Compartir
Publicidad

Las primeras chicas scout y un baile de graduación de 32 horas por Francis Miller

Las primeras chicas scout y un baile de graduación de 32 horas por Francis Miller
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La fotografía (y por consecuencia el vídeo) ofrecen la posibilidad de retrotraernos en el tiempo y tener acceso a imágenes que por su valor anecdótico nos hacen conocer otras culturas y otras formas de vida que se alejan de nuestras costumbres.

Siempre es un placer conocer la obra de fotógrafos americanos de antaño (para aquellos que por alguna razón nos sentimos atraídos por la cultura norteamericana, igual que ellos viven fascinados con la idea del Viejo Continente), con la idea de viajar a una serie de vivencias que aún repitiéndose hoy en día, nos llaman más la atención por tratarse de esos elegantes años 40 y 50.

Por tanto hoy vamos a visitar dos series de Francis Miller que trabajó para LIFE y cuyos trabajos podéis ver íntegramente en la web de la revista americana. Uno nos conduce hacia un reportaje sobre el primer grupo femenino de scouts y el otro se centra en la documentación de un baile de graduación que duró ni más ni menos que 32 horas.

Dos series muy inocentes

Para mí, que siempre me he sentido atraída por la moda de esos años, es muy interesante cómo en las fotografías del baile de graduación se ve perfectamente esa estética menos encorsetada de los años 50, con la música del primer rock and roll como banda sonora, que después iría dejando paso a los hippies 60'.

Se agradece además la elegancia que se desprende de los trajes de noche, de los también trajes de baño, incluso la inocencia a la hora de divertirse en el parque de atracciones respecto a la imágenes que nos hacen llegar de esas celebraciones en la actualidad. La fotografía nos permite viajar al pasado y series como ésta, sin mayor pretensión que la de documentar un evento determinado, paradójicamente dan aire fresco a nuestra mirada de espectador.

También lo hace la serie sobre las scouts. No ha parecido cambiar mucho la estética de estos grupos, así como los rituales que llevan a cabo en las excursiones. Sin embargo seguimos viendo inocencia y al final se nos termina por convertir en algo exótico por la distancia de años y kms culturales que nos separan de esas imágenes.

No hay mucha información en la red sobre Francis Miller, pero me parecía interesante visitar su trabajo, sobre todo por lo que siempre os digo de la importacia de conocer a otros fotógrafos ya sean actuales o del pasado. Quizá estas fotografías tengan más valor como documento que por innovación fotográfica, pero seguro que algún detalle nos sirve como base remota de inspiración.

Fotografías LIFE Francis Miller—Time & Life Pictures/Getty Images

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio