Compartir
Publicidad

Cómo inculcar la fotografía a tus hijos

Cómo inculcar la fotografía a tus hijos
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Foto de richardmasoner

Me gusta la fotografía desde hace bastantes años, sobretodo gracias a mi padre, que siempre ha tenido una cámara de fotos y una de vídeos en las manos y como no, a mi me picaba mucho la curiosidad sobre lo que hacía él con ella. No ha sido hasta unos años después que ya me pude comprar por mi mismo una réflex digital y en ese momento fue el que hizo nacer mi pasión por la fotografía. Así que tengo claro que de algún modo inculcaré la fotografía a mis hijos con una cámara en mis manos.

Así que el día en que tenga hijos, tengo muy claro que me gustaría darles a conocer la fotografía como una forma de expresión más. Pero sobretodo no forzarlos a que les guste, si no que sean ellos mismos los que muestren interés por la fotografía y ganas de aprender a usar la cámara digital que tendrán en sus manos.

Déjales que muestren interés

Como decía, no hay que forzar a que les guste la fotografía, si no que sean ellos mismos los que a través de su curiosidad muestren interés por saber qué es lo que su padre está haciendo con ese aparato en las manos. De modo que poco a poco, su curiosidad irá en aumento y con los años, irán aprendiendo que la fotografía muestra momentos especiales detenidos en el tiempo para que podamos recordarlos.

Estructura su aprendizaje

No hay que pretender que en dos días, sepan todo sobre fotografía, porque es algo imposible y además les agobiará. Lo mejor es que el aprendizaje sea gradual, tal y como está pensado el sistema educacional. Sobretodo tienen que entender lo que les estamos explicando y hacerles saber que pueden preguntarnos aquello por lo que sientan curiosidad.

En conjunto con el punto anterior, no hay que darles conocimiento si no muestran interés, porque les será únicamente algo que sus padres les obligan a hacer.

Déjales jugar

Hoy en día, disparar una fotografía no tiene ningún coste así que lo mejor es que les entreguemos una cámara compacta y que ellos se diviertan sacando fotos a todo aquello que les venga en gana. De este modo, verán la fotografía como algo divertido, que es lo que a los niños les importa.

Lo ideal es darles una cámara compacta que no sea nueva, por aquello de que hay una posibilidad alta de que la estropeen. Y aprovechando esto, podemos hacerles ver que hay que cuidar el equipo y que si no lo hacen, dejarán de tener ese tipo de diversión a su disposición.

Niños mirando una cámara
Foto de Mike Keran

Revisa sus fotos con ellos

Recomendable sin duda, porque les hará ser críticos con ellos mismos y al mismo momento entenderán que es importante lo que salga en las fotos. La mejor forma de que durante su crecimiento, vayan fijándose en qué retratan.

A mi parecer, también podemos hacerles pequeñas críticas sobre sus fotos, para que también sean receptivos a ellas. Tampoco hay que pasarse, hay que recordar que son niños, pero es la forma de que no tomen las críticas como una amenaza, si no como algo constructivo y de lo que aprender.

Enseñarles el postproceso

Creo que es la parte que más tarde hay que enseñarles, me parece que es mejor que tengan una edad para empezar a usar un ordenador. A partir de ahí, empezarán a ver qué es lo que pueden llegar a hacer gracias al postprocesado. Obviamente, si tienen una cámara compacta en las manos que no dispara RAW, estarán más limitados, pero también hay que empezar por poquito para ir subiendo, haciendo caso del punto que anteriormente hemos comentado.

Los padres fotógrafos

Conozco algún que otro padre que a través de la red, muestran las fotografías de sus hijos y para mi es algo inmejorable, porque estos pequeños ya tienen a su padre con una cámara en las manos casi siempre. Y al menos, sentirán curiosidad por la cámara y más adelante podrían llegar a ser por la fotografía.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos