Compartir
Publicidad
Publicidad

Bill Brandt, belleza onírica

Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Nos ponemos en situación. Finales de los años 20, un fotógrafo comienza a trabajar con Man Ray incorporando a su mirada toda una iconografía influenciada por el movimiento surrealista. Desde Brassaï a Eugène Atget. Mágico, onírico, bello y distorsionado.

Estamos hablando del fotógrafo nacido en Hamburgo, Bill Brandt. Forma parte de ese grupo de artistas y fotógrafos que revolucionó la forma de crear en las primeras décadas del siglo XX. A día de hoy, por mucho que sus fotografías se nos antojen muy apegadas a una determinada época, siguen impactando.

Impactan sobre todo su serie de desnudos ya que hay algo en ellas que las hace únicas. Son fotografías en blanco y negro muy potentes visualmente. Primero por el uso de la luz, con unas luces y sombras muy marcadas. Segundo porque trabajaba con gran angular, llevando al extremo la distorsión en los cuerpos femeninos.

Buscó siempre el encuadre distinto, tratando de transportar al espectador hacia lo irreal, hacia ese sueño de situaciones incongruentes. Fue sin duda una pieza clave en el desarrollo de la fotografía dentro del surrealimo y es por ello un fotógrafo a tener muy en cuenta en nuestra carpeta de autores para la historia.

No dejéis de pasear por las galerías de su web, totalmente recomendables.

Vídeo | Youtube
Fuente | The Bill Brandt Archive

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos