Compartir
Publicidad
Publicidad

Los hijos del desconsuelo, un libro imprescindible de Álvaro Ybarra

Los hijos del desconsuelo, un libro imprescindible de Álvaro Ybarra
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el momento en que supe que Álvaro Ybarra Zavala había publicado en 2006 un libro con sus fotografías, me propuse encontrarlo y adquirirlo. Hoy hace ya dos días que lo tengo en mis manos y ya me siento en la necesidad de recomendarlo a todo el que busque fotoperiodismo con alma propia.

"Sin duda todos ustedes podrán comprender la responsabilidad que uno adquiere cada vez que dispara su cámara. Una responsabilidad que no es cuantificable ni en dinero ni explicable en palabras, pero que sin embargo todos nosotros, como seres humanos, entendemos. Como fotógrafo siempre he sabido que con la fotografía tenía que lograr que esas personas que confiaban en mí fueran escuchadas. Siempre tendrían que ser ellos los que contaran su historia y mi cámara sólamente una ventana hacia el resto del mundo por la que ellos se hicieran escuchar. Una ventana que pretende materializarse en "Los hijos del desconsuelo". Álvaro Ybarra, agosto de 2005.
Los hijos del desconsuelo

No os lo voy a ocultar. Me cautiva el fotoperiodismo que te cuestiona, y me enganchan esos blancos y negros que, aunque ricos en detalles, saben llamar tu atención sobre lo esencial y acercártelo. Este libro es así, y ya ocupa un hueco en la estantería al lado de los de Sebastiao Salgado.

Alvaro Ybarra Zavala
Ybarra Zavala recorre el mundo retratando sus realidades: los desplazados y refugiados de Sudán, el avance del SIDA en la India, el trabajo infantil en las minas de Bolivia, los indígenas en el conflicto colombiano, el cáncer infantil y la identidad de los indígenas en América Latina, el difícil acceso a medicamentos esenciales en la República Centro Africana, el conflicto de Chechenia, los refugiados que perdieron su lugar en Georgia, y la crisis humanitaria en Uganda.

Los hijos del desconsuelo

El libro, editado por ACNUR y Silvia Pérez, con numerosas ONGs colaboradoras, es grande (27,5cm x 23,5cm), de tapas blandas, y más de 200 páginas. La impresión es de gran calidad y tal vez lo único que se le pueda criticar es que, junto a fotografías que ocupan toda la página hay otras que, supongo que por cuestiones de diseño en la maquetación, tienen menor tamaño del que merecen. Se puede adquirir por sólo 20€, con el aliciente adicional de que esa cantidad de dinero irá íntegramente destinada a ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados.

Ya hace meses que sigo la pista del trabajo de este joven fotógrafo bilbaíno, pero tras ver y respirar una obra como ésta, no sólo dan ganas de cruzar los dedos para que publique otro libro más, sino también de preguntarle sobre qué le mueve a hacer estas fotografías y a retratar esas personas y momentos del modo en que lo hace. Si este es su primer libro y tiene aún tanta carrera por delante, algo me dice que podemos esperar grandes cosas.

Más información | Tienda on-line de ACNUR. Fotografías | Álvaro Ybarra, de la Agencia Vu.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos