Compartir
Publicidad

Entrevistamos a los creadores de "Buscando historias", un viaje hacia las vidas de otros

Entrevistamos a los creadores de "Buscando historias", un viaje hacia las vidas de otros
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la creatividad, a veces las ideas surgen de dos propósitos, que juntándolos, consiguen sacar proyectos adelante. Es el caso de Ana y Joan, dos intrépidos españoles que emprendieron un viaje a Asia para documentar la vida de otros.

Hemos tenido el lujo de charlar con ellos a través de una entrevista donde nos hablan de Buscando historias, un maravilloso trabajo con el que conocer otras culturas desde la propia experiencia de vida de los protagonistas de estas historias que Ana y Joan nos hacen llegar a través del documental, los artículos y las fotografías. Sé nos servirá para aprender muchas cosas dentro del mundo del periodismo y las comunicaciones por Internet, así que no os la perdáis.

Empecemos por el comienzo, ¿cómo surgió este maravilloso viaje? ¿qué os motivó para comenzar este proyecto? Este proyecto nació en realidad como un viaje para ir a aprender inglés a Filipinas. En algún momento, cuando pensamos en comprar los billetes, decidimos ir antes a China y empezamos a contar historias tanto en China como en Filipinas.

BH 2

Aunque la esencia del proyecto nació antes de conocernos, yo terminaba un máster de Historia del Mundo y Joan tenía la idea de hacer un documental que contara vidas alrededor del mundo, nos conocimos, y empezamos a pensar en cómo hacer el documental. Para tal emprendimiento queríamos mejorar nuestro nivel de inglés y así estar más preparados, pero no pudimos esperar y de una idea a la otra pensamos en crear un anteproyecto al documental que se ha llamado Buscando Historias.

Lo dejamos todo, nuestros trabajos, el piso de Madrid, y hemos invertido nuestros ahorros, contar las historias de otras personas es algo que nos apasiona. Y ahora hemos empezado una campaña de crowdfunding para poder hacer la segunda temporada en Tailandia, Birmania, y si nos llega el presupuesto, Camboya.

Enrique Meneses es todo un referente para los que nos dedicamos a la fotografía, ¿qué supuso para vosotros y sobre todo que aprendisteis gracias al documental que le dedicasteis? La historia de Enrique es la más diferente de todas las que hemos hecho, sobre todo por el estilo, que es más de entrevista que un minidocumental. Cuando documentamos su historia Enrique apenas podía moverse y eso hizo difícil rodar cómo era un día de su vida, por lo que le dimos un enfoque distinto.

El motivo de hacer su historia es que los últimos días que estuvimos en Madrid le llamamos para ir a su casa a despedirnos y nos dijo por teléfono que no se encontraba muy bien, le habían encontrado un tercer cáncer y estaba dejando todo preparado para irse. Probablemente no le volveríamos a ver al regresar de Asia, y le propusimos que fuera nuestra primera historia.

BH 3
Enrique Meneses

Nos pareció fascinante que a sus 83 años y en las condiciones en las que estaba, dedicara tiempo a compartir, enseñar y contar a los demás todo lo que ha aprendido con una mente lúcida y clara, y que utilizara las nuevas tecnologías como un nativo digital.

La entrevista con Enrique fue una conversación de 5 horas que quedó editada en un vídeo de 11 minutos, un artículo y un reportaje fotográfico. Enrique fue el primer atrevido en ponerse delante de la cámara, y la verdad es que nos dio algún escarmiento, nos decía que “nunca había trabajado así” porque estábamos haciendo cine y le estábamos pidiendo que sus respuestas fueran más breves para que pudieran aparecer en el vídeo. Y tenía razón, porque estamos haciendo minidocumentales.

A excepción de la historia de Meneses, China y Filipinas son los primeros y hasta ahora únicos países en vuestro recorrido. ¿Por qué tan lejos? Empezar este proyecto en Asia fue prácticamente casualidad, aunque en realidad, en estos países podemos vivir con bajo presupuesto, algo que en Europa sería imposible.

La mayor dificultad para nosotros es el idioma para conseguir historias y hacer entrevistas, lo que muchas veces relentiza nuestro trabajo, porque no sólo tenemos que buscar una historia sino también un intérprete, e invertimos muchas horas en las traducciones.

BH 4

China y Filipinas son dos países donde hay muchos contrastes, y China por ejemplo, está desarrollándose muy rápido, por lo que pensamos que puede resultar interesante mostrar sus formas de pensar y de vivir.

Por ahora seguiremos en Asia haciendo la segunda temporada y luchando para comunicarnos con la ayuda de un intérprete.

¿De qué manera habéis conseguido las entrevistas? Lo pregunto porque muchos de los entrevistados son autóctonos y nos gustaría saber cómo se hizo ese primer contacto para poder contar sus historias. Y después, ¿cómo las preparáis? Suponemos que al contactaros desde distintos puntos, vuestra vida es bastante itinerante y la organización debe ser importantísima. La verdad es que es una organización improvisada, las historias las encontramos en el camino, pero al ser dos personas las decisiones del día a día las resolvemos de forma muy fácil.

Cuando llegamos a una ciudad empezamos siempre desde cero e intentamos hablar con la gente local para explicarles lo que hacemos, siempre pueden tener un amigo que pueda resultar interesante. También publicamos dónde estamos en nuestras redes sociales y muchas veces nos han llegado historias a través de Facebook o del formulario de la web.

BH 5

El ritmo que hemos llevado la primera temporada ha sido agotador, cada semana hemos buscado una historia, viajado hasta ella, documentado, editado y publicado en menos de siete días, por lo que cuando hemos terminado una historia ya estábamos en la siguiente. La segunda temporada la vamos a empezar con algunas historias ya documentadas para no ir tan apretados de tiempo, y de hecho, ya tenemos la historia de un escalador y un médico chino de 91 años.

¿Qué habéis aprendido de todas esas historias? Tendréis muchísimas anécdotas, pero si podéis contarnos aquella que siempre recordáis... Lo que hemos aprendido es que no somos tan diferentes y creemos que las doce historias que hemos documentado hasta ahora reflejan esta idea.

¿Una anécdota? En noviembre, en Shanghái, una china nos habló de un español que se ha hecho famoso en las redes sociales chinas. Y en marzo, caminando por Lijiang, en el otro extremo de China, vimos un anuncio de que un tal David tocaba en un bar. Y efectivamente era él, David estudió la carrera de medicina en España y se fue a China a trabajar en medicina occidental y aprender mandarín, pero empezó a cantar canciones de artistas chinos en las calles para practicar el idioma y se ha hecho muy conocido.

BH 6

Unos días después de conocerle, nos propusieron la historia de un médico chino, y David fue nuestro traductor, porque no sólo sabe mandarín, sino que también es médico. La casualidad hizo que nos conociéramos cuando nos habían hablado de él meses atrás, y además, nos ayudó como intérprete en la entrevista.

Seguís en China, vuestra mirada no es la de un turista, desde esa perspectiva de convivencia diaria, ¿cómo os sentís y cómo os hacen sentir? ¿nuestras culturas son tan diferentes? Extiendo la pregunta a Filipinas. Hemos estado cuatro meses en China, pero al no hablar el idioma no hemos podido integrarnos como nos gustaría, algo que en Filipinas es mucho más fácil porque mucha gente habla inglés.

La imagen del "todo a 100" que tenemos en España está lejos de la realidad. China es un país de grandes contrastes pero evoluciona muy rápido y muy probablemente en unos años aprenderemos todos chino porque el futuro está ahí.

BH 7

Culturalmente al compartir parte de la historia, Filipinas es muy parecido a España o incluso puedes sentirte como si estuvieras en Centroamérica. China en cambio culturalmente somos muy diferentes pero cuando profundizas en las personas te das cuenta que todos caminamos en la misma dirección, tenemos las mismas emociones y deseos, y creemos que lo hemos reflejado en las historias que hemos documentado. Lo más difícil con los chinos es hablar de ciertos temas por la censura política, que les afecta en su día a día.

Hablando un poquito ahora de la parte creativa del proyecto, las historias están documentadas en vídeos pero también hay fotografía, ¿qué os aporta esta disciplina? ¿hay intención de mostrar ese trabajo en exposiciones? La fotografía como el artículo aporta otro punto de vista de la historia, estamos utilizando todas las artes posibles porque Internet ofrece esta opción y se complementan unas con otras.

Cada vez vamos desarrollando más cada uno de estos elementos. Por ejemplo, respecto a la fotografía, en el nuevo diseño de la web hay una fotogalería y vamos a publicar también los fotolibros de las historias.

También tenemos la intención de exponer nuestro trabajo en exposiciones al regresar a España y proyectar los vídeos de las historias.

BH 8

Es un proyecto autofinanciado por vosotros, ¿cómo lograis esa financiación? Trabajando en España. El dinero que hemos invertido en Buscando Historias sale de nuestros ahorros y algunas donaciones que nos han llegado por Paypal que nos han ayudado a pagar una traductora para lanzar la versión en inglés del proyecto, que se llama Looking for Stories.

Somos conscientes de que BH no se puede sostener con los ahorros y las donaciones, y nos gustaría vivir de suscripciones, patrocinios o alojarnos como sección en un medio de comunicación, lo que nos ayudaría a crear comunidad.

Pero decidimos empezar el proyecto sin presiones y libres de hacer lo que creemos porque no hay referentes y no era fácil explicar lo que queríamos hacer. Ahora que ya tenemos la idea materializada y hemos dejado de estar en beta, estamos ofreciendo nuestro trabajo a medios y marcas.

Por ahora, hemos empezado una campaña de crowdfunding y si no hay ninguna marca interesada en patrocinar la segunda temporada, la realizaremos cerrada para aquellos que nos hayan dado su aportación durante la campaña, porque así podremos intentar vender las historias al regresar a España.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia con el Creative Commons? No muy positiva. Ese es uno de los motivos por los que, si no conseguimos que patrocinen la temporada, la vamos a realizar cerrada para quienes nos apoye con una aportación a partir de 5 euros.

BH 9

Cuando iniciamos el proyecto utilizamos la licencia Creative Commons sin dudarlo, porque lo que queremos es que las historias lleguen a la mayor gente posible. Pero la realidad es que no importa que licencia uses para que llegue a más gente sino en que medio o canal se publican, si El País publicara Buscando Historias llegaríamos a más gente que usando Creative Commons. En nuestra experiencia, a los demás les da igual que licencia uses, lo compartirán sea cual sea.

Tampoco utilizábamos marcas de agua porque resultan antiestéticas, pero muchas páginas se subían las fotos a su servidor sin citarnos. Otras muchas publicaciones con ánimo de lucro y dos periódicos han cogido algunos de nuestras historias sin permiso, y pensamos que aunque tuviéramos copyright, sería más de lo mismo.

Una vez publicadas las historias en abierto en Internet, ya no podemos venderlas porque los medios ya no están interesados. Es como si un periodista hiciera un reportaje, lo publicara en su blog y después intentara venderlo, no tiene sentido.

BH 10

Durante la primera temporada, hemos invertido más tiempo en dar a conocer las historias que en intentar ganar dinero con ellas. En la segunda temporada necesitamos hacer lo contrario o será difícil la continuidad del proyecto.

Hablando de continuidad, ¿próximo destino? En estos momentos estamos en Tailandia buscando historias para la segunda temporada y nuestro próximo destino es Birmania. Si nos llega el presupuesto, también iremos a Camboya, por lo que por ahora el proyecto lo seguimos desarrollando en Asia pero estamos abiertos a otras posibilidades de cara a las siguientes temporadas. Nos gustaría que la tercera temporada fuera en España.

Entonces, ¿tenéis pensado volver a España? Regresaremos a España en agosto cuando terminemos la segunda temporada para tocar puertas, ofrecer nuestras historias, y buscar financiación para la tercera temporada.

Les agradecemos que nos hayan dedicado un poquito de su tiempo deseándoles muchísimo éxito en las siguientes temporadas para que nos sigan regalando historias que, desde aquí, nos es dificil llegar a conocer si no fuera por su labor tan profesional y dedicación. Al resto os invito a adentraros en su web y conocer también las fotografías, que es lo que os gusta y sé disfrutaréis porque es un material muy potente a nivel visual.

Más info | Buscando Historias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio