Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Realmente es desconcertante el precio?

¿Realmente es desconcertante el precio?
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El otro día entre las charlas que suelen formarse en twitter, y hablando sobre el precio de las cámaras, salió algo curioso. Se trata de una campaña de marketing de la marca Hasseblad que deja varias interpretaciones, dependiendo del ámbito fotográfico en el que nos movamos.

La campaña dice lo siguiente:

Recientes encuestas demuestran que hay una nueva característica de la H3DII-31 que sigue descorcentando a los fotógrafos… Su precio, 9990 euros.

Es evidente que este tipo de cámaras van destinadas a un sector muy concreto dentro del mundo de la fotografía. Tampoco hay duda de la calidad indiscutible que respalda a esta marca, y menos aún, de que el formato medio es el rey indiscutible de la fotografía.

Quizás visto desde el punto de vista de un aficionado como yo, todo esto le puede sonar a chiste, mientras que dentro del mundo profesional de la fotografía, realmente puede ser desconcertante poder adquirir una Hasseblad por “tan sólo” 10.000 euros.

No es que conozca a muchos fotógrafos profesionales, pero generalmente las cámaras más comunes que suelo ver para trabajar son, la Canon 1Ds Mark III y la Nikon D3. Y que no son precisamente baratas, pero su precio es la mitad de lo que vale la H3DII-31.

focus hasseblad

También hay que decir, que Hasseblad suele ser una cámara más indicada para la fotografía de estudio, gigantografía… etc. Mientras que “quizás” no sea el tipo de cámara más apropiada para fotografía periodística o de deportes. Por eso quizás no sea tan común verlas por esos ámbitos. Aunque para gustos los colores.

Otra cosa es el precio desde el que partimos, estamos hablando de cámaras que suelen empezar a venderse a partir de los 20.000 euros, y en este caso han llegado a reducir su precio hasta la mitad. Entonces puede que sea un precio realmente desconcertante y atractivo.

Yo soy aficionado y no vivo de la fotografía, por lo que a no ser que me sobre el dinero o tuviera muchísima afición y otro tipo de necesidades, no veo el momento para interesarme por este tipo de cámaras, aunque parece ser, que son realmente espectaculares. Por desgracia, aún no he tenido la ocasión de probar una.

Algunas características de este modelo:

  • Un sensor de 44×33 mm y 31 megapíxeles, que genera imágenes de mayor calidad y clientes más satisfechos.
  • Interacción con el software Phocus, que permite la corrección automática de distorsiones, aberraciones cromáticas, viñeteo, eliminación automática de moiré, etc., directamente en los archivos RAW.
  • Acceso a todos los objetivos del sistema H.
  • Flexibilidad creativa sin igual: actualizable, selección de visores, opción de cámara de gran formato, opciones de almacenamiento y mucho más.
  • Arquitectura de captura ultrarrápida

Entonces mi pregunta y el tema de debate es el siguiente

¿Puede llegar a ser un precio desconcertante para un fotógrafo que viva de la fotografía? Doy por hecho de que el fotógrafo en cuestión no es famoso, y tiene un sueldo medio, acorde con estos tiempos.

Por supuesto, en ningún momento quiero decir de que no sea una compra excelente, ya que cualquier Hasseblad será la delicia de cualquier aficionado o profesional de la fotografía. Pero, ¿Son asequibles incluso para el fotógrafo de estudio que vive de ello?

Siempre he tenido el concepto de que estas cámaras son como los Ferraris en los coches, que están destinados sólo para unos pocos.

Más información | Hasseblad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos