Compartir
Publicidad
Publicidad

Fotógrafos como tú... José María Cuéllar

Fotógrafos como tú... José María Cuéllar
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

José María Cuéllar no es fotógrafo, pero siente como tal. Este canario residente en Madrid es un hombre de familia que se gana la vida como ingeniero de Telecomunicaciones.

Agradable, pausado al hablar, imprime en sus palabras el tono del que no tiene nada que demostrar a nadie. Está seguro de lo que hace y, a juzgar por su stream de Flickr, lo hace realmente bien.

Hace un tiempo muy amablemente nos dedicó un rato y pudimos hablar con él de fotografía. Hoy os traemos esta charla en un nuevo 'Fotógrafos como tú'.

¿Cómo comenzaste en fotografía? Empecé a interesarme por la fotografía en un viaje a Costa Rica hace unos 12 años. Mi hermano me dejó su cámara réflex, con la que hice unas fotos muy lamentables.

Un año más tarde fui padre por primera vez y mi mujer me regaló mi primera réflex Nikon para hacerle fotos a nuestra hija. Hice muchas fotos con película hasta que en 2001 me compré mi primera cámara digital, que no era réflex pues entonces eran muy caras.

Ésta nueva cámara digital me permitió hacer muchísimas más fotos e incrementar la velocidad de aprendizaje.

¿En qué situaciones sueles hacer fotos? Cualquier ocasión es buena. A diario voy con una cámara encima. Tengo una compacta Canon. Siempre la llevo o bien para sacar fotos o para localizar exteriores a los que volver con una luz mejor.

En otras ocasiones salgo exclusivamente a hacer fotos. Algunas de mis fotos son de viajes de trabajo, de excursiones familiares, etc.

Réflex Nikon, compacta Canon... ¿es posible esta convivencia? Las compactas Canon me gustan más que las Nikon. Pero mi réflex es Nikon. Supongo que depende de la primera cámara que hayas tenido, porque las dos marcas son realmente buenas haciendo cámaras.

Pero lo cierto es que me parece que las Nikon tienen como un toque más de aventura, más glamour, más robustas, como para meterte en el desierto. Me gustan más la réflex Nikon que las Canon.

Las encuentro más lógicas de manejar, los botones están donde unos esperaría que tienen que estar. Esto se le ha criticado mucho a Canon hasta el lanzamiento de la 40D, pues no eran tan intuitivas de manejar como las Nikon.

Es probable que seas uno de los fotógrafos más populares para los usuarios de Flickr hispanos. ¿Le debes algo a Flickr? El hecho de publicar en Flickr es exigente. Tu audiencia, cuando haces una buena foto, espera que la siguiente sea como mínimo igual de buena. Eso me lleva a pensar que no puedo hacer fotos en cualquier situación de luz, así que lo que suelo hacer cuando estoy por ahí, es localizar exteriores que me gustan y encuadres.

En mi bolsa además, siempre llevo una brújula, que me permite calcular por dónde sale y por dónde se pone el sol, lo que me facilita decidir cuándo habrá una luz más adecuada para fotografiar ese lugar. Procuro cuidar mucho ese tema, no sólo llegar y disparar.

Considero que la luz del amanecer y el atardecer, esta última sobre todo en invierno, es de lo mejor para los paisajes ya la arquitectura. Así que trato de aprovecharla, pues es una luz que no tiene precio.

En verano el amanecer apenas dura diez minutos. Es algo más largo en invierno. Supongo que es más agradecido el atardecer, pues cuando se ha escondido el sol todavía tienes una hora con una luz diferente, pero muy buena para tirar.

¿Cuál es el tipo de fotografía que más practicas? Desde arquitectura a paisajes, pasando por interiores, retratos, etc. Para los paisajes me gusta mucho el amanecer. Sin embargo, para las ciudades, es mejor el atardecer, pues las luces de la ciudad se encienden.

Además, madrugar para hacer fotos no es ningún esfuerzo para mí y me permite poderle dedicar tiempo a mi familia, no les robo tiempo a ellos, sino sólo a mi sueño.

¿Qué buscas con tus fotos? Cuando saco una foto, siempre trato de que el paisaje comunique algo. Que cree una atmósfera diferente de la que podría haber en otro momento. Muchas veces, compañeros de viaje, me dicen algo que me llena de satisfacción como fotógrafo: “¿Realmente hemos estado ahí? Yo eso no lo había visto”.

Gente me escribe hablando sobre Madrid, diciéndome que veo una ciudad que ellos no han visto. Trato de que la foto tenga una atmósfera determinada, una atmósfera rotunda, que no sea lo que se ve siempre.

Noto en tus fotografías una presencia constante: el Mediterráneo.

Sí. Últimamente me ha dado por sacar muchos paisajes marinos, porque creo que en el mar se dan una serie de condiciones que hacen que con poco puedas sacar muy buenas fotos. Sobre todo en momentos de poca luz, cuando hay piedras que sobresalen del agua y están mojadas, reflejan la luz. Creo que es fácil sacar estos paisajes.

Quizás también influye que voy bastante a la zona de Almería, que es preciosa, y hay muchas oportunidades para sacar fotos. De hecho, hay muchos fotógrafos que se han quedado a vivir en el Cabo de Gata. Lo cual a mí no me importaría de todo.

Soy Canario pero llevo viviendo en Madrid muchos años. Para un canario el mar es muy importante. Almería se parece bastante a Canarias, y para mí, desde Madrid, es mucho más fácil llegar. Son sólo cinco horas de coche.

Y cuando vuelves a casa con tus tarjetas llenitas de fotos ¿qué tratamiento digital les das? Aunque cada foto es diferente sigo un patrón de retoque supongo que es común a la mayoría de los que hacemos fotos. Disparo en RAW con todos los ajustes de la cámara en normal.

Las revelo con Adobe Lightroom y corrijo con él balances de blancos, ligeramente el color, contraste y la nitidez. Un workflow estándar, supongo. En el postproceso no hay ningún secreto, supongo que el toque personal está a la hora de tirar la foto.

Como mucho optimizo el color, viro la foto a tonos más ocres, degradados de blancos y negros. Pero no lo hago en todas las fotos, sólo en algunas. En esto influye mucho el estado de ánimo, al igual que a la hora de disparar.

¿Podrías hablarnos de tu equipo fotográfico? Sí. Tiro con una Nikon D200. Para los paisajes de amaneceres y el día me gusta mucho el gran angular extremo, uso un Tokina 12-24. Si estoy en una ciudad por la noche uso el Nikon 18-200 VR, que me da la oportunidad de disparar con poca luz sin trípode. Aunque no me termina de convencer, porque tiende a sobrexponer y tiene bastante distorsión, que aunque es fácil corregirla con el Ps, hay que hacerlo foto por foto, por lo que es una lente que hay que usar con cuidado.

Desde hace poco uso para retratos un Tamron 17-50 f2.8, cuya luminosidad me permite parar bien la imagen. Tengo otros que uso dependiendo del momento. El Sigma 30mm f1.4 lo uso cuando es noche cerrada y estoy en ciudades, porque me permite captar bien los colores de las calles y avenidas por la noche. Y el típico Nikon 50mm f1.8, un gran objetivo para retratos.

Además de todo esto, uso los filtros Cokin de la serie P, sobre todo me gustan los de densidad neutra (degradados y sin degradar), el cuatro y el ocho. Alguna vez puedo usar alguno color tabaco o alguno anaranjado para resaltar la luz del amanecer.

¿Cuál de tus objetivos es imprescindible para ti? Nunca salgo sin el 12-24 ni sin el 18-200. El resto de los objetivos que uso dependen un poco del momento en el que vaya a hacer fotos y de la intención que tenga.

Si tuviera que usar en un viaje un solo objetivo, sin duda éste sería el Tokina 12-24.

¿Puedes hablarnos de tus influencias? Todos los que hacemos fotos es como si procesásemos en el cerebro todo el día, constantemente buscando fotos. Muchas veces no sabes ni cómo ocurre. Uno, a lo largo del día, ve muchas fotos. Algunas se escapan por no llevar cámara encima, otras no.

No creo que tenga un referente pictórico que me guíe. Me gustan mucho las fotos de paisajistas, que sí me han podido influenciar los clásicos de siempre, indudablemente Ánsel Adams. De Flickr, Tglow, que debe ser de los mejores paisajistas que hay en Flickr.

Tampoco es que piense en imitarlos, pero sin duda te influyen.

Sin duda te habrán ayudado también a evolucionar los libros de fotografía Efectivamente. Por ejemplo el libros de John Edgecoe “Manual de fotografía”. Un manual clásico que me gustó bastante, con un índice que puede tener cualquier manual. Hay uno, de los que de verdad aportan, “Master en Fotografía” de Blume. Un buen libro, no como primer libro de fotografía, pero sí para gente que ya tiene ciertos conocimientos.

“Learning to see creatively”, es otro gran libro de fotografía que se puede comprar en el extranjero. Te ayuda a mirar las cosas de otra manera.

Aunque creo que no hay nada como lugares como Flickr o Photo.net, que son las dos webs que más miro. Creo que es como más se aprende. Viendo fotos y dejando que la gente te comente y poniendo fotos tú, creo que es más útil que un libro.

Veo que en cierto modo, si me lo permites, estás muy apegado a Flickr. Es una comunidad a la que le tienes respeto y cariño. Sí. Me ha traído cosas divertidas. De vez en cuando recibo temas curiosos. Una chica de México, de hecho, me pidió una foto para utilizar en las invitaciones de su boda. Se la cedí a cambio de una copia de la invitación. Y, efectivamente, la chica se casó y utilizó mi foto en sus invitaciones. Cuando ocurren cosas de estas es bastante satisfactorio.

Me imagino que no sólo me ocurre a mí, sino a mucha gente. Aunque la verdad es que ya recibo al día más correo electrónico de Flickr del que puedo atender. Es un tema que hace algo más de un año soy incapaz de manejar.

Luego hay muchas fotos mías dispersas por muchos blogs, guías de viajes, etc. Es muy curioso e interesante las cosas que te pueden llegar a ocurrir por el hecho de publicar en internet.

Más información | Flickr de José María Cuéllar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos