Publicidad

Fly Geyser: Cuando un lugar maravilloso se esconde pero consigues descubrirlo

Fly Geyser: Cuando un lugar maravilloso se esconde pero consigues descubrirlo
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Esta historia comienza con una pregunta que muchos fotógrafos nos hacemos a menudo. Vemos una fotografía de un sitio espectacular pero no encontramos exactamente dónde se encuentra. Con esta premisa, Justin Majeczky era consciente de la existencia del llamado Fly Geyser.

Un géiser (en islandés Geysir, es el nombre de una terma en Haukadalur, Islandia, del verbo geysa, 'emanar') es un tipo especial de fuente termal que emite periódicamente una columna de agua caliente y vapor al aire. El más famoso es, éste que comentamos, de Islandia del cual se deriva el nombre de géiser en casi todo el resto de idiomas.

La formación de géiseres requiere una hidrogeología favorable que existe solamente en algunas partes del planeta, por lo que son un fenómeno bastante extraño. Existen cerca de 1000 alrededor del planeta, de los cuales casi la mitad están ubicados en el Parque Nacional de Yellowstone, Estados Unidos.

Así, Justin, después de cierta investigación y mucho boca a boca fue capaz de localizar y documentar este singular fenómeno. En Nevada, EE.UU. Pero al llegar a la localización deseada se encontró con la sorpresa de que este géiser se encontraba en una propiedad privada. Algo que muchos fotógrafos de naturaleza y nocturnas sabemos y conocemos. No siempre es fácil obtener el permiso para acceder a la propiedad. Aunque en esta ocasión no hubo mucho problema. Recordad además, lo que supone, en EE.UU. invadir una propiedad privada y más en un estado como es Nevada, donde casi todo el mundo lleva un arma.

Fstoppers Fly Geyser Majeczky4

Una vez solucionado el asunto de la entrada a la propiedad, Justin y su equipo accedieron al géiser. El equipo principal para fotografías ha sido una Sony A7s mientras que para el vídeo se utilizó una Canon EOS Mark III. El tiempo de grabación ocupó desde el atardecer a toda la noche, todo ello para captar tanto imágenes como vídeo.

No teníamos ni idea de por dónde empezar, pero sabíamos que estábamos ante algo maravilloso. El géiser en sí arroja agua en un ángulo de 160 grados agua hacia el cielo y se dribla hacia abajo en remitiendo piscinas eso cascada abajo de los caños. Un gran problema que tuvimos fue el viento que sopla el vapor húmedo alrededor de toda la noche. Un momento que se sople lejos de usted y al minuto siguiente de su lente y gafas se empañan y no se podía ver nada.

En realidad, una de las curiosidades de este géiser es que no es realmente un fenómeno natural sino producido por la mano del hombre. La perforación de pozos en la década de 1960, provocó la erupción de una fuente de agua geotérmica subterránea. Una curiosa historia para un lugar espectacular.

En Xataka Foto | Fotografía de animales salvajes: qué debes tener en cuenta

Vía | FStoppers

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir