Compartir
Publicidad
Enrique Metinides, el maestro de la nota roja
Fotógrafos

Enrique Metinides, el maestro de la nota roja

Publicidad
Publicidad

Desde que vi la foto del accidente en que murió la periodista Adela Legarreta Rivas cuando era pequeño, supe que la fotografía era una forma de comunicación que me era familiar.

Recuerdo que la gente de mi familia hablaba de lo "horrible" de la foto, yo no veía nada horrible en ella, aunque sí en lo que me contaba, pero la forma de hacerlo era dulce y me invitaba a imaginar qué había pasado. No podía dejar de mirarla y cada vez encontraba una pista nueva, un detalle que me acercaba a lo que yo pensaba que sería la historia verdadera.

Unos detalles sobre su vida

Su nombre completo es Jaralambos Enrique Metinides Tsironides, nació en Ciudad de México en 1934.

Sus padres eran griegos, viajaron a México en su luna de miel y se quedaron allí porque estalló la guerra y no pudieron regresar. Montaron un negocio de cámaras de fotos y rollos de película. Con unos nueve años su padre le regaló un primera cámara, una Brownie Junior que aprendió a utilizar de manera prácticamente autodidacta haciendo fotos a las estatuas de los parques.

Brownie Junior

Educó su ojo desde muy pequeño en las salas de cine cercanas a su casa, como no podía pagarse las sesiones de tarde se escapaba de la escuela para poder ir a las matinales o iba al cine propiedad de su hermana y su cuñado donde podía entrar gratis. Amante del cine negro, de las películas de gánsters y tiroteos empezó a hacer fotos a los 9 años, su visión cinematográfica le sirvió para publicar por primera vez a los 10.

Captura De Pantalla 2015 11 04 A Las 23 56 47

"Me llevaba la cámara al cine y retrataba la pantalla: accidentes, explosiones. Luego me iba a la calle a fotografiar accidentes [...] tuve una gran colección de accidentes. Eran ocurrencias de niño, en lugar de andar jugando pelota me iba a fotografiar todo"

Quizá su afición por un tipo de cine de acción llevó a Enrique Metinides a especializarse en cubrir "nota roja", así es como llaman los reporteros y periodistas a las escenas de un crimen que tienen que documentar. Ya desde pequeño empezó a fotografiar algunos de los muchos muertos que dejaba la incesante violencia que asolaba México.

Unos datos sobre su obra

Ya desde niño el trabajo que tenía en prensa le hizo ver una media de 30 ó 40 muertos diarios.

"En un rollo (de película) tenía unas 8 casos diferentes. A veces podía hacer 100 fotos en un día, al mes 3000 y estuve 49 años..."

La fotografía de Metinides evoluciona hasta convertirse en un icono del fotoperiodismo de nota roja no solo en México, sino en todo el mundo. Pese a la crueldad de las historias el fotógrafo siempre trata de mostrar en sus imágenes su respeto a las víctimas, su humanidad, tanto en la forma con la que mira como en el tiempo que se tomaba para documentar escrupulosamente la escena.

La Tragedia 101 El Novio Muerto Y La Novia Llorando La tragedia 101, el novio muerto y la novia llorando. Cortesía del artista Enrique Metinides y 212 Berlin.

Parque de Chapulpetec, Ciudad de México, 1995. Una mujer joven llora sentada cerca de su novio, quien ha sido asesinado en un robo que salió muy mal. He parece que está dormido.

Los medios latinoamericanos que se han encargado de publicar sucesos, se han caracterizado siempre por la utilización de imágenes muy descriptivas, muy duras. Sin olvidar para el medio en el que trabajaba, Metinides, siempre ha buscado el lado humano, sin caer en la tentación del morbo no informativo.

Tragedia78 0001 La tragedia 78, la de Bertha Ibarra García. Extraída del libro "101 tragedies". Publicada por cortesía del artista Enrique Metinides y 212 Berlin.

Parque de Chapulpetec, Ciudad de México, 1977.

Bertha Ibarra García preguntó a un policía por el árbol más viejo del parque, mientras caminaba por el Parque Chapulpetec. Más tarde ese día, el mismo policía la encontró colgada allí y me contó lo que había pasado. Encontramos una nota en su bolsa que decía que hoy era el cumpleaños de su hija quinceañera. Le había quitado a su hija cuando apenas tenía nueve años y García esperaba ir a la fiesta (de los quince) para verla, pero su padre no le dejó. Había una fotografía de su hija cuando tenía nueve años también en su bolsa.

Jugándose la vida en algunas ocasiones, bien por encontrarse en medio de un tiroteo, bien por las precarias condiciones en las que tomó la foto, su trabajo es espectacular.

Tragedia59 La tragedia 59, el rescate de la cruz roja. Extraída del libro "101 tragedies" y publicada por cortesía del artista Enrique Metinides y 212 Berlin.

Cuajimalpa, ca. 1970

¡Esta es una buena historia! Fui con la Cruz Roja al rescate de un cuerpo de alguien que había sido asesinado y abandonado en la carretera a Toluca. El plan era elevar el cuerpo del barranco como una piñata. Cuando voy a la escena, decidí que el mejor ángulo para tomar la foto era desde arriba. Desde la carretera no podía ver, así que me subí a un árbol para conseguir una mejor visión, pero entonces me di cuenta de que detrás de mí había un precipicio y que me había quedado atrapado. No podía bajar, ¡así que la cruz roja tuvo que venir a rescatarme a mí también!.

Ha trabajado para multitud de medios, pero en el que estuvo casi toda su carrera fue en el diario "La Prensa". Y, por fin, la foto de la que hablaba al principio de este artículo:

La Tragedia 81 La De Adela Lagarreta Rivas 2 La tragedia 81, la de Adela Lagarreta Rivas. Extraída del libro "101 tragedies". Cortesía del artista Enrique Metinides y 212 Berlin.

Ciudad de México, 29 de abril de 1979

Adela Lagarreta Rivas era una periodista mexicana. Ese día ella tenía una conferencia de prensa donde se supone que iba a presentar su último libro. Se había ido a arreglarse el pelo y las uñas esa mañana. Camino a casa desde el salón de belleza fue asesinada, golpeada por un Datsun blanco en la Avenida Chapulpetec. Esta fotografía no fue la única publicada el siguiente día en los periódicos. A menudo las fotografías que más tarde se convierten en importantes no fueron elegidas por los editores del periódico.

Periodico

Reconocimiento tardío

Pese a su extensísima obra y sus años de dedicación, no fue hasta el año 2001 cuando obra se expuso por primera vez, se llamó "El Teatro de los Hechos" y se expuso en el Museo Universitario de Ciencias y Arte, CU, México, D.F. Posteriormente itineró a las ciudades de Guadalajara en julio y otros estado mexivanos.

Tuvo que esperar un año más para que su obra tuviera una exposición internacional, en el Fair Royal College de Londres.

A partir de ese año y hasta 2013 hace varias exposiciones anuales en diferentes partes del mundo

Libros

Metinides Limited Cover Nosig 1
27964f9a13
  • Enrique Metinides. Series. Komminek books, Alemania 2011. Se repasa desde un punto de vista iconoclasta que cede el protagonismo a las víctimas. En este libro el autor se desprende de todo ego para mostrarnos el proceso que desarrolla para contar la historia.

  • Viva la muerte*. Catálogo editado en 2008 por el Centro Atlántico De Arte Moderno, de la exposición colectiva realizada entre finales de 2007 y principios de 2008 en el museo Kunsthalle Wien en Austria.

511jga3a8cl Sy421 Bo1 204 203 200

El futuro

Postal Metinides Curvas 01

Trisha Ziff, realizadora de cine y comisaria inglesa afincada en México, y 212 Berlin Films firman una película retrospectiva sobre el fotógrafo. De momento solo podemos disfrutar del trailer, que deja con muy buen sabor de boca. Con acertadísimo título "El hombre que vio demasiado" nos recuerda la época donde Metinides se acercó a los gánsters desde una lujosa sala de cine.

Entrevista en vídeo

El programa de investigación "La historia detrás del mito", conducido por Atala Sarmiento, hizo este documental sobre la vida del fotógrafo.

Más información y fuentes | Enrique Metinides, 212 Berlin, El Hombre que vio demasiado, La historia detrás del mito

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio