Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para elegir tu primera compacta

Consejos para elegir tu primera compacta
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando uno se está iniciando en la fotografía, igual que cuando es nuevo en cualquier cosa, no suele saber demasiado sobre los parámetros técnicos de las cámaras. Zoom óptico y digital, RAW, controles manuales, tipos de tarjetas de memorias... ¿Qué está bien? ¿Qué está mal?

Es probable que cuando vayamos a realizar una inversión en una cámara, esta sensación de no saber demasiado bien en qué conviene gastarse el dinero nos asuste un poco. Es natural, pues lo cierto es que resulta bastante sencillo perderse en características técnicas, datos y comparativas que no acabamos de comprender.

A nadie le gusta equivocarse en sus compras, así que desde Xataka Foto queremos dar algunas claves para que, a la hora de decidir comprar un modelo de cámara, todos los xatakafoteros podamos sentirnos un poco más tranquilos.

Zoom óptico Es mucho más importante que el zoom digital, que lo único que hace es recortar la foto para mostrarnos la sección que equivaldría a una foto hecha con una distancia focal más larga. Es decir, un truco que consigue hacer que podamos ver los objetos más grandes sacrificando calidad.

Por tanto, es más importante que nos fijemos sólo en el zoom óptico, que en ningún caso restará calidad. De hecho, mi consejo personal es olvidar directamente el zoom digital y desactivarlo.

RAW Posibilidad de disparar en formato RAW: No debemos subestimar a las cámaras compactas, aunque no es una cámara de medio formato, con ella se pueden lograr buenas fotos. El hecho de que la que elijamos tenga posibilidad de disparar en RAW permitirá sacar el máximo partido a alguna que otra foto complicada, pues las posibilidades de trabajarla en postproceso sin estropearla se multiplican.

Existencia de controles manuales Cada vez son más las compactas que permiten hacer foco manual, elegir la apertura, la velocidad de la obturación, etc. Cuando se es exigente y gusta tomar exactamente lo que se quiere, el poder controlar manualmente el máximo de funciones, resulta importante.

Tipo de tarjeta de memoria Algunas cámaras, como las Sony o las Olympus, tienen formatos de tarjeta exclusivos de la marca. Sony, en sus compactas, suele emplear las tarjetas -SmartMedia- Memory Stick Pro Duo, Olympus las XD. Esto no es malo, pero sí en cierto modo “elitista”. Suelen ser más caras y menos fáciles de encontrar en muchos lugares.

A día de hoy, lo más práctico son las tarjetas SD. Se encuentran a buen precio en cualquier gran superficie, ni siquiera es necesario buscar una tienda de fotografía. Si algún día nos quedamos sin memoria, la perdemos, nos la roban o nos sucede cualquier eventualidad, que sea fácil hacerse con más es importante. Y si es a buen precio, pues mejor que mejor.

Megapíxeles No debemos obsesionarnos con ellos. No vamos a hacer fotos para empapelar autobuses con una compacta. Así que seguramente todas las anteriores características son más importantes que esta.

Conclusiones Como consejo final decir que no debemos dejar de pensar en cuál será la función que queremos que la cámara cumpla e, incluso, cuál podría llegar a ser. ¿Queremos una cámara pequeña pero generosa de prestaciones para sustituir en el día a día a la réflex? ¿Queremos simplemente una cámara que haga todo por nosotros y no pese mucho? ¿Queremos una cámara para ver si la fotografía nos gusta? En función de estas cosas encontraremos las necesidades que tenemos con respecto a todos los aspectos anteriores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos