Compartir
Publicidad
Publicidad
«Ha habido una explosión de creatividad asociada al libro», Olmo González,  organizador de Fiebre Photobook Festival
Entrevistas

«Ha habido una explosión de creatividad asociada al libro», Olmo González, organizador de Fiebre Photobook Festival

Publicidad
Publicidad

El pasado fin de semana se celebró en Madrid Fiebre Photobook Festival, el primer festival dedicado a los fotolibros de nuestro país. Entrevistamos a Olmo González, uno de los organizadores del Festival, para conocer de primera mano cómo se desarrolló el evento y descubrir que pese haber terminado el Festival, aún quedan eventos por desarrollarse y exposiciones por visitar. No deberías perdértelos si quieres estar al día en el panorama fotográfico nacional.

Esta es la tercera edición del festival Fiebre Photobook Festival. Podrías explicarnos qué es un fotolibro y la importancia que tiene la existencia un Festival como Fiebre para el desarrollo de estas obras fotográficas.

Es la tercera edición de Fiebre, aunque es la primera vez que lo llamamos Festival, hasta ahora era una feria y no tenía exposiciones ni premio de maquetas y, aunque ya teníamos en mente hacerlo a lo grande, aún nos faltaba un poco de esfuerzo para conseguirlo. En el fondo es una gran excusa para ver muchos libros interesantes y poner cara a muchas personas que publican y compran libros. Que de este encuentro anual salgan más libros o más personas interesadas en ellos es nuestra intención.

Que de este encuentro anual salgan más libros o más personas interesadas en ellos es nuestra intención

Un fotolibro es un trabajo fotográfico publicado en soporte libro donde el diseño del mismo está adaptado al trabajo, desde el formato, al tipo de papel, pasando por la secuenciación, tipografías, etc. La mejor manera de comprobar que un libro de fotografías no es un fotolibro es viendo si hay una intención clara de adaptar el contenedor al contenido, si las fotos parecen encajadas de cualquier manera. Si el papel, el diseño en general se han utilizado bajo un estándar y no adaptadas al trabajo, no es un fotolibro.

¿Está creciendo el Festival con cada edición en una mayor participación de fotógrafos interesados en el fotolibro?

El Festival crece porque cada año se nos queda pequeña la edición anterior. Este año también ha sido así, aunque es verdad que el salto ha sido bastante grande. De un encuentro en la Escuela Blank Paper de unas horas, pasamos a todo un día el año siguiente. Este año han sido cuatro días seguidos, cinco si contamos el evento OFF Fiebre alternativo al Festival en IvoryPress, o varios meses si contamos la duración de las exposiciones en CentroCentro Cibeles y Blank Paper.

Tanto las inauguraciones, las convocatorias o la feria y sus actividades han tenido bastante participación, aún estamos cuantificando todo esto y es pronto para daros cifras concretas, pero siendo muchas más actividades respecto al año pasado, que todas se hayan llenado ya es algo para celebrar.

Fiebre Photobook 003

¿A qué se debe este interés cada vez mayor en el fotolibro?

Ha habido una explosión de creatividad asociada al libro porque de pocos años a esta parte mucha gente hemos descubierto las posibilidades técnicas y creativas del soporte libro, hemos conocido imprentas con posibilidades enormes a tiradas reducidas, muchas personas del sector se han especializado en fotolibros y muchísimos fotógrafos y fotógrafas han pasado de pensar en exposiciones a pensar en libros.

Y este movimiento se retroalimenta con cada nuevo libro, con cada nuevo curso dedicado a la edición de libros, con cada premio que, de pronto, comienza a incluir la publicación de un libro en sus bases, etc.

¿Crees que el fotolibro es una herramienta más adecuada para presentar proyectos fotográficos que una exposición más clásica?

Todos los soportes tienen sus ventajas y sus inconvenientes. En el caso de las exposiciones, el coste de producción y diseño se dispara en comparación con una maqueta o un libro de tirada reducida. Además, un libro se puede enviar a cualquier parte del mundo.

Ya ocurría con los catálogos de las exposiciones, la diferencia es que ahora el libro se toma más en serio y se trabaja de manera específica como soporte personalizado en función del trabajo, algo que ya ocurría con la exposición en la mayoría de los casos. Aunque hay exposiciones de fotografía muy potentes e interesantes, no dejan de tener un alcance limitado al público que acude a ella.

También es verdad que el público que acude a una gran exposición puede ser mucho mayor que el que pueda ver un buen fotolibro, el público del libro puede ser de cualquier parte del mundo, y seguramente sea un público altamente especializado, que para dar a conocer nuestro trabajo es toda una ventaja.

Habéis planteado tres exposiciones en Centro Centro Cibeles de Madrid que finalizarán el 17 de abril de 2016, incluyendo distintas actividades. Nos puedes comentar en qué consisten las exposiciones y las actividades.

El momento más feliz para mí han sido las inauguraciones de la planta cuarta de CentroCentro Cibeles, que estaba repleta de gente mirando publicaciones y hablando de ellas

Son tres acercamientos a la edición fotográfica. La primera, Dummy Award, son las maquetas finalistas del premio del Festival patrocinado por Artes Gráficas Palermo, imprenta de referencia en el sector del libro de fotografía. Esta parte muestra maquetas, que no son otra cosa que bocetos de libros aún sin publicar, y viene muy bien para ver 15 trabajos más o menos desarrollados, ver errores y aciertos en su diseño y secuencia, entender que un libro publicado no aparece de la nada y que hay un trabajo detrás muy duro.

La segunda parte, El Proceso, intenta trasladar la experiencia asociada a 5 libros de gran repercusión internacional. Estas dos partes las ha comisariado el equipo del Festival.

La tercera parte, Do It With Others (DIWO) ha sido comisariada por Juan Pablo Huércanos y es una muestra de más de 200 piezas entre publicaciones, posters, fotografías, vídeos, desplegables, etc. de más de 80 artistas que utilizan la autopublicación como forma de dar a conocer su trabajo. Es una muestra del momento de enorme riqueza creativa que estamos viviendo.

Dentro de las actividades programadas, habrá un taller y encuentros en torno al libro . Si nos seguís en redes sociales os contaremos en qué consistirán más adelante.

Fiebre Photobook 004

¿Cuáles han sido para tí los grandes momentos vividos en el Festival?

El momento más feliz para mí han sido las inauguraciones de la planta cuarta de CentroCentro Cibeles, que estaba repleta de gente mirando publicaciones y hablando de ellas el jueves día 10 de diciembre. Fue el colofón a meses de intenso trabajo con el equipo de diseño de Tres Tipos Gráficos y Mapout, de diseño arquitectónico,* V15* en el montaje y CentroCentro Cibeles, que han trabajado muy duro también en la producción y apostaron por una exposición muy complicada y diferente a todo lo que habían tenido hasta ahora.

Hay mucha gente contenta con la edición 2015 y ya está mostrando interés en la de 2016.

Agradecer al comisario de DIWO, Juan Pablo Huércanos por su implicación durante la semana de montaje, a los artistas de todas las exposiciones sin cuyos excelentes trabajos no tendríamos nada, y a mis compañeros de Fiebre y Blank Paper, que después de trabajar tan duro seguimos tan unidos como al principio, lo cual no es fácil, en medio de tanto estrés y agotamiento.

¿Tendremos nueva edición del Festival para el año que viene?

Por supuesto, ya estamos trabajando en ella y no es una frase hecha. Hay mucha gente contenta con la edición 2015 y ya está mostrando interés en la de 2016.

Además de ser organizador de Fiebre, eres miembro activo de la Escuela de Fotografía Blank Paper y acabas de publicar el fotolibro CONTROL ¿En qué consiste este proyecto?

Soy parte de la plantilla de la Escuela Blank Paper. Soy alumno, profesor, trabajo en la comunicación y en la gestión cultural. Creo que me quedan pocas cosas que hacer en Blank Paper, hasta he pasado la fregona en más de una exposición con vino por el suelo. Pero lo mejor está por llegar, es un lugar lleno de ideas y creatividad, no sé a qué me dedicaría si no trabajara en la escuela. Seguramente me aburriría.

CONTROL es un libro publicado gracias a un premio recibido en SCAN Tarragona, en los visionados de Full Contact, y lo otorga una imprenta de Barcelona, Folio Club. Ellos se han hecho cargo de la producción, es decir, impresión, encuadernación y parte del diseño del libro. Yo me he hecho cargo de la otra parte del diseño, contratando a Eloi Gimeno, uno de los mejores diseñadores del mundo en esto de los fotolibros, y a Víctor Garrido en la preimpresión, uno de los mejores preimpresores de fotolibros que existen. Sin estos dos profesionales creo sinceramente que no habría podido publicar el libro, no solo por el resultado de enorme calidad sino porque en el proceso he sido padre y no he tenido tiempo ni energía para todo a la vez.

12274181 988326301209281 4104711086585620708 N

Con este trabajo he tratado de encontrar una manera de seguir haciendo fotografías sin que mi conciencia estalle en pedazos

El proyecto en sí es una investigación visual sobre la fotografía como herramienta de opresión social y de cómo desarmarla para transformarla en una máquina liberadora. La imagen nos rodea, nos domina y nos controla, a veces creo que es la peor de las herramientas desarrolladas por la humanidad debido a su capacidad de manipulación inconsciente.

Con este trabajo he tratado de encontrar una manera de seguir haciendo fotografías sin que mi conciencia estalle en pedazos, y también he tratado de explicar el proceso de cómo he llegado a este punto. Todo está explicado en el libro si nos concedemos el tiempo de experimentarlo. De otra manera solo tendremos un efecto superficial que jamás nos cambiará ni hará reflexionar, y para eso ya están las redes sociales como Instagram, donde he publicado muchas imágenes del trabajo.

Sitio oficial del festival | Fiebre

Más información sobre CONTROL | Página de Olmo González

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos