Compartir
Publicidad

Sony Cyber-shot DSC-TX1, la hemos probado (y II)

Sony Cyber-shot DSC-TX1, la hemos probado (y II)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Continuamos con el análisis de la Sony Cyber-shot DSC-TX1, ahora entrando en otras características que posee esta cámara y que también cabe destacar, así como un resumen de lo que hemos encontrado más y menos favorable.

La Cyber-shot DSC-TX1 tiene un balance de blancos automático destacable y se puede manejar manualmente de forma simple. La sensibilidad ISO alcanza hasta 3200, aunque en las primeras pruebas, a 1600 ISO ya se aprecia un ruido alto en las imágenes. En cualquier caso, se puede utilizar el modo de Hi ISO para no perder ninguna fotografía y luego intentar reducir el ruido con el software de procesado en nuestro ordenador. En las primeras pruebas, parece que el sensor Exmor R se comporta muy bien hasta 800 ISO, aunque hay que tener en cuenta que se ha probado disparando una sólo toma y no usando el modo “crepúsculo manual”, que bien puede sustituir, con resultados bastante superiores, al modo de Hi ISO.

Otras características:

La TX1 también dispone de iluminador del autofocus y un flash diminuto pero suficiente para las situaciones habituales, además de que se puede sincronizar en modo lento, automático diurno y forzado. Por supuesto, tiene reductor de ojos rojos, imprescindible para retratos con poca luz.

Como soporte de grabación requiere una tarjeta Memory Stick Pro, habitual de Sony, pero quizás deberían permitir algún día que también fueran disponibles con las SD, mucho más extendidas, o bien como otros modelos del fabricante japonés, con una amplia memoria interna. En esta prueba se ha utilizado una de 8 GB con la que se pueden disparar unas 1600 imágenes y más de 110 minutos de vídeo en HD.

La batería de Litio es el modelo NP-BD1 que tiene una duración estimada de 250 disparos y hasta 125 minutos de grabación de vídeo. No es una gran cosa, pero hay que tener en cuenta que tiene una pantalla táctil de gran tamaño y todo el manejo de la cámara se hace a través de la interfaz, lo cual consume mucha energía. Por lo que para un viaje en el que pensemos tomar muchas fotos, se hace recomendable llevar una segunda batería.

chocolates TX1

“chocolates” DSC-TX1 | f/3.5 | 1/250 | 1000 ISO

Pros:

Resumiendo, podemos destacar que lo más favorable de la Cyber-shot DSC-TX1 es:

  • Un tamaño muy reducido y ultracompacto.
  • Diseño cuidado, con varios colores y una gran pantalla de 3 pulgadas.
  • Un enfoque muy veloz.
  • Manejo muy sencillo y cómodo gracias a la interfaz táctil.
  • Muy buena nitidez en bajas condiciones de luz.
  • Colores estupendos y un balance de blancos notable.
  • El modo panorámico es tremendamente fácil y rápido.
  • El modo crepúsculo manual logra fotos nítidas en situaciones de escasa luminosidad.

Contras:

  • Se echa en falta más angular en el objetivo.
  • La batería se consume con rapidez.
  • Ruido acusado a valores ISO altos (especialmente a partir de 1600)
  • El software para el PC es muy básico y sólo compatible con Windows.
  • Alto precio (previsto en unos 380 euros)

Conclusiones:

La Cyber-shot DSC-TX1 es una cámara ultracompacta para los que busquen un tamaño muy reducido, que quepa en el bolsillo pero que no quieran renunciar a un diseño muy cuidado. Además, es muy fácil de manejar, por lo que los usuarios que no busquen complicaciones, la cámara responde con fiabilidad e intuición. Es rápida en su manejo y dispone de funciones avanzadas que nos permiten con especial facilidad tomar fotografías en bajas condiciones de luz.

En el evento Twilight Football, organizado por Sony, tendremos ocasión de probar con más profundidad y ampliamente sus prestaciones, y alguna de sus principales características, combinando la complicada situación de luz del atardecer y las capturas de alta velocidad de un partido de fútbol.

Más información | Sony y Fútbol al Atardecer

Galería de imágenes:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos