Compartir
Publicidad

De tu ventana a la mía, cuando la fotografía está por encima de la historia

De tu ventana a la mía, cuando la fotografía está por encima de la historia
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la facultad me enseñaron que al analizar una película había que buscar ese detalle con el cual poder comentarla y de esa forma escribir una crítica sobre la misma. Hay veces que es difícil encontrar ese hilo conductor que te permita un buen ensayo, pero en otras ocasiones, es tan patente, que una vez entras en su juego, ya no atiendes a guiones ni interpretaciones, porque como en "De tu ventana a la mía", sólo nos interesa la fotografía.

Vuelvo con un post sobre una película gracias a la cinta española "De tu ventana a la mía". Uno de esos films que pueden quedar vacíos en cuanto a contenido textual, pero que va sobrado de imágenes y como tal, también de silencios. El ejercicio fotográfico con el cual nos deleita esta película es sencillamente cautivador.

Desde el prólogo que en cierto modo me recordó a "El árbol de la vida", la película nos lleva de la mano de tres épocas gracias a sus tres protagonistas, inmensa Luisa Gavasa por cierto. Paseamos por un paisaje de momentos fotográficos de factura impecable. Cada fotograma es una fotografía preciosa, no hay un plano fuera de lugar estéticamente en toda la cinta. Es como si hubiésemos cogido un baúl con viejas fotografías haciendo que cada una de ellas cuente una historia.

Son fotografías que cobran vida, pero que dándoles al pause, nos regalan muchas de esas instantáneas que alguna vez hemos soñado con hacer. Desde juegos de espejos a habitaciones con luces y sombras, campos de trigo y estampas de bañeras exentas que nos anfixian plácidamente con el agua como a la mítica Ofelia prerrafaelita.

Toda esa magia se la debemos al director de fotografía Migue Amoedo, con experiencia en diversos cortos y el largo "La habitación de Fermat", se consagraba gracias a "De tu ventana a la mía" consiguiendo varios premios por su profunda sensibilidad, para hablarnos de los personajes por medio de estampas llenas de matices en el color, en el encuadre y en los primeros planos. Si echáis un vistazo a su web podéis ver más trabajos, seguro que os encantan.

Con guión y dirección de Paula Ortíz, es una película que nos habla de mujeres fuertes y que sin duda os la recomiendo como ejercicio de deleite visual. Es una de esas joyitas que no podemos dejar escapar y que, aunque no nos lleguen a atrapar en su conjunto, al menos nos quedan sus imágenes y las ganas de coger una cámara, porque a la postre es una cinta absolutamente inspiradora.

Vídeo | Youtube Fotógrafo | Migue Amoedo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio