Publicidad

Tres fotógrafos rusos se enfrentan a tres años de cárcel por sacar fotografías nocturnas desde la cima de Gran Pirámide de Keops

Tres fotógrafos rusos se enfrentan a tres años de cárcel por sacar fotografías nocturnas desde la cima de Gran Pirámide de Keops
25 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En todo hay un límite, nos guste o nos guste. Todos nos saltamos alguno de vez en cuando. Tal vez muchos de nosotros habríamos soñado con poder realizar alguna de esas nocturnas desde la cima de una de las grandes pirámides de Egipto. No es que las imágenes posean un gran valor fotográfico en cuanto a la técnica, creatividad o composición de las mismas pero sí lo poseen por su exclusividad.

No han bastado las disculpas, según comenta la CNN, para el gobierno egipcio que ha presentado cargos contra los tres jóvenes rusos que han realizado estas fotografías y que se enfrentan a una posible condena que podría llegar a los tres años de cárcel. Aprovechando el horario cerrado al público y escapando de la vigilancia de los guardias treparon a la pirámide de Keops y realizaron unas pocas fotografías nocturnas desde la cima, algo que está totalmente prohibido por las normas egipcias.

Aún así estos jóvenes rusos no es la primera vez que se enfrentan a estos problemas ya que suelen recorrer el mundo buscando lugares poco accesibles y sacar fotografías desde allí.

Según informa la agencia Europa Press, en un correo electrónico enviado a la cadena de televisión estadounidense CNN, Makhorov explica sus razones para burlarse de las normas, y se disculpa ante Egipto y el mundo. Asegura que siempre se ha sentido atraído por Egipto y que tras presenciar el espectáculo de láser de las pirámides, percibió un sentimiento de "fascinación" irrefrenable que le hizo subir a la pirámide.

"Fue agotador, pero la idea de que íbamos a ver algo espectacular nos dio alas", justificó el joven. Reconoce que subieron rápido y en silencio en poco más de 20 minutos donde se quedaron "sin aliento por las vistas". "Lo que vi desde allá arriba era la séptima maravilla del mundo. Tratamos de capturar la belleza de los paisajes en las fotos, para que los demás también pudieran ver este magnífico panorama", explicó el fotógrafo que se disculpó por el ascenso asegurando que no quería insultar nadie sino que "estaba siguiendo un sueño".

¿Valen unas disculpas así para burlarse de cualquier norma por irracional que nos parezca o esto justifica el poder saltársela? ¿Existe justificación para no permitir a nadie subir allí arriba y sacar alguna fotografía como, por ejemplo, la gente(¿?) hace en París desde lo alto de la Torre Eiffel o en Nueva York desde el Empire State? - nótese la ironía - El debate os lo dejamos a vosotros que seguro que lo juzgaréis bien.

Galería de fotografías y foto de portada | Raskalov Vía | Europa Press | Diario Público

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir