Skylum Luminar AI: análisis de la más reciente versión del editor fotográfico basado en inteligencia artificial
Análisis y pruebas

Skylum Luminar AI: análisis de la más reciente versión del editor fotográfico basado en inteligencia artificial

HOY SE HABLA DE

La inteligencia artificial es cada vez más cercana a nuestro flujo de trabajo. La restauración, el revelado, la edición, la composición y el retoque requieren de muchos procesos que la IA busca reducir. Esto nos permitirá eventualmente reducir en gran medida el tiempo gastado en procesos repetitivos o tediosos, para invertirlos en partes creativas del flujo de trabajo. Esta es la apuesta que compañías como Adobe, Topaz y Skylum. En esta ocasión analizaremos la más reciente apuesta de Skylum: Luminar AI.

Edición basada en inteligencia artificial

Luminar AI fue lanzado a mediados de diciembre de 2020. Dentro del recorrido desde su presentación, la compañía mostró a Luminar AI como un software totalmente nuevo que se separaba de Luminar 4, lanzado tan solo un año atrás. Sin embargo, muchos de los puntos de venta del software giraron alrededor de funciones de Luminar 4 como la nueva versión de Sky AI y el sistema de retratos.

Al igual que sus antecesores, el software se basa en ofrecer un sistema de edición rápida, con las herramientas tradicionales y con varias herramientas basadas en algoritmos que analizan y permiten crear ajustes específicos de manera más rápida. Algunos de ellos, como el reemplazo de cielos, son especialmente llamativos y siguen creciendo.

Así que, ¿Luminar AI cumple esta promesa de ser una experiencia nueva o solo es Luminar 5 sin numeración?

Una transformación visual y de rendimiento

Luminar AI nos presenta una nueva interfaz de usuario, más limpia, más moderna. Está dividida en cuatro secciones principales: ‘Catálogo’, ‘Templates’, ‘Editar’ y ‘Exportar’. Esto genera un flujo más rápido y ordenado que la versión anterior de Luminar.

Esto no es todo, Luminar AI también llega con una gran mejora en rendimiento. El nivel de carga y de procesado de las imágenes es considerablemente mayor entre Luminar 4 y Luminar AI. Esto se nota en un gran trabajo de optimizar las herramientas, separar secciones y el haber eliminado muchos elementos redundantes.

Luminar 001

Al igual que el Luminar 4, el sistema no cuenta con un sistema de organización complejo. Lo que será algo que puede molestarle a quien busca un modelo de catálogos similar al de Lightroom. Sin embargo, tras importar material, podemos crear álbumes que nos ayudan a categorizar un poco mejor las imágenes que editamos.

Estas mejoras son sustanciales, pero no es mayor cosa si estamos migrando desde Luminar 4. En este apartado aún no logra diferenciarse en su totalidad de la versión anterior.

Una experiencia nueva

La nueva experiencia se centra en un nuevo acercamiento al flujo de trabajo que arranca con la nueva pestaña de Templates. Sin embargo esta herramienta no es tan nueva y útil como parece.

Templates es una pestaña donde el usuario puede ver sugerencias de edición de Luminar AI basada en lo que el software analiza que está en la escena. Si identifica paisajes, sugerirá aplicar looks de paisajes, si ve rostros puede sugerir retratos o estilos basados en ajustes grupales, etc… Tiene una librería de presets muy amplia, lo que permite que uno encuentre entre ellos algo que funcione con nuestras imágenes. Y no es cerrado, tras aplicar el preset siempre podemos afinar los ajustes y dar nuestro toque creativo basado en ese look.

Luminar 003

Pero lo nuevo en este sistema es el cuadro de sugerencias y la librería de presets. Luminar 4 ya tenía ‘Templates’ en la forma de ‘Looks’. Así que podemos decir que la experiencia es nueva porque se ve más claro y tiene más propuestas que la hacen más útil que en la versión anterior.

¿La ventaja está en la edición?

El flujo de trabajo de la edición ha mejorado considerablemente y no necesariamente por agregar elementos.

Uno de los primeros elementos llamativos del flujo de trabajo propuesto por Skylum es Composition AI. Es una herramienta que analiza la escena y recorta la imagen de tal manera que permita dar más importancia al sujeto principal. Uno puede terminar de ajustar la imagen tras analizar el recorte inteligente.

Luminar 002

Funciona relativamente bien, aunque a veces los recortes se ven muy justos. El tiempo ahorrado no es mucho, pero a veces es bueno tener una herramienta que nos ayude a guiar la mirada.

La mayoría de herramientas de ajustes esenciales es muy similar a Luminar 4. Tienen el problema de antes: en su mayoría los ajustes son muy sensibles, lo que hace que un ajuste pueda dañar la imagen y generar artefactos de manera fácil. Pero, así mismo, algunas como los controladores de ‘Nitidez por nivel de detalle’ funcionan mucho mejor y son más útiles para algunos estilos de edición.

Luminar 004

Esta sección cuenta con una nueva herramienta de eliminar objetos que utiliza análisis de contenido cercano y resulta, en ocasiones, con buenos parches de información. Pero, en algunas texturas con más variaciones tonales o más complejas, la herramienta muestra artefactos.  Así que toca utilizarla con cuidado.

Luminar 012

Sin embargo, otros elementos, como el reductor de ruido, no han mejorado desde Luminar 4.

¿Y las herramientas creativas?

Este debe ser el punto donde más destaca el software, ¿cierto?

Una de las grandes mejoras que hizo Skylum en Luminar AI fue eliminar tantos ajustes creativos que no llevaban a ningún lado y darle más espacio y poder a las que tienen potencial. Algunos estilos interesantes y visuales se pueden adquirir mezclando los diferentes filtros de color, textura y brillo que tiene la herramienta.

Luminar 005

Esto puede ayudar mucho a la velocidad de trabajo de muchos usuarios, en especial si su flujo requiere editar y crear muchos ajustes a un grupo de imágenes. Por lo que hay una grata ventaja en el sistema de trabajo propuesto por Skylum. Pero es un flujo que ya estaba propuesto en Luminar 4, lo que sigue sin darle una ventaja clara.

Algunos de los elementos que buscaban destacar en esta versión son Sky AI y Augmented Sky AI, que fueron los puntos fuertes de Luminar 4.

Luminar 006

Ambos funcionan igual. Son llamativos y efectivos. Pero son un truco que se gasta muy rápido tras un par de imágenes que prueban el poder de máscaras, pero que no va mucho más allá. La herramienta fue optimizada para hacer mejores máscaras y es más personalizable, pero no es lo suficientemente poderosa para destacarse.

Luminar 007

Probablemente enfocarse en estas dos herramientas es lo que tiene tan atrasadas otras como la herramienta de rayos solares y neblina, que fueron uno de los puntos de interés también de Luminar 4.

Luminar 010

Y ese es el sentimiento general con esta versión. Luminar AI es una versión ligeramente más rápida de Luminar 4.

¿También en las pestañas de retrato y Pro?

Hace poco hablamos de la herramienta de retrato, una de las primeras que probamos del software. El sentimiento general fue que tiene curiosidades y herramientas muy buenas, como el halo que destaca el rostro y las herramientas para destacar los ojos.

Algunas no han mejorado respecto a Luminar 4, pero tienen una gran utilidad. Lo que igual nos permite integrarlas bien al flujo de trabajo.

Donde más dudas nacen son en las herramientas de manipulación del cuerpo y el rostro. Además de que algunas no funcionan muy bien, tienen un gran problema sobre su uso y sus implicaciones en la lucha contra los estándares irreales de cuerpos.

Luminar 008

Por el otro lado, las herramientas Pro son un poco más fluídas pero tampoco recibieron una mejora significativa respecto a Luminar 4.

¿Para quien es?

Luminar AI es un software interesante y útil para quienes quieren integrar herramientas basadas en IA a su flujo de trabajo. Una de las principales ventajas del software es que funciona como plugin para softwares como Lightroom y Photoshop. Esto permite compensar algunos de sus problemas en un editor o revelador más dedicado.

Varias de las herramientas son muy útiles. Es una herramienta fuerte al trabajar en trabajos como fotografía social o bodas, en especial en un nivel de entrada.

Sin embargo, si ya tenéis Luminar 4, las herramientas que ofrece el software no merecen el gasto de actualizarse. Tampoco es para alguien quien busca un reemplazo fuerte a un editor de la categoría de Lightroom o Capture One.

Pero puede ser más que suficiente si nuestro flujo de trabajo necesita ser rápido, en cantidades y de una calidad suficiente para redes y comunicaciones internas. También es una buena herramienta para fotógrafos aficionados y principiantes, pues les permite explorar de manera más sencilla ajustes de edición que suelen requerir más trabajo.

Quienes tenéis el software, ¿qué os ha parecido?¿Qué es lo mejor?¿Qué es lo peor?

Temas
Inicio