Compartir
Publicidad

iPhone 5S, análisis fotográfico

iPhone 5S, análisis fotográfico
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del iPhone 5S y todas sus características, ya se han hablado líneas y líneas sobre nuevo modelo de gama alta de los chicos de Cupertino. El terminal, con un acabado muy similar al de su predecesor y con algunas características muy parecidas, ha pasado por nuestras manos para analizar uno de los puntos que siempre atrae a todo amante los smartphones... su cámara. Si estáis pensando en actualizar o dar el salto a Apple por algo como su cámara vamos a mostrar algunas de las funciones que nos puede ofrecer; para así mostraros, con más claridad, tanto sus puntos fuertes como débiles.

La nueva cámara del iPhone 5S

Hablar de la cámara de este nuevo iPhone 5S es hacer referencia ineludiblemente a la cámara de su predecesor (iPhone 5), observando que; a pesar de mantener los 8 megapíxeles, monta un nuevo sensor un 15% más grande con unos fotodiodos de un tamaño de 1.5 micrones. La mejora de la óptica, tanto en prestaciones como calidad, nos muestran un diafragma (f) de 2,2 como apertura máxima.

Sensor iPhone 5S

Con dichos avances generales, dentro del apartado técnico, han pretendido mejorar el rango dinámico y a la par que conseguir mejores resultados en condiciones de baja luz. Pero a pesar de esto, Apple sigue sin equipar a su smartphone con una estabilización óptica. Un punto que, muchos echarán en falta tras ver como muchos de sus competidores no escatiman en incorporarlo, e incluso promocionarlo como gran característica.

Otros aspectos que se han mejorado (y de manera apreciable) son los 15 puntos de enfoque automático junto con la ráfaga de hasta 10 fps que es capaz de realizar. Ambos puntos son, sin duda, dos características muy importantes para conseguir un plus hacia el resto de los smartphones con los que compite en su gama. La ráfaga es una característica muy importante para no perder la foto deseada, lo mismo que ocurre con el enfoque automático de iPhone, el cual siempre ha sido catalogado como uno de los mejores dentro del mercado.

Fotografía simple pero efectiva

Pasan los años y parece que Apple sigue con su mismo modelo... si los automatismos funcionan para qué cambiarlo. Exactamente eso es lo que han vuelto a hacer con este nuevo modelo, el cual no cambia en absoluto nada si lo comparamos a cualquier otro que lleve incorporado el recién estrenado iOS 7.

Cámara iPhone

Los controles de la cámara siguen siendo los mismos que en cualquier iPhone con el nuevo sistema operativo (como ya comenté incluyendo un botón físico para disparar). Por tanto, nada de modos manuales ni semiautomáticos. Todo lo que acontece en el smartphone son mejoras técnicas, las cuales ofrecerán mejores posibilidades a la hora de conseguir la buscada instantánea. Para muchos, sigue siendo una pena que sigamos sin tener la opción de elegir la ISO, apertura u obturación a nuestro antojo desde la aplicación nativa (se pueda cambiar con otras apps cambiar algunos parámetros); pero parece que para Apple es un tema carente de importancia.

Fotografiar con este nuevo iPhone 5S, por tanto, es simple e intuitivo a la vez que rápido gracias a su velocidad de obturación, a pesar de que haya otros competidores con mejores velocidades. Desde Apple, el día de su presentación, dejaron patente que lo único de lo que nos teníamos que hacer cargo era de "apuntar", pues de hacer la fotografía ya se encargaban ellos. Palabras que dejan claro como se concibe la fotografía para ellos. Sencilla.

Filtros

Bajo mi experiencia realizando fotografía móvil con este tipo de terminales, debo decir que esta nueva cámara ha mejorado en algunos aspectos el enfoque (se consolida con más rapidez al posicionar el dedo); aunque a mi juicio con la aplicación nativa escasean gran cantidad de posibilidades. A pesar de ello, la distancia mínima de enfoque ha sufrido un pequeño progreso pudiendo a cercanos un poco más al objeto a fotografiar.

Otro aspecto a tratar, y que querría resaltar, es su método de medición. Aunque parece que la precisión del punto ha mejorado, sigue pareciéndome que aún, la aplicación nativa, podría dar mayores resultados de los que da actualmente, sobre todo si lo comparamos con aplicaciones de terceros.

El tamaño de sensor importa

Es obvio que el tamaño en este caso importa, sin duda. Una de las principales novedades de esta cámara es la nueva extensión de su sensor. Aunque a priori, muchos ojos sólo ven los 8 megapíxeles que posee, dejando claro que el iPhone 5 (5C) y el iPhone 5S son terminales con cámaras casi idénticas, la realidad es bien distinta. En el aspecto de megapíxeles es cierto que ambos terminales son iguales, no hay duda, los números están ahí. Pero como no es lo mismo meter a 8 personas en un piso de 50 metros cuadrados que en uno de 180... la diferencia llega en este punto.

Luz Diurna
Fotografía Luz Diurna

El comportamiento del captor es algo mejor que el del iPhone 5, y no sólo en en situaciones de baja luz. El sensor consigue tomas más nítidas, a la par que unos colores más vivos. Cierto es que, uno de los grandes baluartes de Apple es conseguir un procesado de la imagen a posterior a la captura más que aceptable y, por tanto, no hay duda que eso genera una gran abanico de posibilidades para aquellas personas que quieran sacar un buen JPEG directamente sin necesidad de mayor edición (recordemos que a una resolución de 3264 x 2448 cuanto mejor salga el archivo de origen menos posibilidades de deteriorar su histograma rebajándonos la resolución).

El rango dinámico del sensor es mayor que el de su predecesor, y eso nos hará que con una correcta medición podamos sacar algo de más partido al sensor. Ni que decir que, con aplicaciones "no nativas" vamos a poder exprimir algo más esta posibilidad.

Fotografía nocturna
Muestra nocturna y recorte al 100%

Uno de los aspectos que Apple ha solucionado en este nuevo terminal es el molesto flare rosado producto de la sobreexposición en altas luces, el cual generaba una gran cantidad de aberraciones cromáticas. Este avance es producto de una mejora en la conjunción de sensor y lente.

Uno de los puntos negativos de mantener un sensor con el mismo número de pixeles es que, para aquellos que decidan usar el terminal para realizar copias impresas de sus tomas, van a tener que tener más cuidado a la hora de componer la escena y sacarlas lo más cercana a la finalmente deseada. Todo esto venía ocurriendo desde el iPhone 4S, pues Apple no ha modificado el número de pixeles de su sensor desde entonces. Esta situación es algo que, posiblemente, para aquellos que quieran usar el terminal para estos fines se han podido sentir algo decepcionados (incluyéndome), y más viendo al resto de competidores de su gama. Pero ya se sabe, Apple sigue apostando por un terminal al gusto de "todos".

Muestra iPhone 5S
Contraluz con sobreexposición

En este caso, yo soy de los que usa las fotografías para impresión, y por tanto me preocupo mucho de la toma para no tener que recortar y perder calidad a la fotografía final (recordemos que la edición recorta pixeles de forma brusca y más si estamos manejando un JPEG).

Velocidad de disparo, flash dual, HDR y algunos otros aspectos

A pesar de las pocas novedades que podemos hablar de este iPhone 5S debido a que casi todas sus capacidades fotográficas se centran en el iOS7, no se puede dejar de analizar algunos puntos importantes del mismo.

Una de las novedades es la posibilidad de realizar ráfagas de hasta 10 fps sin rebajar la calidad de la fotografía. Posteriormente podremos elegir la toma o tomas que más nos gusten de entre todas las realizadas y guardarla/s de manera individual. Este último punto, unido a que el terminal ha sufrido una mejora en la velocidad de obturación (mayores velocidades), muestran una mejora bastante buena y práctica de la nueva cámara.

Ráfaga iPhone 5S
Elección de toma/s posterior a la ráfaga

Debido a la aspectos como el enfoque y la gran profundidad de campo de la que disponemos, nos será algo complicado realizar barridos o aspectos por el estilo; aunque esta vez si que podremos tener por fin esa foto sin los ojos cerrados, o capturar a nuestro hijo que tanto se mueve (lo sé, no exclusivo de este terminal pero ya que hablamos de esta cámara...)

La segunda novedad en la que más hincapié ha querido hacer Apple en la presentación del iPhone 5S fue en su nuevo flash dual, con un filtro cálido para mejorar los tonos de piel a la hora de realizar esto. Debo decir que no hay una grandísima mejora con respecto a lo que prometen, a pesar de ser el punto diferenciador externamente del terminal.

Panorámica iPhone 5S

Otra característica es la pequeñísima mejora (por no comentar inexistente) que he apreciado en el modo HDR. Retrasa la toma, si la comparamos con la normal. Por tanto, considero que si queremos aumentar el rango dinámico con un HDR, os aconsejo una aplicación de terceros. Esto es debido a que, la medición que utiliza la aplicación nativa no se realiza midiendo diferentes zonas de la escena y por tanto no llega al nivel que debería llegar para una característica así.

Por último, y gracias a su nuevo procesador, el comportamiento en la velocidad a la que realizar opciones como ver la fotografía con los filtros en tiempo real, consigue un pequeño avance muy apreciable. Al igual que, por último nos encontramos con la realizada en la opción de las panorámicas, las cuales pasan a ocupar ahora 28 Mb, además de conseguir ajustar la exposición de todas las tomas si la luz cambia entre una toma y otra, dándonos así una toma mucho más real y buena. Hay que decir que, esta opción funciona bien, de hecho mejor de lo que esperaba; aunque al igual que ocurre con el HDR, el método de medición de la aplicación nativa aún deja un poco que desear.

Conclusiones y valoración

Parece que esta vez Apple si ha hecho los deberes en cuanto a una renovación más que decente con la nueva cámara de este iPhone 5S. El verdadero problema reside en, si comparamos algunos aspectos del terminal con los de los otros smartphones de la competencia. El mantener 8 megapíxeles hace que se quede en unos de los móviles con menor capacidad para una edición más agresiva o la posibilidad de realizar copias en papel menos grandes, con respecto a los demás.

Rango dinámico
Muestra de rango dinámico

Claramente, para un gran porcentaje de los usuarios de smartphones, estas posibilidades suelen ser poco importantes; ya que a día de hoy la mayoría de las imágenes realizadas con un móvil no salen de una pantalla (y recordemos que mientras los 4K no sean un estándar, con fotografías de 3 megapíxeles tenemos de sobra para visualizar en pantalla).

La cámara se comporta bastante bien en condiciones de baja luz, y el ruido es mucho menor que en anteriores modelos (el tamaño del sensor y la más que probable reducción de ruido que aplica Apple por software posibilitan esto), mientras que el rango dinámico también ha sufrido mejoras. Si a todo esto le unimos un enfoque más aceptable y una mayor velocidad de disparo hacen que tengamos algo verdaderamente más novedoso dentro de Apple.

iPhone distancia mínima
Distancia mínima de enfoque

En definitiva, una cámara nueva con buenas características (a pesar del número de megapíxeles) con la esencia Apple. Ya se sabe, opciones automáticas, buen procesado de imagen, y mucha sencillez por encima de todo. No nos encontramos ante el teléfono móvil con más posibilidades; aunque hay que recalcar que, a pesar de que la aplicación nativa no es la que más opciones puede sacar a la cámara, si hay otras muchas de terceros que lo hacen dejando a esta nueva cámara del iPhone 5S con bastantes más opciones de las que a priori nos ofrece de serie.

A pesar de todo, por muchas opciones que tenga un terminal, no conseguiremos mejores fotografías si las manos que lo lleven consigo no saben bien lo que fotografiar.

Os dejamos una galería con algunas muestras, sin procesado que hemos realizado por las calles de Nueva York, las cuales podéis verlas en Flickr a máxima resolución.

En Xataka Foto | iPhone 5s, una cámara mejor que nunca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio