Compartir
Publicidad
Publicidad

El visor de tu cámara fotográfica

El visor de tu cámara fotográfica
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El visor, ese componente tan esencial de nuestra cámara sin el cual nos sería imposible saber cómo va a ser la foto que vamos a tomar.

Un componente tan importante pero que, sin embargo, no ha recibido ningún avance importante desde prácticamente la aparición de las réflex a finales de los años '50. Si bien han aparecido hace pocos años los visores electrónicos, no es un componente que haya evolucionado mucho.

Hoy día podemos encontrar tres tipos de visores en las cámaras fotográficas: el óptico, el réflex y el visor electrónico.

Visor óptico

visor-optico.jpg

El óptico es el peor y menos exacto de todos. Se trata de un pequeño visor colocado normalmente por encima del objetivo que nos permite mirar qué vamos a encuadrar en nuestra foto. El principal problema que tiene es el error de paralaje, pues no está ajustado a lo que captará el sensor de nuestra cámara a través del objetivo.

Se empezó a usar en las cámaras compactas analógicas, y las primeras digitales; pero hoy día está prácticamente en desuso.

Visor réflex

visor-reflex.jpg

Es el tipo de visor que llevan las cámaras réflex (de ahí su nombre). La posición de este sensor es la misma que el óptico, pero a diferencia de éste, no funciona de manera independiente del objetivo.

En este caso, un juego de espejos llamado pentaprisma, son los que se encargan de llevar la imagen que entra por el objetivo hasta nuestro visor, por lo que todo aquello que veamos por el visor, será exactamente igual a lo que salga en nuestra fotografía.

Sin embargo, la afirmación anterior no es del todo cierto, pues los visores réflex tienen el llamado factor de cobertura, que oscila entre el 90% y 99%, dependiendo de lo buena que sea nuestra cámara; siendo mayor en el caso una mejor cámara.

Gracias al visor réflex, podemos ver la imagen con el enfoque y el encuadre adecuados. Además, podemos ajustar las dioptrías para así evitar ponernos las gafas a la hora de usar la cámara.

Visor electrónico

visor-electronico.jpg

Este tipo de visor se está empezando a popularizar en las cámaras Micro Cuatro Tercios y está ampliamente extendido en las cámaras bridge. Básicamente, si se está implantando el visor electrónico en las Micro Cuatro Tercios, es porque este sistema prescinde de espejos y la imagen se capta directamente en un sensor 1/4 de un Full Frame.

Si las cámaras con sistema Micro Cuatro Tercios llevaran espejo, serían Cuatro Tercios (como la gama réflex de Olympus y Panasonic). Éstas sí llevan visor réflex.

Las principales ventajas del visor electrónico son su cobertura y la representación de la imagen. En este caso tenemos una cobertura del 100% pues la imagen que vemos es una transferencia directa de lo que ve el sensor CCD o CMOS a una pantalla LCD. Además, otra ventaja sobre el visor réflex es que todos los pre-ajustes que le pongamos a la cámara los veremos en tiempo real; ya sean filtros artísticos, sensibilidad ISO o balance de blancos.

Para mi la posibilidad de ver el balance de blancos en tiempo real es algo muy importante. Aunque todos aquellos que disparemos en RAW no deberíamos de preocuparnos por poder editar este ajuste posteriormente, es ideal evitarnos este paso haciéndolo bien desde el principio.

Aunque bien es verdad que los primeros visores electrónicos tenían una resolución limitada, los visores electrónicos actuales tienen una resolución de más de 900.000 píxeles, o 1,4 millones en el caso de la Olympus E-P2. Así que esta es una desventaja más que superada, pues el ojo humano ya no es capaz de diferenciar semejante densidad de píxeles.

Como inconveniente en este sistema, tenemos que tener en cuenta que consume más batería que un visor no electrónico, al tener que alimentar ésta una pantalla LCD.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos