Compartir
Publicidad
Publicidad

Comparativa de las réflex avanzadas más interesantes del momento (o ¿cómo compré mi Nikon D90?)

Comparativa de las réflex avanzadas más interesantes del momento (o ¿cómo compré mi Nikon D90?)
Guardar
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Foto | Richard Miles

Ya os hablábamos el otro día de las réflex de iniciación más interesantes del momento. Hoy vamos un paso más allá y os presentamos las réflex avanzadas que mejor representan el mercado actual. En próximos artículos hablaremos de la gama semi-profesional y de las tope de gama.

Aunque la Nikon D90 pertenecería a un grupo algo más avanzado, gracias a sus casi dos años de vigencia en el mercado y su precio tan atractivo, la hacen una candidata perfecta para esta comparativa. En el caso de Canon, con la 550D, tenemos un modelo orientado al usuario básico en el escaparate de Canon, pero que debido a su precio y prestaciones, la podemos equiparar a un modelo avanzado.

Sin más, os dejo con la tabla comparativa de los modelos que hemos elegido:

comparativa-reflex.jpg

Hablando de especificaciones concretas, en el caso del estabilizador, menos Canon y Nikon, todas las firmas apuestan por integrarlo en el cuerpo. Esto tiene sus ventajas e inconvenientes. Si tenemos el estabilizador integrado, los objetivos serán más baratos al ahorrarse este mecanismo. Además, cualquier objetivo, por viejo que sea, gozará de esta función. Sin embargo, el sistema de Canon y Nikon, que obliga a llevar estabilización a cada objetivo, permite que el estabilizador esté calibrado para cada objetivo y así el rendimiento sea superior.

En cuanto a los puntos de enfoque, Nikon y Pentax ganan por goleada con 11. Además, Nikon tiene un sistema de seguimiento en 3D en el que sigue al sujeto en movimiento que hayamos enfocado previamente con el disparador a medio pulsar. Aquí, Olympus pierde con 7 puntos y el resto se conforman con 9.

La velocidad de ráfaga es algo a lo que no le das mucha importancia hasta que lo pruebas. Yo quedé fascinado con los 4,5 fps de mi D90, pero la Pentax la supera y se atreve hasta con 5,2 fps. Aunque parezca contradictorio, la Canon pierde en este punto, conformándose con tan sólo 3,7 fps.

Foto | Axel Bührmann

En cuanto a la cobertura del visor réflex, es algo que no tiene mucha relevancia cuando hablamos de valores cercanos al 100%. No he podido probar personalmente los visores de cada una de las réflex. Pero puedo decir que el de la D90 es bastante más luminoso y grande que el de una Panasonic L10 que pude probar hace más de un año. A pesar de todo, Pentax vuelve a ganar aquí con una cobertura del 100%, siendo la única de la comparativa que lo consigue.

Como conclusión, me gustaría decir que en mi caso personal, fue con estas cámaras entre las que estuve barajando para finalmente hacerme con la Nikon D90. Sus alabadas prestaciones y rendimiento, además del sensor heredado de la D300 me hicieron tenerlo bastante claro.

Además, con un precio tan ajustado para la cámara que es, me hizo no pensarlo dos veces. Con un presupuesto de 1000 Euros, me compré la D90 en El Corte Inglés y el seguro de 4 años por 60 Euros.

Foto | WJGS Design

Quizás la Pentax habría sido una buena candidata a acabar en mis manos, pues sus especificaciones, precio y calidad lo valían. Pero quizás, la fama y el renombre de Nikon, me hizo decantarme por el gigante nipón amarillo.

La Canon EOS 550D aún no había salido al mercado cuando me compré la D90. Aún así, su sensor no es tan bueno como el de la Nikon ni el cuerpo está tan bien acabado. Aunque en el apartado de vídeo, se pasa por la piedra a todas sus competidoras. Además, su cuerpo compacto, la hacen una buena opción para el que quiera una réflex que grabe vídeo y que sea pequeña.

Foto | Gerard Arcos

Si nos fijamos en la Sony, poco tiene que aportar y destacar sobre el resto. Quizás su pantalla giratoria, el estabilizador integrado y rápido Live View la hagan ganarse el cariño de algún consumidor, pero personalmente no me parece atractiva. Lo más curioso es que Sony, una de las marcas más punteras en cuanto al mercado de vídeo, no tenga todavía una réflex que grabe vídeo, cuando casi todas sus compactas ya lo hacen a Full HD.

Por último, la Olympus es la réflex con sensor más pequeño, pues es Cuatro Tercios. Aquí es donde demostrará su peor rendimiento a altas sensibilidades que sus competidoras podrán superar sin problemas. Aún así es la más barata y liviana de la comparativa.

Foto de cabecera | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos