Publicidad

Luminar 4, análisis: el revelador basado en inteligencia artificial pone la alerta pero aún no asusta a la tradición
Análisis y pruebas

Luminar 4, análisis: el revelador basado en inteligencia artificial pone la alerta pero aún no asusta a la tradición

Publicidad

Publicidad

Como dijimos al dar nuestras primeras impresiones, Luminar 4 es la apuesta de Skylum por competir en el mercado de los principales reveladores de imágenes con un elemento clave: inteligencia artificial. Si bien su poder va guiado en el buen camino, aún requiere optimizar muchos procesos para competir verdaderamente contra un Capture One o un Lightroom. Así es Skylum Luminar 4.

Antes de arrancar, quiero contextualizar el espacio en el que ha sido probado este software: Un PC de torre, con un procesador Ryzen 5 2600 de 3.4 Gz, 16 GB de RAM y una gráfica GeForce GTX 1050 de 3GB.

Una versión de aprendizaje

Lo primero que hay que destacar de Luminar 4 son sus cambios respecto a la versión anterior. Luminar 3 contaba con grandes ideas, pero estaba muy lejos de llegar a un punto óptimo y amigable para el usuario.

El principal problema de la versión anterior era lo lento que se hacía hacer cada proceso. Luminar 3 tiene muchos problemas de velocidad y rendimiento. El sistema de capas de procesos lo hacía cada vez más pesado y tras unas tres o cuatro capas, el programa se quedaba estancado.

Lum 001

En esta nueva versión, el sistema de procesos en secciones es mucho más efectivo. Además esta división es un gran cambio para la interfaz, haciéndola más intuitiva y más organizada. En ella podemos identificar de manera fácil los elementos ideados para distintos tipos de fotografía: Ajustes de toma, efectos creativos, herramientas de retrato y herramientas de retoque fino.

Además de estos cambios en interfaz, la nueva versión del software ha mejorado considerablemente en rendimiento. Una importación que podía durar 10 minutos con el Luminar 3, se reduce a cuatro con la nueva versión. Así mismo, el tiempo de respuesta al abrir y hacer el procesado RAW es más rápido que en Luminar 3.

Debido a sus funciones de procesado con inteligencia artificial, hay varios procesos que requieren más tiempo del estimado en resolverse. Así mismo, al modificar los ajustes, puede haber una leve demora entre el cambio y el verlo aplicado, lo que puede demorar más el proceso de edición. Este tiempo sube considerablemente a medida que vamos aumentando la cantidad de ajustes.

Sin embargo, cuenta con una gran falla. Algunas veces, al ir sumando efectos, si la imagen que se está editando es muy grande y tratamos de hacer acciones muy rápidas, el programa puede cerrarse de repente. Esto nos indica que todavía necesita más optimización de los recursos de memoria virtual.

Inteligencia artificial activada

Quizás, lo más llamativo de Luminar es su apuesta por la inteligencia artificial, la cual se puede decir de manera certera que es muy poderosa. Aún tiene por aprender, pero los algoritmos de este software son muy efectivos a la hora de hacer correcciones, manejar los presets, embellecer e incluso realizar cambios como el cambio del cielo.

Lum 002

Esta es la función más llamativa y poderosa en esta nueva versión. En distintas pruebas, con distintas dificultades de cielo se vieron resultados muy buenos. Salvo los reflejos en el agua o la dirección de la luz en algunas de las imágenes, el reemplazo del cielo podría pasar desapercibido ante la mayoría de espectadores. Además de los presets de la aplicación, los usuarios podemos colocar nuestros propios cielos y ajustar valores con las barras.

Lum 003

Pero esto es solo una de las ventajas de la herramienta. El software usa algoritmos para varias de las funciones, con resultados muy buenos en la imagen final. Sin embargo, no todo es perfecto en el mundo de la IA.

Hay fallos en algunas de las opciones. Por ejemplo, el apartado de eliminar ruido no funciona bien en Windows. Según los foros consultados, parece que el problema es específico para esta plataforma y que los usuarios de MacOS podrán sacarle provecho a esta herramienta. Sin embargo, en Windows parece que se agregaran más capas de ruido.

Lum 004

Otra herramienta que tiene fallas comunes es la función de eliminar imperfecciones. Si bien en su mayoría de veces tiene buenos resultados, hay ocasiones en las que el algoritmo no identifica algunos granitos o puntos como imperfecciones y los deja en toma, mientras que otras veces la IA identifica demasiadas cosas como errores y termina eliminando algunos elementos del rostro y creando parches de ruido. Como ejemplo podemos ver el rostro del chico de abajo.

Lum 005

¿Para el cambio de software?

Luminar 4 no se encuentra a la altura de un revelador de tradición como Lightroom o Capture One. Todavía es muy lento como software, lo que lo hace poco fluído para trabajar imágenes en detalle. El sistema de catálogo es muy básico y no ofrece mucho más que crear álbumes e importar carpetas. Así que quienes están acostumbrados a la organización de Lightroom encontrarán dificultades en este apartado.

El software de Skylum sigue en una etapa que le permite a los más nuevos acceder a un revelador y explorar las capacidades de sus imágenes. Si se necesita realizar baches de edición en lote con retoques rápidos de piel y estilo, esta herramienta puede ser muy útil.

Este es uno de los últimos puntos a favor de la nueva entrega de Skylum: incluye un plug-in que manda de Photoshop o Lightroom a Luminar y, una vez se termina el proceso, pasa de vuelta a uno de los software de Adobe. Esta función de plug-in es muy útil, pues se pueden aprovechar algunas de las herramientas más útiles y reducir artefactos o realizar el retoque fino con Photoshop o Lightroom.

Lum 006

Si el flujo de trabajo depende mucho de un revelador de los de tradición, Luminar puede convertirse en un estorbo más que en un aliado. Un plugin de casi 80 euros es de pensarlo mucho, aunque con el software de Skylum recibirán un buen retorno de inversión si uno se da a la labor de aprender a manejarlo.

Si un usuario desea utilizar este como el revelador principal, su ventaja principal es que se compra una vez y ya está. Es una buena herramienta para aprender, para comenzar a organizarse y experimentar con los procesos de inteligencia artificial. Sin embargo, un retoque o una edición más profesional e, incluso, para tener un flujo de trabajo cómodo, requerirá pasar a reveladores y editores de mayor gama.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir