Compartir
Publicidad

De la propuesta de exposición al fotolibro, Miren Pastor nos cuenta cómo desarrolló Bidean

De la propuesta de exposición al fotolibro, Miren Pastor nos cuenta cómo desarrolló Bidean
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando visitamos una exposición o echamos un vistazo a un fotolibro, no nos planteamos el trabajo que hay detrás, las horas de preparación y los profesionales que lo hacen posible. Por ello para mí es un placer poder acercaros un proyecto fotográfico materializado físicamente para llegar al público a través de una muestra y un catálogo, y más si cabe hacerlo de la mano de Miren Pastor gracias a su caso (podemos decir de éxito) "Bidean".

Gracias a esta entrevista, una de las más didácticas que hemos hecho ya que nos será muy útil para conocer cuál es el proceso de una exposición, así como los distintos lugares (imprenta, enmarcación, encuadernación en el caso del fotolibro) a los cuales podríamos acercarnos para poder llevarlo a cabo, Miren Pastor nos cuenta esa gestación desde el planteamiento que la hizo ser parte del festival Miradas de Mujeres, hasta la distribución del libro. No os lo perdáis.

Partiendo de tu reciente exposición en la Galería Gema Llamazares de Gijón, sabemos que una muestra comienza con un planteamiento, personal o por parte de un comisario o lugar de exhibición interesado, en tu caso, ¿cómo te llegó la propuesta? Mi proyecto Bidean llevaba un año en reposo hasta el día que me reuní con la comisaria Semíramis González para tomar un café en La Realidad y me sorprendió proponiéndome mi primera exposición en la galería Gema Llamazares.

expo idean
Exposición de Bidean en Gema Llamazares

Yo nunca había sido muy partidiaria de hacer exposiciones porque resulta muy costoso a nivel mental, físico y sobre todo económico. Pero al topar con una profesional que quería apostar por mi trabajo más allá de una sola exposición, decidí tirame a la piscina e intentar hacerlo lo mejor posible. Estas oportunidades no suelen pasar todos los días, en fin, que para un autor es lo más parecido a que te toque la lotería.

La galería Gema Llamazares de Gijón lleva desde el 2005 enfocada a creadores más consagrados y recientemente ha dedicado el Espacio 2 a la promoción y difusión de artistas emergentes, con Semíramis al cargo. Así llegó mi primera exposición individual del proyecto Bidean, que formó parte del Festival Miradas de Mujeres 2014.

libro idean
Portada del fotolibro Bidean

Los que hemos conocido un poco el desarrollo de tu exposición, nos hemos quedado encantados con la línea evolutiva del mismo, primero por rodearte de un excelente equipo de profesionales y segundo por adentrarnos en una manera de trabajar quizá desconocida por muchos, como es el uso de una maqueta y otras soluciones de planteamiento espacial. ¿Podrías contarnos un poco más ese proceso? ¿Desde la elección de fotografías a la distribución por la sala?

Siendo la coordinadora de BLANK PAPER Escuela de fotografía tengo la suerte de estar diariamente en contacto con grandes profesionales y estudiantes, aprendiendo de sus experiencias, de los errores y aciertos; al ser mi primera exposición individual el primer paso lo tuve claro: formar un buen equipo de trabajo.

maqueta idean
Maqueta de la exposición Bidean

A Gonzalo Golpe le había visto involucrarse a fondo con diversos proyectos expositivos y creía que me podría ayudar a conceptualizar la línea central del proyecto, para que todo tuviera cierta coherencia. Por otra parte, me gustaba mucho cómo trabajaba Alberto Salván, del estudio Tres Tipos Gráficos, tanto por su labor de diseñador como de fotógrafo. Trabajamos de principio a fin los tres juntos, desde la edición, planteamiento expositivo, hasta la publicación final.

Como no tenía obra producida, planteamos una exposición específica para la sala. Construí una maqueta a escala con cartón pluma para ver la sensación que me causaban las fotos en pared. Teniendo en mente ejemplos de Wolfgang Tillmans como uno de mis referentes en montajes expositivos. Intentamos jugar lo mejor posible con los puntos de fuga creando atmósferas diferentes en cada espacio, dando un ritmo y coherencia al recorrido. Poco a poco cada fotografía fue tomando su sitio.

Una vez decidida la edición definitiva, las fotografías pasaron por manos de Víctor Garrido para ser ajustadas, después impresas por Gonzalo Hernández en un plotter Epson 9900 y enmarcadas por Javier Muñoz en su estudio de San Sebastián de los Reyes.

Los vídeos son otro pilar importante de la exposición y paralelamente a la edición fotográfica edité la secuencia de vídeos que compondrían la pieza multimedia para la exposición. Como el tema de exportación, perfiles... es complejo, conté con la ayuda del videoartista Sergio Duce y la profesora de técnicas multimedia de BLANK PAPER, Eva Filgueira. No tiene precio el consejo de un buen especialista a tiempo.

Junto con la exposición hay un catálogo que recoge la esencia de la misma. En tu caso viene a ser un fotolibro con muchas peculiaridades escondidas. Igual que el montaje de la exposición, conlleva un proceso desde la concepción al toque final. Nos gustaría que nos explicases de dónde surgió esa idea de libro que a su vez se despliega en un mural fotográfico, así como porqué se eligieron unas fotos y no otras, hasta ese elemento distintivo de esquina doblada en su portada. Y también los distintos profesionales que lo han hecho posible, desde la imprenta, la elección de materiales, la opción de cierre...

expo bidean montaje

Era fundamental trasladar la esencia de la exposición a la publicación al ser un proyecto abierto que sigue creciendo, que habla en torno al proceso de cambio. Tenía en mente el trabajo de Peter Puklus, con el que ganó en 2013 el FOAM Talent y me parecía muy interesante la propuesta de que jugara dos papeles, tanto en formato libro y como recurso expositivo, de una manera abierta que pueda tener continuación.

La secuencia del libro va mostrando las fotos expuestas más representativas envueltas en una maraña de verde, una textura indefinida que nuestra mente no es capaz de asimilar y que pasan a formar parte del subconsciente, hasta que todo cobra sentido al verlo desplegado en la pared, siguiendo las sutiles coordenadas que lleva cada página. Las fotografías quedan envueltas en la profundidad del bosque como si de pequeños nidos se trataran. En cuanto al doblez de la portada, es un recurso más para hablar de la incertidumbre y enfatizar la sensación de perderse, de encontrarse... un invite a entrar al interior a la misma vez que algo te impide ver bien el título. La guinda final del libro la pone Iván del Rey de la Torre, profesor de arte y lenguaje audiovisual de la escuela, con su precioso texto como metáfora del proyecto. Os invito a leerlo en la web, es un deleite.

bidean_miren_pastor_011.jpg

Se encargó Víctor Garrido tanto del ajuste de las imágenes como de la pre-impresión, que a parte de ser el profesor de Tratamiento Digital en BLANK PAPER, ha trabajado en proyectos como Karma, C.E.N.S.U.R.A., Casa de Campo... y es uno de los mejores especialistas de España en producción de fotolibros. El arranque de máquinas en Artes Gráficas Palermo fue muy sencillo, ya que simplemente son dos pliegos de 70x100 y el papel escogido fue Olín, siendo el más acertado para el proyecto por su calidez. Detalle importante días antes a llegar a imprenta, pedir con antelación el número de ISBN y el del Depósito Legal.

Una vez impreso han sido las encuadernadoras Isabel Zambelli y Fani quienes le han dado su toque final al libro, innovando en la forma de poner la goma, un proceso totalmente manual y delicado. Una vez listos los 500 ejemplares, la editorial y distribuidora de fotolibros Dalpine, se ha encargado de distribuirlos online desde su página web y también se encuentra disponible en librerías especializadas nacionales como La Central del Reina Sofía y MACBA, Ivorypress, Kowasa o LeBal en París.

Montaje Bidean libro

Cada proyecto es un mundo y cada uno tiene que decidir la manera en la que lo desarrolla. Con el reciente boom del fotolibro que vivimos en España, están surgiendo nuevos agentes especializados en ciertos temas concretos que antes no estaban tan definidos, fruto de sus trabajos recientes como editores, diseñadores, pre-impresores, encuadernadores... En mi caso ha sido maravilloso abrir el proyecto a que cada especialista pusiera su granito de arena, para que el resultado final haya sido incluso mejor de lo que podía esperar.

Le damos las gracias a Miren Pastor por su tiempo, por habernos detallado todo ese proceso que le ha llevado a poder presentar "Bidean" al público de las galerías y a los "lectores" de fotolibros, además de desearle mucho éxito en el desarrollo posterior que tendrá su proyecto así como en todos aquellos que vengan.

Fotógrafa Miren Pastor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio