Compartir
Publicidad
Publicidad
"Es muy duro si dedicas toda tu vida a crear algo que no te gusta para dar placer a los demás", Eugenio Recuenco, fotógrafo
Entrevistas

"Es muy duro si dedicas toda tu vida a crear algo que no te gusta para dar placer a los demás", Eugenio Recuenco, fotógrafo

Publicidad
Publicidad

Uno de los fotógrafos de moda más importantes de los últimos tiempos, ha creado la última campaña de Barceló Hotels & Resorts bajo el lema Bartceló, el arte de innovar. Por este motivo hemos tenido la oportunidad de entrevistar a su autor, Eugenio Recuenco.

La campaña publicitaria de Barceló Hotels & Resorts consiste en destacar tres de los conceptos más novedosos de la nueva temporada, desde ofrecer la mayor calidad en los desayunos de los clientes, pasando por una nueva forma de entretener a los niños que se hospedan en sus hoteles, hasta la presentación de las nuevas habitaciones de la más alta calidad.

Recuenco I

Este era el reto al que se enfrentaba Eugenio Recuenco con su equipo. Dar forma, con total libertad, a estas ideas a través de la fotografía. Así que nos fuimos al hotel Barceló Torre de Madrid para preguntarle cómo resolvió el encargo y muchas más cosas sobre el rico mundo de la imagen. También nos acompañaron Eric Dover, director de arte de la campaña y Sara Ramis, directora de marketing de Barceló Hotel Group.

Ahora mismo te reconocen como uno de los fotógrafos de moda más importantes del mundo, con multitud de clientes y proyectos. ¿Qué te atrajo de la propuesta de Barceló?

Por primera vez en la vida me ofrecían la posibilidad de hacer la fotografía como yo quisiera teniendo en cuenta el concepto y acepté sin pestañear

Por primera vez en la vida me ofrecían la posibilidad de hacer la fotografía como yo quisiera teniendo en cuenta el concepto y acepté sin pestañear.

¿Cómo se desarrollaron las ideas para crear la campaña?

Hubo una serie de conceptos que se dieron al equipo por parte de Barceló Hotels&Resort, y cuál era la línea que querían representar y publicitar. A partir de ahí empezamos un recorrido con diferentes caminos.

Recuenco Ii

Por un lado es muy enriquecedor y bonito trabajar así; pero por otro lado es muy incómodo, por todas las dificultades que se presentan. Es la foto con la que te has comprometido con Barceló Hotels&Resort. Es el trabajo de todo el equipo. Tuvimos tiempo para poder plantear lo que funcionaba, lo que no... hasta que se llegó a la esencia del proyecto de la forma más personal con ningún tipo de coacción.

Se construyeron los universos donde se desarrollan las historias. Tanta libertad es un abanico de posibilidades que se te abren a ti mismo. Luego tuvimos que luchar contra muchos conceptos diferentes e ir viendo que era lo que más nos gustaba de cada una y conseguir que todo fuera un conjunto. Esto no consiste en hacer seis disparos muy buenos y que no tengan nada que ver entre ellos.

Había que hacer que se sintieran como una campaña única. Llevó mucho tiempo la verdad. Y sobre todo hay que agradecérselo a Eric Dover, director de arte de la campaña, que montó todos los decorados. Todo lo que veis estaba ahí realmente.

Recuenco Iii

Eric: Cuando te dan la libertad hay muchos tipos de fotografías que puedes hacer. Se preparó una especie de puzzle con muchísimas imágenes que tenían que ver con el concepto. Fue un trabajo en equipo con la gente de Barceló Hotel Group donde todo se iba asentando y madurando para llegar finalmente a la campaña que podemos ver.

Sara Ramis: Ha sido un trabajo en equipo tan bien llevado al concepto que queríamos gracias a su creatividad. Hemos aportado lo mejor de cada lado.

Recuenco Happy Minds

Sostengo la teoría de que la mayoría de los mejores fotógrafos (Cartier Bresson, García Rodero, William Klein, Moholy Nagy...) son aquellos que tienen formación de pintor. Tú vienes de la facultad de Bellas Artes, tu inspiración es claramente pictórica… ¿Estás de acuerdo?

La verdad es que no te lo puedo confirmar. Yo solo he estudiado Bellas Artes. Puedes llegar a ser fotógrafo desde muchísimos sitios. En Bellas Artes nunca estudié fotografía. Realmente no ilumino, coloco la luz donde la necesito y la quito donde sobra. No hay que hacer nada más para hacer una fotografía.

Venir de Bellas Artes yo creo que puede educar la mirada pero algunas veces ni siquiera eso. Posiblemente te ayuda a intentar que haya una relación armoniosa en la composición que lleve al espectador a percibir lo que tienes delante como más estético. Desde mi experiencia, es para lo que me ha servido.

Lo que hace que te guste más es que sea más imperfecto. Al final una fotografía es un resumen de todo lo que llevas dentro. En mi caso ese poso está ahí y se refleja en mis imágenes. A otro que no le guste la pintura puede hacerte una fotografía igualmente interesante porque su mundo es totalmente distinto a lo que vemos. Para mi no es imprescindible.

Tus fotografías son tu pasado y si vienes de la pintura saldrá reflejada. También depende del gusto del espectador. Un espectador a lo mejor tiene la misma afinidad que el fotógrafo y le interesan los mismos mundos y te olvidas de los que no entran en tu mismo espectro.

En tus fotografías hay siempre una idea que se materializa con la ayuda de la escenografía e iluminación, como ocurre con Mario Testino o Annie Leibovitz. Luego todo culmina en el laboratorio digital. ¿Qué importancia tiene para ti el papel de los programas de edición? ¿Cómo ha cambiado la fotografía por el mundo digital? ¿Qué importancia tiene el equipo humano para un fotógrafo de moda?

Intentamos que esté todo lo posible en el momento del disparo, porque tengo que entender la relación que hay entre las cosas. Seguramente ahora se podría hacer todo con Photoshop. Yo preparo junto con mi equipo el momento del clic, no quiero hacer un clic para luego hacer una fotografía. Es algo muy diferente.

Photoshop es solo una herramienta más. Te ayuda como fotógrafo. No es el fin. No tiene sentido disparar pensando que luego todo lo hará el programa. Si eres retocador será tu fin pero como fotógrafo la foto la tienes que tener en el momento del disparo. Por este motivo no me ha cambiado mucho el universo digital.

Estos programas sirven para quitar pequeñas cosas que te den la libertad de no tener que crear toda la imagen en su más mínimo detalle. Antiguamente todo estaba orientado al no retocar nada, porque prácticamente no existía.

Recuenco Blikeat

Eric: En este proceso de la creación de una imagen Eugenio no te va a decir que tiene la foto si no la ve. Esto imposibilita que luego podamos poner un engranaje en postproducción porque ver directamente la incidencia de la luz, las sombras y demás, es su forma de trabajar. No podemos olvidar que venimos de la época del carrete.

Tengo la sensación de que el mundo del cine cada vez está atrapándote más. Y después de ver tus fotografías parece el camino natural.¿Es el cine el nuevo camino para los fotógrafos? ¿Las nuevas cámaras lo facilitan?

Permiten que gente con talento haga cine y pueda llegar a ser visible. Permiten que muchos que no tienen ni idea hagan sus proyectos. No porque sea más fácil rodar te van a permitir mostrar lo que haces.

Es importante tener que contar algo para que pueda existir una película. Puedes comprarte la cámara perfecta, pero si no eres capaz de poner delante de ella nada interesante, no podrá hacer una buena foto, por mucha capacidad técnica que tenga.

Recuenco B Room

El camino que me apetece seguir ahora es ir explorando la parte audiovisual y hacer una película, que es diferente a hacerte director de cine

El camino que me apetece seguir ahora es ir explorando la parte audiovisual y hacer una película, que es diferente a hacerte director de cine. Me apetece contar historias, pero no convertirme en director de cine. Porque una vez cuente esas historias veré si merece la pena seguir o no seguir haciéndolas. De momento es una ilusión porque es un complemento más.

Es dar movimiento a una fotografía con tiempo y música y conseguir muchas más sensaciones. No es un camino para todos los fotógrafos, desde luego. Esto surge de una idea que tenía desde hace mucho tiempo. Hay que tener en cuenta que yo tampoco me considero fotógrafo. Hago escenografías para óperas. Lo que realmente me apetece hacer con mi equipo es trabajar con la imagen.

Soy más un creador de imágenes que un fotógrafo. Realmente admiro a los que se dedican al reportaje porque tienen un ojo entrenado para mirar la realidad, pues yo casi me limito a crear mi propio universo, una realidad paralela. Por tanto no me considero fotógrafo, hacemos lo que nos pidan con la imagen. Y si nos gusta nos ponemos manos a la obra.

El cortometraje 'Manuscrit Trouvé Dans L'oubli' (manuscrito encontrado en el olvido) fue un éxito reciente en el festival de Piélagos. Me imagino que quieres experimentar un nuevo lenguaje y por eso no has hecho tú la fotografía. ¿Cuál es la importancia de la fotografía en el cine para ti?

Es muy importante. Tan importante que si quiero dirigir y contar bien una historia como yo quiero, necesito un profesional que sepa más que yo. Una cosa es que haya comunicación con el director de fotografía y vas a trabajar con él cómo quieres la imagen, pero no puedo estar inmerso en la fotografía si lo que quiero es estar atento a todo lo que rodea la creación de una película.

Si tú llegas al entendimiento con un director de fotografía con un universo más amplio que el tuyo, todo irá más fluido. Yo sé iluminar una imagen fija pero hacerlo con el movimiento es otra historia. Aprenderlo supondría un esfuerzo que quiero dedicar a plasmar bien la historia.

Consejos para jóvenes fotógrafos de moda

Una de las cosas que siempre agradeceré son los consejos que dan los fotógrafos a sus alumnos. ¿Qué dirías hoy en día a alguien que quiere ser fotógrafo? ¿Quién te puede abrir la mente como fotógrafo?

Al final todo consiste en hacer fotos, fotos y más fotos. Pero hacer fotos no para alguien en concreto. No tiene que haber ningún fin cuando empiezas.

La mayor equivocación de los principiantes es hacer fotografías pensando en alguien en concreto que las va a ver

La mayor equivocación de los principiantes es hacer fotografías pensando en alguien en concreto que las va a ver. No están pensando en ellos mismos disparando esa imagen. No tienes que hacer una serie porque ahora se lleva esto, o porque es la moda. Justamente es todo lo contrario.

Para llegar a la moda, que es algo que cambia cada seis meses, y que es la novedad lo que destaca siempre, si quieres estar a gusto contigo mismo, tienes que parar un momento y darte cuenta de que no puedes ir detrás de la moda. Tienes que servirte de ella y ser tú el que hagas las fotografías que a ti te convenzan como espectador. Preguntarte qué es lo que te gustaría a ti ver como espectador cuando abres una revista o vas por la calle. Ese es el camino.

Y no ver que algo tiene éxito y copiarlo. Así es la mejor manera de ir por detrás y estar disgustado contigo mismo porque el éxito depende de los que te ven, no de lo convencido que estés tú de tu propio trabajo. Para llegar a este nivel solo tienes que hacer muchas fotos y no buscar un estilo. Tienes que inventar y al final conseguirás lo que más te gusta hacer.

Es muy duro si dedicas toda tu vida a crear algo que no te gusta para dar placer a los demás. No es una buena forma de terminar todos los días de tu vida.

Eugenio Recuenco podría ser uno de esos fotógrafos de película que miran por encima del hombro a los modelos que fotografía y trata con desprecio a sus semejantes. Pero afortunadamente no cumple ni uno solo de los tópicos de los fotógrafos de moda. Es una persona cercana de la que todos los que amamos la fotografía podemos aprender.

Más info | Eugenio Recuenco

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos