Compartir
Publicidad

Philip Blenkinsop, fotógrafo en el Sudeste asiático

Philip Blenkinsop, fotógrafo en el Sudeste asiático
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué mueve a un fotógrafo a dejarlo todo y marcharse a una zona en conflicto con su cámara, a dar testimonio de lo que allí ocurre, jugándose la vida? A menudo nos llega la imagen de personas frías, que fotografían sin pensar ni sentir, buscando simplemente la imagen más dura, que vaya a ocupar portadas de periódicos y revistas.

Al leer un artículo sobre Philip Blenkinsop, un fotógrafo australiano, he tenido una impresión totalmente "diferente" a esa imagen estereotipada.

Philip Blenkinsop
Blenkinsop comenzó su carrera con 21 años trabajando para un periódico de Sydney. Sin embargo, pronto descubrió que ese trabajo era demasiado repetitivo para él y decidió dejarlo. Vendió su coche, compró una Leica con unos pocos objetivos, un billete para Tailandia, y comenzó a recorrer el Sudeste asiático como fotógrafo freelance. En 1989 conoció la tragedia de los campos de refugiados en la frontera entre Tailandia y Camboya. Desde entonces ha visitado países como Timor Oriental, Burma, Indonesia o Nepal, ha trabajado para diferentes agencias, ONGs, y ha ganado numerosos premios de prestigio.

A veces escribe con tinta sobre algunas de sus fotos, para añadir sus comentarios, sentimientos, experiencias. Como él mismo dice, "Lo importante no es la imagen, sino lo que hay dentro de ella". Ver algunas de las cosas que dice y la manera en que afronta estos trabajos, hace que uno se cuestione muchas cosas:

"Lo que yo hice fue simplemente fotografiar lo que allí había; es la vida, que puede ser dolorosa e injusta. Yo simplemente he tratado de hacer fotografía que se centra en lo que es real. Quiero que el espectador sepa como debe de ser estar allí haciendo fotos. Quiero que sientan que - ya sea miedo, nerviosismo o cualquier otra cosa - deberían estar conmovidos por ello. Si lo aman, bien. Si lo odian, bien. Pero si les resulta indiferente, no siento que haya tenido éxito. Las imágenes deberían conmover a la gente."
"Si pensara que el trabajo que hicimos pudo salvar la vida de tan solo una persona, o una familia, entonces pensaría que aquello supuso algo. Espero que cuando esté en mi lecho de muerte pueda mirar hacia atrás con orgullo. Si puedes hacer una pequeña diferencia, entonces todo es posible."

No son sólo imágenes. No es sólo un fotógrafo. Es una forma de entender la fotografía, y ponerla al servicio de otros.

Os dejo con un video que nos muestra a Philip Blenkinsop de cerca. No deja de impresionarme una de las escenas iniciales, en que encara a un policía en Tailandia.

Más información | Artículo en inglés sobre Philip Blenkinsop Vía | Dokumentary fotografr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos