Compartir
Publicidad

Rafa Irusta, aurora boreal sobre Grand Teton

Rafa Irusta, aurora boreal sobre Grand Teton
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mi estreno en Xataka Foto como editor os traigo la primera parte de tres historias vividas en primera persona por Rafa Irusta. Un fotógrafo que prepara el equipo fotográfico, mira la previsión meteorológica, pero no sabe exactamente que encontrará.

Le gusta la emoción de ver el azar funcionar al milímetro, es su particular aventura fotográfica, disfruta el acto, antes del click, atento a como va a ser capaz de encajar los elementos que tenga delante de sus ojos. Incluso cuando duda en dirigirse a una localización u otra, piensa en el reloj de su coche, si cuando sube marca números par, va a una, si marca impar, a otra. Eso no lo enseñan en ninguna escuela de fotografía. Os presento la historia de un fotógrafo muy especial.

Imagina que estás en USA, a punto de ir a dormir porque a la mañana siguiente toca madrugón a las cuatro de la mañana, tenemos planeado captar el amanecer, le echamos la última miradita a nuestro Twitter, y resulta que un fotógrafo avisa de un fenómeno meteorológico diciendo “está ocurriendo ahora mismo” y adjunta una captura de pantalla de su cámara, la abres y ves una aurora boreal espectacular, y para colmo te encuentras en el mismo lugar que él, Wyoming… no te queda otra que agarrar el equipo fotográfico y tirar al monte, es lo que hizo el fotógrafo de naturaleza Rafa Irusta, el amanecer podía esperar.

En busca de la aurora boreal

La buena suerte no había acabado para uno de los mejores fotógrafos españoles de naturaleza, la escena que se encuentra al llegar es de otro planeta, tiene como él mismo dice su “bautismo de la aurora” frente a él. Me comenta que había visto muchas fotografías de auroras boreales en Islandia y Alaska, pero muy pocas de aquel lugar, estaba viviendo algo muy singular en aquellas tierras. Siendo noche cerrada, la escena está iluminada por la luna, eso podríamos interpretarlo como una ‘alineación de planetas’ en toda regla. Una exposición de 5 segundos acompañada de ISO 6.400, tenemos a un experimentado fotógrafo, como él mismo dice, “embelesado mirando al cielo” y viviendo uno de sus “momentazos fotográficos”.

Siempre recomiendo trabajar con ideas en nuestros proyectos fotográficos, tener en mente qué queremos materializar en nuestras imágenes para que se manifieste frente a nosotros y hacer click, pero en ocasiones las mejores fotografías aparecen cuando menos lo esperamos y más estando rodeado de naturaleza imprevisible, solo podemos dejarnos llevar y disfrutar de los regalos de la tierra y el cielo.

Web y foto | Rafa Irusta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio