Compartir
Publicidad

Jesús Herrero, autor del libro "Madrid en 3D", nos habla de la estereoscopia

Jesús Herrero, autor del libro "Madrid en 3D", nos habla de la estereoscopia
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay muchos libros de fotografías de Madrid. Así que cuando Jesús Herrero se planteó editar otro decidió hacerlo proponiendo una experiencia diferente. Armado con cámaras analógicas, ha tomado un montón de fotografías en 3D de la capital para proponernos una nueva forma de visitarla (fotográficamente). El libro puede adquirirse en grandes superficies y en la página del autor. Para ello usa la estereoscopia, una técnica bastante antigua pero que ha vuelto a popularizarse gracias al nuevo auge del 3D en el mundo audiovisual. Hemos querido saber un poco más acerca de ella a través de una entrevista.

XATAKA FOTO: ¿Podrías describirnos brevemente, y para los profanos en la materia, en qué consiste la fotografía estereoscópica?

JESÚS HERRERO: La Estereoscopia es una técnica que trata de emular la visión tridimensional de la realidad. Nuestra visión es fruto de dos imágenes obtenidas con cada ojo. Estas imágenes tienen un encuadre ligeramente diferente, por la separación que hay entre los ojos. El cerebro se encarga de unir dichas imágenes y obtenemos la imagen final y tridimensional. La estereoscopia persigue lo mismo, y para ello, realiza dos imágenes ligeramente separadas una de otra, para ser fusionadas en una, posteriormente. Por ello, para apreciar la tridimensión de la imagen, es preciso ponerse las gafas, para que vea la imagen en su conjunto.

¿Por qué elegiste Madrid y por qué fotografiarlo con imágenes en 3D?

La elección de Madrid fue por la proximidad (nací y vivo en Madrid), además de por la pasión que tengo por la ciudad. El hecho de hacerlo en 3D es por varios motivos: Hay muchos libros de fotografía sobre la capital, pero ninguno te permite "introducirte" en la escena. Además, quería ofrecer algo diferente y que el lector pudiera tener la sensación de estar ahí.

plaza de neptuno 3d

¿Después de tantos años de existencia de la fotografía 3D, por qué crees que es ahora cuando empieza a estar de moda, a ser incorporada en algunas cámaras y a hablarse de ella?

Es algo curioso. Las primeras imágenes estereoscópicas datan de 1838. Personalmente he tenido la oportunidad de observar algunas de las imágenes de esa época (hace más de 150 años) y te aseguro que el detalle y la sensación de profundidad son impresionanates. Creo que por desinformación o desconocimiento, mucha gente considera que el 3D es relativamente moderno, fruto de la industria de Hollywood.

¿Crees que al margen de ser una técnica visualmente atractiva, puede convertirse en un nuevo lenguaje, con sus propias reglas, dentro de la fotografía?

Sin duda alguna, el hecho de poder jugar con más planos y volumen que con la fotografía tradicional, ofrece más posibilidades. Además de las tradicionales normas de composición, con el 3D surgen otros detalles adicionales basados en la profundidad y el efecto tridimensional.

lampara 3d

¿Nos puedes describir, a grosso modo, y desde un punto de vista técnico (equipo, procesado...), cómo se realiza una fotografía estereoscópica?

Es muy sencillo: Tomar dos imágenes con dos cámaras iguales al mismo tiempo, separadas las cámaras entre sí por 7 cm (es la distancia de separación entre los ojos, en un adulto). Es importante que las cámaras tengan la misma lente y mismos ajustes para que las dos imágenes sean iguales y solo varíe el encuadre. De este modo, tenemos dos imágenes como si las hubiera captado cada uno de nuestros ojos. Ahora solo quedaría fusionarlas en una. Hay muchas técnicas para hacerlo. La más sencilla es ponerlas una junto a otra, y cruzar los ojos para mezclar la visión (poniendo los ojos bizcos). Hay gafas especiales para ello. Los visores estereoscopicos del Siglo XIX se basaban en esa técnica.

Yo he optado por los anaglifos: Una técnica que consiste en superponer las dos imágenes y colorear el sobrante de cada una, de azul cyan o de magenta. Por eso, al colocarnos las gafas de cartón (azul/rosa) cada ojo solo ve una imagen, y por ello es como si estuvieramos delante de la escena tridimensionalmente.

Comentas en el libro que además has utilizado equipos antiguos, y película especial para que tu proceso fuera más genuino. ¿te ha supuesto alguna dificultad añadida?

Dificultad, ninguna. Eso sí, se hace menos cómodo. Tras realizar la imagen hay que revelarla, escanearla, procesarla... De todo ello, la mayor sorpresa que me he llevado ha sido la de observar con gafas especiales, los negativos de 120mm revelados en diapositiva. Una calidad excelente. He usado cámaras de todo tipo y época, aunque la mayoría se han realizado con cámaras digitales.

jesus herrero

Hablas en tu libro además de la técnica de la hipoestereoscopia. ¿Podrías describirnos en qué consiste?

La sensación de 3D en la vista humana empieza a perderse a partir de los 10 metros. Los objetos que está situados a una distancia mayor, dejan de ofrecer esa visión. Por ello, si nos subimos a una azotea, vemos el efecto 3D en los edificios cercanos, pero no en el resto de la ciudad (lejanía). La hipoestereoscopia se basa en "jugar" con la distancia entre las cámaras o paralaje, para separarlas más hasta dar con el puento enq ue toda la imagen ofrece tridimensionalidad. Es como si nos separásemos los ojos para apreciar mayor tridimensionalidad. El resultado son imágenes irreales pero muy interesantes, de una panorámica trimiensional.

rastro

Del mismo modo, hay una técnica similar que ofrece el resultado contrario para onjetos muy cercanos. Si separamos las cámaras a una distancia inferior a los 7 centímetros, podremos obtener imágenes macro en 3D. Algunas que he realizado de insectos en otros proyectos, son cuanto menos, sorprendentes. Periódicamente voy a ir subiendo imágenes a mi blog personal (www.jesusherrero.com) , sobre todo tipo de experimentos realizados con estas y otras técnicas.

plaza de toros de las ventas 3d

¿Cómo deberían visualizarse estas fotografías en tu libro?

Se incluyen unas gafas para su correcto visionado. Para hacerlo correctamente, se aconseja situar la imagen a unos 30 centímetros de los ojos, con la superficie del libro/imagen totalmente plana. No curvar la imagen. La apreciación en casi inmediata, aunque en algunos (pocos) casos puede costar un poco más, debido a que se han utilizado técnicas de hipoestereoscopia ó hipoestereoscopia. Una vez logrado el enfoque, la sensación en como la de estar frente a una ventana, que es la propia imagen.

Web | Jesús Herrero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio