Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo elegir un objetivo para tu cámara

Cómo elegir un objetivo para tu cámara
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando damos el salto a las cámaras réflex nos solemos quedar con los objetivos que nos ofrecen los fabricantes en los kits ofertados. A menudo es una buena opción, tanto para no tener que buscar un objetivo adecuado, como por tener un precio muy asequible (mucho más que por separado el cuerpo y el objetivo).

Pero pronto, a poco que queramos aprender y exigirle a nuestra cámara, necesitaremos otra lente, para cubrir otra distancia focal, o porque busquemos una que se acople mejor a nuestro tipo de fotografía. Otra cuestión es que, los objetivos que nos vienen en los kits, suelen ser muy básicos, monturas ligeras pero poco resistentes y con aberturas limitadas, ya que son zooms cortos y, aunque se suelen acoplar a cualquier situación, a poco que le exijamos le vemos su limitación.

Por suerte, los fabricantes cada vez están ofreciendo mejores objetivos con las réflex. Como Canon o Nikon, que al no incluir estabilizadores en los cuerpos, incorporan objetivos con reducción de vibración o estabilizados. Además de mejorar, en líneas generales, el rendimiento de los mismos.

hughes500

Pero vamos al grano. Si queremos ir ampliando nuestro equipo fotográfico, aunque nos guste mucho el objetivo del kit, tenemos que tener en cuenta y bien claro el uso de la lente que buscamos.

  • Si no queremos cambiar constantemente de objetivo ni cargar con varios, lo mejor es un "todoterreno", es decir, un zoom que cubra una gran distancia focal, desde un angular a un considerable teleobjetivo (por ejemplo un 18-180 mm. o un 28-200 mm.) que nos servirá en la mayoría de las situaciones.

  • Para retratos, fotografía de naturaleza o simplemente para aquellas situaciones en las que no nos podemos aproximar al motivo, lo mejor es un teleobjetivo zoom. Suele ser la primera opción si ya disponemos de la lente del kit, que normalmente se queda corta en amplitud de distancias focales (suelen ser un 18-55 mm. o un 14-42 mm.). Por lo que hay que buscar un zoom amplio, por ejemplo un 55-250 mm. o un 70-300 mm. Hay que tener en cuenta que son más pesados y que requerirá buen pulso o mejor un apoyo o un trípode. Aunque en los últimos tiempos es cierto que son más compactos y ligeros que antaño.

  • Otra opción que suele plantearse es la de una focal fija. Son, sin duda, buenas opciones porque ofrecen mucha más calidad y nitidez de imagen que los zoom y son más luminosos, además de suponer un excelente complemento al zoom que ya tengamos. Por supuesto son muy ligeros y no supone gran esfuerzo llevarlos encima. Por contra, son menos versátiles y, a menudo, son caros, pero muy recomendables para esforzarnos y centrarnos en el encuadre y la composición.

  • Por último, si buscas grandes angulares y ojos de pez, prepara el bolsillo porque son los más caros con diferencia y su uso habitual es menos frecuente.

  • Hay que tener en cuenta en todos los objetivos, que las distancias focales varían según el factor de conversión. Entre x1,5 y x1,6 en las cámaras de dos tercios y x2 en las tres cuartos. Como ya explicamos en el tema correspondiente de nuestro curso.

  • Una última recomendación, si vas a adquirir un nuevo objetivo hazte también de un filtro de calidad. Evitarás arruinar una toma si pones un filtro cualquiera, además, como sabes, de que protege el cristal. Y ya puestos, también es recomendable para su mantenimiento hacerse con un kit de limpieza.

  • No hay que olvidar en todos los casos las gamas de las lentes. Y es que hay mucha oferta. Desde objetivos de gama baja, ideales para uso cotidiano, con buenos precios, pero muy limitados (pueden acusar fuertes aberraciones cromáticas, viñeteados, etc.), los de gama media, donde la construcción es mejor, más resistentes y luminosos, a los de gama alta con mayores y mejores prestaciones, donde la calidad es sustancial en todos los sentidos, y requieren un gran desembolso, aunque supone una excelente inversión, teniendo en cuenta que, si no cambias de montura, te durarán muchos años (con un buen uso). Todo estas gamas se pueden encontrar en los objetivos nuevos, en los fabricados exclusivamente para las SLR, pero una opción alternativa es adquirir objetivos "analógicos" de segunda mano, con adaptadores pueden servirnos, aunque requerirá un gran conocimiento en este terreno. Por lo que no estaría mal asesorarnos bien al respecto antes de lanzarse a por alguno.

Para comparar modelos y conocer las mejores opciones en relación calidad precio, puedes visitar algunas webs que se dedican a los análisis de las principales lentes del mercado: Lens Reviews, SLRGear, Photozone, Canon Lens Reviews o DPreview (todos en inglés).

Para otra ocasión hablaremos de los anillos de conversión y los filtros, como accesorios a nuestros objetivos.

Fotos | the brownhorse y hughes500

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos