Compartir
Publicidad

El Centro Pérez Siquier se encargará de conservar y gestionar la obra íntegra del fotógrafo

El Centro Pérez Siquier se encargará de conservar y gestionar la obra íntegra del fotógrafo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Carlos Pérez Siquier es un pedazo vivo de la historia de la fotografía, tiene 86 años, formó parte de uno de los colectivos de fotógrafos más influyente de España y ahora inaugura el primer museo español dedicado a un fotógrafo, a él.

En un momento en el que las políticas de gasto público dejan de lado a la cultura no es difícil adivinar que esta iniciativa se ha llevado adelante 100% con dinero privado, cerca de medio millón de euros que han servido para levatar un edificio que albergará la obra del fotógrafo almeriense.

Con un contrato de comodato pero sin fecha de finalización conocida, Pérez Siquier cedió la totalidad de su archivo fotográfico a la Fundación de Arte Ibáñez-Cosentino. Ahora que se han terminado las obras de un museo que lleva su nombre, el autor tendrá como misión la gestión, conservación y digitalización de la totalidad de las imágenes que integran la colección completa de diapositivas y negativos del fotógrafo.

Poco más de un año ha tardado en construirse este edificio que y que tiene una extensión de 550 metro cuadrados, entre sus paredes se guardarán los negativos, diapositivas, las condecoraciones y el equipo con la intención de hacer llegar el legado del maestro a las futuras generaciones.

En un paseo por el museo descubriremos que se estructura en cinco salas. En la sala 1, se expone La Chanca en blanco y negro, que habla del insigne barrio almeriense con el mismo nombre, en el que se documenta la vida de suss habitantes. En la sala 2 se exhibe La Chanca en color, un punto de vista más estético de una de las etapas más "informalistas" en la trayectoria del fotógrafo.

La tercera sala presenta La Playa, un trabajo que bebe de la cultura pop e ironiza sobre el turismo que ya en los años 70 abarrotaban las playas del Mediterráneo, este es un o de sus trabajos más conocidos y con mayor repercusión internacional.

La sala 4 recoge trabajo posterior y menos conocido del fotógrafo también en color. Un pequeño patio, sin techo, al aire libre, hace las veces de quinta sala, en ella una breve retrospectiva recorre el trabajo más abstracto de Pérez Siquier.

Esta es, sin duda, una gran noticia que arroja un poco de luz ante el desolador panorama al que se enfrentan los fotógrafos cuya obra, pese a formar parte de la historia de la fotografía española, no decora las paredes de los Museos Nacionales.

Más info | Centro Pérez Siquier

Foto de inicio extraída de una entrevista del programa Tesis de Canal Sur Web

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos