o menos avanzado, no esperemos milagros en un sensor y lentes de este tamaño.

Samsung s7 edge toledo5 Foto obtenida a partir de un RAW con un leve procesado para eliminar el ruido.

Por cierto, aunque no tuvimos tiempo de probar todos los modos de toma sí que lo hicimos del panorámico aprovechando el lugar. Y lo que pudimos constatar es su sencillez de uso y un resultado notable. Abajo tenéis una toma obtenida en este modo (además de una galería de fotos tal y como salieron del móvil en JPEG), aunque sin duda lo más espectacular es verlo en la pantalla del móvil aprovechando la animación que el propio smartphone realiza de las fotos tomadas de esta manera.

Samsungs7edgetoledo6
Foto obtenida en el modo panorámico.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir