Compartir
Publicidad

Fotógrafos como tú... Mikel Muruzabal

Fotógrafos como tú... Mikel Muruzabal
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando uno quiere dedicarse a la fotografía profesional lo más habitual es buscarse la vida de todas las formas que se le ocurran y, sobre todo, trabajar mucho. Este cóctel suele ser el camino más corto hacia el éxito. De esto poco tenemos que contarle al navarro Mikel Muruzabal.

Especializado en moda, publicidad y arquitectura, este fotógrafo sabe cómo abrirse camino en diversos campos. De hecho acaba de lanzar su propia línea de camisetas basadas en sus fotos de arquitectura.

En Xataka Foto hemos compartido un rato de conversación con él, que hoy os traemos convertida en una nueva entrega de Fotógrafos como tú. Esperamos que os guste.

Hola Mikel, cuéntanos, ¿cómo llegaste a la fotografía? Siempre fui mal estudiante, pero con gran vocación para todo lo relacionado con el arte. Aunque quería ser arquitecto, me di cuenta enseguida de que resultaría una tarea imposible, ya que no me concentraba en los libros.

Cuando dejé los estudios en la Escuela de Artes y Oficios, me puse a trabajar en algo que no me gustaba mucho, pero que me enseñó un montón de cosas del mundo laboral; mientras tanto, empecé a hacer fotos porque me daba pereza ponerme a dibujar, mi pasión cuando era pequeño. Me gustaba la limpieza de la fotografía y su poder gráfico, cercano al dibujo y al diseño, otra de mis pasiones.

He esperado 10 años para dar el salto al mundo profesional y, aunque trabajo como 15 horas al día, me siento muy feliz de haber alcanzado un sueño que me ha costado mucho conseguir: dedicar mi vida entera a mi pasión: la imagen.

01.jpg

Actualmente estás especializado en arquitectura, moda y publicidad, ¿cómo se introduce uno en este mundo? ¿Cuesta entrar? Mis primeras fotos fueron edificios y paisajes urbanos, a los que poco a poco fui dándoles un enfoque cada vez más arquitectónico. Empecé también con Photoshop, a corregir verticales y editar los edificios para darles más profundidad y presencia.

Con esas fotos bajo el brazo visité algunos estudios de arquitectura y poco a poco fui recibiendo encargos. Creo que es muy importante estar informado sobre lo que se cuece en el sector para el que se trabaja, a veces incluso más que en lo propiamente fotográfico, ya que se entiende mejor lo que busca el cliente.

No pensaba dedicarme a la moda, pero a raíz de un trabajo un cliente me llevó a otro y este a otro más y, cuando me di cuenta, ya estaba metido en ese mundo. La moda me encanta porque me permite ser mucho más creativo, cada colección es diferente a las demás y siempre intento hacer algo nuevo, forzar la máquina.

Trabajo sobre todo con clientes del ramo de la peluquería, una escena que se actualiza constantemente y que en los últimos años se ha vuelto más sofisticada y valorada.

Mi concepción de la fotografía de arquitectura es más próxima a la práctica en solitario, mientras que a la de moda y publicidad es un trabajo más de equipo, ¿me equivoco? ¿Cómo planteas tus diferentes trabajos según su campo? En efecto, la arquitectura se practica en solitario. Es una maravilla el hecho de enfrentarte a un edificio y esperar a que te hable a través de la luz; es un trabajo muy tranquilo y agradecido, porque el modelo no se mueve, no se cansa, ¡y no cobra por horas!

En las sesiones de moda participan muchas personas, entre estilistas, peluqueros, modelos, maquilladores y gente que se acerca por allí. Son días de mucho estrés, ya que es un trabajo en equipo y todo tiene que encajar bien. De todas formas, cuando has hecho varias sesiones con las mismas personas se llega a disfrutar mucho de esa mezcla de estrés y creatividad que se respira en el estudio.

09.jpg

¿Es muy complicado planificar sesiones de este tipo? ¿Qué se necesita? ¿Cuánto tiempo lleva?

Los días previos a una sesión importante son de nervios, porque suelo complicarme la vida con cosas que nunca había probado y siempre tengo la duda de si saldrá como espero.

Además de intentar sacar tiempo para hacer algunas pruebas y asegurarme el resultado, hay que elegir a las modelos, que por ejemplo en peluquería es bastante más difícil y también el estilismo.

Me gusta ser partícipe de todo el proceso, desde el maquillaje a los zapatos que va a llevar la modelo, los fondos que muchas veces construyo con Porexpan o papeles pintados y, por supuesto, la iluminación.

Al ser autónomo tengo que controlar el tiempo de trabajo de las cosas que luego no se cobran, ya que en estos trabajos es muy fácil perder horas sin cuento en la producción o en la edición, y las horas facturadas son las únicas que dan de comer.

¿Trabajas solo? ¿Tienes tu equipo de profesionales que trabaja contigo? Si es así, ¿qué funciones desempeñan? De momento trabajo solo, pero me gustaría tener a alguien conmigo que me eche una mano en la producción. Este año cambio de estudio, y espero encontrar a alguien con ganas de trabajar duro a mi lado.

Hablas de trabajar con Photoshop en arquitectura. ¿Puedes darnos algunos consejos para la fotografía?, ¿cuales son los retoques básicos que haces? ¿Y en moda? La verdad es que el tratamiento que doy a los edificios y a las fotografías de moda tienen muchas cosas en común, ya que básicamente se trata de limpiar la imagen y hacer que el producto se vea lo mejor posible.

19.jpg

En arquitectura, además de la luz, lo básico es que las verticales y horizontales, o sea, la perspectiva, esté totalmente corregida, pero hay que tener cuidado si no se dispara con un objetivo descentrable, caso en el que las correcciones que hay que hacer son mínimas, porque al corregir mucho la perspectiva de un contrapicado hecho con un gran angular nos la inventamos, y la relación de volúmenes del edificio puede cambiar tanto, que el arquitecto se dé cuenta.

Es bueno alejarse del edificio y tomar algunas fotos con un tele, que nos puede servir de guía para la posterior corrección de la perspectiva. Además, muchas veces hay que quitar elementos de la foto, como coches que molestan, cambiar cielos (para eso es bueno tener un archivo de cielos, yo los hago cuando me voy de vacaciones), controlar las diferentes temperaturas de color que se pueden dar en un interior, a veces poner luz en ventanas y luminarias que estaban apagadas al hacer la foto, ¡incluso me ha tocado acabar un edificio a medio hacer!

En moda primero limpio y licuo a la modelo, para luego meterme en pequeños detalles como son el pelo, ojos, cejas, labios, etc. A veces hay que cambiar tonalidades de piel y sombras feas en la cara, para eso hago selecciones con bordes de diferente dureza, y voy haciendo la foto más homogénea, más suave, sin perder el contraste general de la foto.

05.jpg

Creo que el secreto de Photoshop son las selecciones, si uno aprende a manejarse con los diferentes medios que dispone PS para hacer selecciones y aislar los problemas detectados en la imagen y corregirlos, ya sea la luz u objetos que queremos quitar o poner, se puede hacer cualquier cosa que esté en nuestra imaginación.

Tomamos nota de cada una de las cosas que nos dices. Hasta ahora ¿cuáles de tus trabajos te han resultado más gratificantes? ¿Y más próximos a un reto? Los mejores trabajos han sido los que han supuesto un salto hacia adelante para mis clientes, ya que puedes ver el agradecimiento en sus ojos. Es una carta blanca para hacer lo que quieras en el siguiente trabajo, pero también supone un reto porque la siguiente vez no esperan menos.

Una colección que me supuso un gran reto fue la de las chicas con la pared de cromo líquido, un trabajo para una peluquería. Hice mil pruebas en el estudio con líquidos, incluso llegué a construir una piscina que luego no sirvió para nada, sumado a las horas de postproducción, unas 18 horas por foto, y todo esto con el cliente pidiéndome las imágenes con urgencia.

14.jpg

Pasé una semana casi sin dormir, pero creo mereció la pena. Conseguimos la portada en una de las mejores revistas de peluquería y la colección está nominada en los premios internacionales de este año.

¿Cuál es tu equipo fotográfico? Tengo una Canon 1ds MkII, y unos pocos objetivos: 14mm f/2.8L, 24mm f/3.5 TS-EL, 24-70 f/2.8L, 85 f/1.2L, 70-200 f/4L

En iluminación tengo flashes Bowens y equipo portátil Profoto.

Trabajo con un Mac y Photoshop CS4.

Nos llama mucho la atención tu nueva iniciativa: VOID, tu propia marca de ropa. De hecho hasta la hemos visto en los presentadores de "Sé lo que hicistéis". ¿De qué va exactamente VOID? Bueno, VOID es un proyecto que se me ocurrió este invierno, como una forma de fusionar mis dos pasiones, la moda y la arquitectura, y a la vez tener un producto propio, algo que me parece interesante.

Es una colección de camisetas con diseños abstractos basados en fotografías de arquitectura, pero lo que la diferencia del resto, además de los diseños únicos y la producción limitada, es la filosofía con la que nace; rinde culto a la esencia de la fotografía y de la arquitectura: la luz y el espacio.

void-01.jpg

Un espacio vacío, en este mundo lleno de parafernalia, para mí se convierte en un lugar puro y místico, donde la luz del sol va matizando las paredes, cambiando sutilmente su aspecto minuto a minuto y revelando una paleta enorme de grises.

Es como volver a lo básico, a la esencia de las cosas y, al no haber nada más que el espacio y yo, también a mí mismo; ¡un buen lugar para relajarse!

Eres un pionero en este tipo de cosas, pero ¿se trata de una acción puntual o tendrá continuidad cada temporada? He empezado con una pequeña colección de 3 modelos y, si la respuesta es buena, mi intención es ir ampliando el catálogo con nuevos modelos cada temporada.

¿Qué recorrido tendrá VOID? ¿Se va a quedar en España? ¿Va a ir más lejos? Me gustaría que fuese un proyecto pequeño, pero global. Hoy, a través de Internet, podemos vender fácilmente nuestras fotos o productos al otro rincón del planeta y gracias a las comunidades creativas on-line y blogs como éste, que ayudan mucho a la difusión del trabajo de fotógrafos y creativos con inquietudes, darnos a conocer poco a poco...

Gracias por lo que nos toca. Cuéntanos cuáles son tus próximos proyectos. Actualmente estoy inmerso en el cambio de mi página web y, además de mi trabajo diario en el estudio, con VOID hay otro proyecto para ilustrar con fotografías tablas de surf y de skate.

Creo que la filosofía de la marca encaja muy bien con esos 2 deportes, en los que hay un diálogo directo entre persona y espacio, como si cada uno tomara conciencia del otro.

También tengo pensado ilustrar con fotografías un cuento a finales de este año. ¡Estoy abierto a cualquier proyecto que suponga un reto!

Pues desde Xataka Foto te deseamos toda la suerte del mundo.

Más información | Mikel Muruzabal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos