Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Buscas cámara compacta para un niño? Algunas cuestiones previas

¿Buscas cámara compacta para un niño? Algunas cuestiones previas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El uso de las cámaras digitales está tan extendido que hasta los más pequeños, grandes imitadores, también les encanta fotografiar todo lo que se encuentran. Qué duda cabe que con las nuevas máquinas digitales todo es muy sencillo, incluso para un niño, y el hecho de ver el resultado de inmediato y en la pantalla les llena de entusiasmo.

Pero no significa que cualquier cámara, lógicamente compacta, es adecuada. Hay múltiples opciones y si se quiere acertar hay que tener en cuenta varios factores. A ellos, acabo de llegar recientemente, puesto que me he encontrado días atrás en esta peculiar situación. Se aproxima la época de las comuniones, y pronto tengo tengo que hacer un regalo. Al jovencito le gustan las cámaras, así que, antes de lanzarme a comprarla barajé algunas cuestiones.

  • La edad es un factor decisivo. Dependiendo si es para un niño muy pequeño, pongamos de 3 a 5 años (existen cámaras de juguete para ellos), o bien ya es capaz de manejarse con destreza con su PSP, Nintendo o similar, pongamos de 7 a 10 años.

  • Características de la cámara. Lógicamente, la mayoría son muy completas, pero ¿un niño le sacará todo el partido a tantas opciones? Por supuesto que no, así que mejor un modelo sencillo, con características básicas y simples. Aunque son apreciables las que incluyen opciones creativas, como fondos y dibujos que se pueden integrar en las imágenes.

  • Es importante que la cámara lleve incluido los accesorios básicos: baterías, tarjeta de memoria, software... Suele ser lo más habitual, pero buscando lo más sencillo a veces nos encontramos que no llevan lo mínimamente necesario.

  • En cuanto a la batería, es mejor que pueda usar pilas normales o recargables, para ellos son más reconocibles y más sencillas. Y también es útil que dispongan de una pequeña memoria interna (así se puede evitar que manipulen las delicadas tarjetas de memoria).

  • Que sea resistente. Con los niños ya se sabe, es muy habitual que la cámara puede "escaparse" de sus manos en más de una ocasión, así que mejor que no sea excesivamente frágil (lo cual es complicado).

  • Los niños valoran mucho el zoom, una pantalla LCD grande donde poder ver bien sus capturas y opción de grabar vídeo. No nos olvidemos de sus preferencias.

  • Que tengan el diseño adecuado. Y hablando de gustos, por supuesto, la compacta debe ser atractiva para ellos, olvidémonos de los diseños sobrios y elegantes (más aburridos). Mejor los de colores llamativos y formas más extravagantes (existen modelos con los motivos que más les gustan: Disney, Barbie, Hello Kitty,...).

  • Los niños están muy atentos a la publicidad, si una marca no se anuncia o no han oido hablar de ella, simplemente no les gustan, así que mejor decantarse por una que les "suene", si queremos que se sientan felices.

  • En cuanto al precio, hay para todos los bolsillos, pero hay que reconocer que para los niños hay modelos muy asequibles. De la calidad del resultado mejor nos olvidamos (al igual que de los megapíxeles), su espontaneidad y su creatividad están por encima.

Más información | Bebés y más | en Xataka Foto Modelos interesantes | bizrate.com Foto | hkkbs

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos