Compartir
Publicidad
Publicidad

Fotógrafos como tú: Julio Mateos

Fotógrafos como tú: Julio Mateos
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Seguimos con nuestra incursión periódica en la búsqueda de entrevistas que creemos puede aportarnos nuevos puntos de vista, experiencia y al tiempo conocer un poco más a fotógrafos como nosotros.

Para esta ocasión hemos contado con Julio Mateos, fotógrafo profesional de dilatada experiencia y que también comparte sus opiniones, trabajos, imágenes, entusiasmo fotográficos y comentarios interesantes en su blog Mundo Paralelo. Aparte de sus trabajos, que muestra en su porftolio (www.juliomateos.com), tiene otras inquietudes fotográficas que hemos querido conocer con algunas preguntas que amablemente nos ha respondido.

A continuación os dejamos con la entrevista a Julio Mateos:

Cuentas sobre ti en tu blog que un buen día pasaste del puro reportaje fotográfico a hacer algo más creativo, más personal ¿cómo fue ese paso?

Aunque llevaba varios años haciendo fotos llegué al fotoperiodismo de forma poco convencional mientras trabajaba de redactor para varias revistas de una editorial. Inicialmente sólo iba a escribir los artículos pero al final terminé haciendo doblete: redactaba los artículos y hacía las fotos que los acompañaban. No soy periodista de profesión, con lo que nunca he terminado de sentirme cómodo dentro de la definición de “fotoperiodista”. Tengo mucha estima y admiración por los que considero verdaderos reporteros gráficos, especialistas en utilizar la narrativa visual para contar una historia y que siempre asocio a valientes que denuncian hambrunas o guerras; o que dejan para la historia el retrato de una sociedad y una época.

Este tipo de reportajes quedaban muy lejos de mi trabajo diario. Igual un día podías hacer una denuncia social de la que sentirte orgulloso, un trabajo publicitario con una modelo o ir a cubrir un estreno de cine. Un trabajo muy dirigido por la editorial y con poca libertad para la creatividad. Sin embargo viajaba mucho. Y sin darme cuenta primero hacía el “trabajo” y luego buscaba “lo personal”. Poco a poco “lo personal” me llenaba más y me despertaba una inquietud a la que tenía que dar respuesta. Tenía una nueva visión de la realidad que quería retratar a mi manera. Llegó un momento en que esta visión de la realidad era incompatible con trabajar para un cliente.

¿Cómo ha sido tu paso por la fotografía digital? ¿qué evolución has notado y y qué mejoras te han aportado a tu trabajo profesional?

Aunque he vivido mucho tiempo en la fotografía clásica, la capacidad que tenemos de olvidarnos de lo antiguo es impresionante. Da la sensación de que no hemos manejado nunca carretes ni ocupado el cuarto de baño con productos químicos. Sólo añoro las diapositivas, que como formato siempre he sentido que tenían algo especial.

El mundo digital no sólo es una revolución técnica. Ahora se puede ser partícipe de todo el proceso fotográfico y tienes más herramientas a tu disposición. Mucha de esta revolución digital no sólo está en la cámara sino en las posibilidades que ofrece Internet a los fotógrafos. También, en el ámbito puro del fotoperiodismo, se gana inmediatez. La posibilidad de que un par de minutos después tu trabajo pueda ser visualizado en el mundo entero no tiene precio.

¿Qué tipo de fotografía te satisface más? ¿Con cuál te encuentras más cómodo: retratos, paisajes, conceptual…?

Me siento cómodo con la fotografía de moda y retrato. Es la que me apasiona, la que me llena y la que me hace sentir bien cuando termino una sesión.

También es la que me incomoda, la que me desespera cuando no consigo captar la esencia de la persona, cuando considero que no avanzo, cuando no obtengo lo que estaba buscando o me siento vacío de inspiración. Entonces todo se convierte en una lucha que te desespera hasta que vuelves a centrarte. Últimamente estoy intentando centrarme en un retrato más intimista; menos iluminación de estudio y más juego de luz natural. Un tanto retro/vintage. De todas formas me gusta la fotografía en toda su amplitud. Lo que tiene un efecto contraproducente (aprendiz de todo, maestro de nada).

Con la experiencia del blog pruebo otros tipos de fotografía, pero es un aprendizaje constante para el que no dispongo de todo el tiempo que me gustaría.

laura

Laura

¿Blanco y negro o color?

Pregunta difícil sobre todo porque si las hemerotecas me hubiesen grabado hace tiempo me habrían pillado en un renuncio. Siempre rechacé el blanco y negro; y ahora, cada día me gusta más (tengo mi portfolio lleno de fotografías en blanco y negro). Me pasa algo curioso. Cuando disparo con cámaras “grandes” voy más al color; y cuando utilizo cámaras compactas me voy al blanco y negro. No me pidas una explicación plausible.

¿Trabajas mucho el procesado o prefieres trabajar mucho más la toma y retocar menos?

Me gustaría decir que lo segundo, pero no. Soy muy de extremos. Si la toma me sale bien de principio no la suelo retocar. Si no … siempre le doy un repaso. De todas formas en el trabajo con modelos es bastante necesario el retoque. Hay que retocar fondos de estudio, piel, imperfecciones, etc.… Y aunque me gusta trabajar con poco maquillaje sí que es necesario hacer algunos retoques.

Hay mucha polémica sobre el procesado posterior a las fotografías pero lo que todo el mundo olvida es en que la época “antigua” se realizaba igualmente. Sólo han cambiado las herramientas.

Con la popularidad y expansión de la fotografía digital ¿crees que existe un intrusismo creciente de aficionados que generan más competencia en el sector profesional?

Yo no lo llamaría intrusismo. Lo que tiene la libertad y la creatividad es que si … se la das a la gente … la gente la toma y la utiliza. Los conocimientos y equipamientos profesionales están al alcance de cualquiera. No hay más que darse una vuelta por flickr o cualquiera de los foros que pueblan la red para ver la calidad y producción de los que llamamos “aficionados”.

Si hablamos de periodismo ciudadano donde prima la inmediatez de la noticia va a ser complicado competir con “alguien que pasaba por allí y tenía una cámara en su móvil”. Y si hablamos de trabajos más elaborados el profesional tendrá que diferenciarse con un estilo y técnica personal que sobresalga del resto. El cliente no buscará “un fotógrafo” sino “un fotógrafo determinado”. Teoría de la evolución aplicada a la fotografía.

pilar

Pilar

¿Crees que internet es hoy una plataforma esencial tanto para fotógrafos profesionales como aficionados?

Absolutamente. La red se ha convertido en el mejor escaparate tanto para mostrar nuestro trabajo como para ver el de los demás. Como herramienta para aprender e intercambiar experiencias supone un gran avance impensable hace unos años.

¿Qué consejos básicos darías a un fotógrafo que quiera convertirse en profesional?

1. “el secreto está en la luz”
2. “en el extranjero somos tan exóticos como lo son ellos para nosotros”
3. “be creativo y ten mucha face”, como decía una amiga.

Más en serio:

Primero que aprenda la técnica básica de la fotografía. Hay que dominar los fundamentos para luego poder crecer. Una vez dominada la técnica hay que experimentar, experimentar y experimentar. Copia a los grandes, intenta reproducir sus fotos, hasta que sientas la necesidad de crear por ti mismo. Busca ese “estilo diferenciador” del que hablábamos y lánzate a mostrarlo. Por Internet, por las redacciones de las revistas, por agencias, por concursos, etc. Y lo más importante. No decaigas por el camino y sigue intentándolo.

¿Eres fiel a algún fabricante de cámaras o te gusta probar varias alternativas?

Pues soy bastante fiel, “Canon forever”. No sólo por la inversión en objetivos que hay que rentabilizar, sino que cuando me va bien me resulta difícil cambiar. No obstante me gusta “cacharrear” y, a veces, tienes encargos que requieren de equipamientos de los que no tenemos por casa. De todas formas la fotografía es fotografía. La cámara es lo de menos.

¿A qué fotógrafos actuales admiras o te inspiran más?

A mí me gustan más las fotografías de los demás que las mías propias, así que hay muchos fotógrafos a los que admiro. La pena de dar listas es que te dejas muchos en el tintero. Me gusta especialmente el trabajo de Eugenio Recuenco, Jaume de la Iguana, José B. Ruiz, Chema Madoz (un verdadero genio), Ibai Acevedo. Me apasiona la fotografía de Mario Testino, Loïc Peoc´h, Antoine Verglas y la del recientemente fallecido Dennis Stock.

Me inspiran fotógrafos de países del este, que creo que tienen una de las fotografías más bellas y menos conocidas de la actualidad: Yan MacLine, Ruslan Lobanov y de forma destacable, Pavel Krukov. Por último, y no menos importante, todos aquellos fotógrafos que muestran su trabajo al mundo desde sus blogs, galerías y foros y que realmente te muestran el potencial creativo que tenemos todos y cada uno de nosotros. Una pena no tener tiempo suficiente para “desvirtualizarlos” a todos.

Bueno, pues hasta aquí la entrevista. Reiteramos el agradecimiento a Julio por su tiempo y dedicación, y sólo me queda felicitarle porque sus respuestas me han parecido altamente interesantes, como realmente esperaba. Espero que a vosotros también.

Fotos | cedidas por Julio Mateos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos