Compartir
Publicidad

Pedro Díaz Molins, ganador categoría "mejorado" en los Sony Awards 2016: "El surrealismo es un estilo que me atrae principalmente"

Pedro Díaz Molins, ganador categoría "mejorado" en los Sony Awards 2016: "El surrealismo es un estilo que me atrae principalmente"
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pedro Díaz Molins ha sido el ganador en la categoría "mejorado" de la pasada edición de los premios Sony World Awards Photography, uno de los certámenes más importantes de fotografía. En esta categoría las imágenes pueden ser modificadas para construir un mensaje o una idea. Hemos hablado con el fotógrafo oriolano de su trabajo, motivaciones y futuro.

Dsc06486 Editar "Planned Obsolescence" de Pedro Díaz Molins. 1er premio categoría "Mejorado" en los Sony World Awards Photography 2016

Viendo tu trabajo encontramos fotografías donde la atmósfera y las sensaciones que nos producen las imágenes tienen casi el mismo protagonismo que el objeto o el modelo que fotografías, y claro después de verlo vienen un par de preguntas: ¿Cómo y por qué llegas a ese mundo onírico?

"la fotografía me suele buscar a mi, otra cosa es que me encuentre"

Es cierto que una de mis máximas preocupaciones es conseguir una atmósfera que transmita una sensación contradictoria entre calma y ansiedad. Cuando tengo delante un objeto o un paisaje que puede resultarme interesante, siempre me imagino el resultado final bajo una atmósfera similar. Es como si la realidad no captara mi atención directamente y tuviera que aplicarle un filtro mentalmente para que finalmente me motivara.

¿Buscas la foto o la foto te busca a ti?

Los aficionados a la fotografía no tenemos todo el tiempo que nos gustaría para dedicarnos a viajar y desarrollar proyectos a gran escala por lo que en un 95% de los casos, la fotografía me suele buscar a mi, otra cosa es que me encuentre. El inconveniente es que cuando llevas varios años en esto de la fotografía son pocos los lugares cercanos a casa que te quedan por descubrir. Es en este momento es donde comienzas a buscar la fotografía que realmente te motiva y desarrollas pequeños proyectos más meditados y algo más complejos.

La técnica contrasta con la habitual dificultad de la gente al enfrentarse a imágenes como las tuyas, ¿las definirías como surrealistas?

No todos somos capaces de procesar las emociones que nos transmite una imagen y es evidente que las interpretaciones pueden ser tantas como personas vean la fotografía.

Es evidente que en un principio no te planteas, “voy a crear imágenes surrealistas”, pero es cierto que con el tiempo la palabra “surrealismo” viene acompañándome muy cerca. Cada vez más son las personas que catalogan mis trabajos como surrealistas. Hasta tal punto que llega un momento que decides indagar más sobre el tema y te das cuenta de que sí, quizás el surrealismo sea un estilo que me atrae principalmente. Lo considero un estilo intrigante, irónico, sarcástico, cómico e inteligente.

Tus orígenes beben del paisajismo, ¿quiénes son tus referentes?

Sinceramente, no podría decir cuales son mis referentes paisajísticos. Si realmente tuviera alguno, posiblemente se avergonzaría al leer su nombre en esta entrevista, ya que considero que los cánones del paisajismo más estricto de mis orígenes dista mucho de mis imágenes actuales.

Tu trabajo tiene la gran capacidad de permitirnos ir más allá de un simple "que chulo", "qué bonito" o "que bien hecho", casi todas permiten segundas e incluso terceras lecturas, ¿te preocupan esas lecturas paralelas?

En absoluto, eso indicaría que el espectador ha sido capaz de despojarse de sus “prejuicios fotográficos” y se ha permitido el lujo de traducir en sensaciones lo que está viendo. No todos somos capaces de procesar las emociones que nos transmite una imagen y es evidente que las interpretaciones pueden ser tantas como personas vean la fotografía. La intención del autor no siempre tiene que ser percibida de forma estricta por el espectador sino que el significado de la obra es completado por las sensaciones percibidas por las diferentes personas que visualizan la imagen.

Portman1 800 "sin título", de la serie Digital Art, cortesía de Pedro Díaz Molins

Lo decía porque aunque en tu web la imágenes no tienen título en las que lo tienen este guía mucho la lectura del espectador, me refiero por ejemplo a "Planned Obsolescence"

El hecho de no añadir título a mis fotografías ha llamado la atención a muchos expertos en la materia. Yo siempre pido que las imágenes se vean con el corazón, fuera de todo prejuicio técnico o artístico. Siempre he pensado que los espectadores menos experimentados en fotografía son lo que llegan a sentir de forma más sincera ante una fotografía. En este sentido creo que es importante no condicionar y el título en ocasiones puede perjudicarte. Y como la excepción cumple la regla, el caso concreto de “Planned Obsolescence” considero que termina reforzando el mensaje de una forma impactante y actual. En este caso es tan importante el título que os voy a contar una anécdota de la ceremonia de entrega de premios. En la sala donde se entregaron los premios nacionales estaban las fotografías ganadoras expuestas con nuestro nombre y el país de procedencia, pero sin el título. Éste fue un detalle que me percate nada más llegar puesto que consideraba que en mi caso era crucial. No tuve más alternativa que colocarme junto a mi foto y a todo el que se paraba a verla le decía, ¿conoces el título?... es Planned Obsolescence… entonces el gesto de su cara cambiaba y comenzaban a visualizarla de nuevo con otra perspectiva.

No puedo dejar de hacer una pregunta típica y que estoy seguro que estás harto de contestar pero ahora que ha salido el nombre de la foto me he acordado, ¿cómo surgió "obsolescencia programada"?

Me ha llamado la atención como las sensaciones que provocan en las distintas personas difieren en función del intervalo de edad

Este tipo de imágenes requiere trabajar con una idea preconcebida y posteriormente recopilar los diferentes elementos que terminen de dar a luz a la obra en si. Sin embargo, en mi caso no fue así. Fui creando la imagen sin ninguna idea establecida, lo único claro que tenía es que quería utilizar como modelo a esa señora que me llamaba tanto la atención por parecer recién llegada de los años 60. Comencé colocando el suelo y el cielo, pertenecientes a una fotografía tomada en las salinas de Torrevieja. Luego coloqué la mujer en primer plano. Su mirada y la posición de sus píes conectaban perfectamente con el espectador. Entonces coloqué a lo lejos a un anciano marcando la dirección que iría a tomar la mujer, y de pasó me aportaba profundidad a la escena. Hasta aquí la imagen no decía absolutamente nada. Me faltaba un destino, un lugar o una acción que los dos protagonistas fueran a hacer. Fue entonces cuando se me ocurrió colocar un tercer elemento, la escalera, que terminaría de dar sentido a la historia. Finalmente, añadí las sombras para conseguir que todo fuera lo más real posible. Y ahora el momento del título…Obsolescencia programada… ¡Eureka!

Paraguas Alta O "Sin título", de la serie Fine Art, cortesía de Pedro Díaz Molins

Este trabajo ha causado muy buena impresión, tanto en el certamen como en el público ¿a qué crees que se debe el éxito?

Es posible que sea por tratarse de una composición simple, con sólo tres elementos, con unos personajes que contactan rápidamente con el espectador y fundamentalmente con un mensaje que a todos nos copete. Me ha llamado la atención como las sensaciones que provocan en las distintas personas difieren en función del intervalo de edad. También es posible que dentro de la categoría mejorado haya destacado por el uso más natural del retoque fotográfico, junto con un mensaje claro y conciso. Habitualmente en esta disciplina nos olvidamos a veces del mensajes y nos centramos demasiado en la espectacularidad del resultado.

Y ahora ¿qué?, ¿exposiciones, proyectos...?

Dentro de mis proyectos siempre está el disfrutar de la fotografía tal y como realmente me motiva, intentado cada vez más escuchar mis verdaderos impulsos y seguir evolucionando.

Muchos talentos, no solo en fotografía sino en diferentes disciplinas, tienen que salir de España para conseguir reconocimiento, ¿qué está pasando?

Creo que esto ocurre en todas las facetas de la vida, siempre lo de fuera es mejor. Entendiendo la situación, sólo queda adaptarte y salir fuera. Es cierto que a pesar de conseguir logros importantes pocos son los medios de comunicación a nivel nacional que se hacen eco de estas noticias. En cambio, otros países como Alemania e Inglaterra han salido publicadas en los periódicos más importante de tirada nacional. Si no nos valoramos a nosotros mismos, sólo nos queda buscar el reconocimiento fuera de España.

Reflejo O Sin título, de la serie Street Art, cortesía de Pedro Díaz Molins

No te robamos más tiempo, felicidades de nuevo por el premio y por tu trabajo, es fantástico!

Más información | Pedro Díaz Molins

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio