Compartir
Publicidad
Publicidad

El flujo de trabajo en fotografía

El flujo de trabajo en fotografía
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

El flujo de trabajo en fotografía no tiene nada que ver con la técnica fotográfica, el equipo o el postproceso, pero no dudes de que ejerce una influencia directa sobre el resultado final de las fotos. Los anglosajones han escrito ríos de tinta acerca de este tema. Por cierto, ellos le llaman workflow.

Un método de trabajo bien meditado, ordenado y eficaz nos puede salvar de caer en errores tontos y de dar al traste con un archivo que podría ser valioso, una vez asumido y automatizado en nuestro trabajo diario. Por tanto, meditar cuáles son los pasos que seguimos en el postproceso de nuestas fotos, en qué orden es conveniente llevarlos a cabo o con qué programas es importante.

Diseñar un flujo de trabajo no es más que buscar la optimización de esfuerzos y evitar posibles errores. Aquí os dejo el mío:

  1. COPIO las imágenes desde la memoria flash al disco duro del ordenador. Mantener una copia en la tarjeta puede venir bien en caso de desastre.
  2. Guardo los archivos en una carpeta cuyo nombre es "aaaammdd.Nombre Descriptivo", donde a=años, m=meses y d=días. Echa un vistazo al post sobre organización de fotos escrito por Israel.
  3. Con Adobe Bridge etiqueto todos los archivos de forma genérica.
  4. Clasifico las fotos en dos carpetas: SELECCIÓN y RESTO. Dentro de la carpeta selección hay otras dos: INTERNET y TERMINADAS, en la primera guardo JPEG's para enviar por mail o publicar en internet y en la segunda TIFF's, para imprimir o para archivar.
  5. Proceso cada imagen en RAW, habitualmente, con Adobe Camera Raw y lo llevo a Adobe Photoshop para la edición (en 16 bits y SRGB).
  6. Una vez hechos los retoques pertinentes - contraste, niveles, etc. - guardo el archivo en TIFF - con capas - en la carpeta TERMINADAS. Si la voy a archivar no le hago nada, pero si es para imprimir la paso a CMYK.
  7. Ahora preparo una copia que pese poco para enviar por mail a algún amigo o para publicar en internet. En función de su finalidad la redimensiono a un tamaño o a otro.
  8. Aplico una máscara de enfoque en este momento.
  9. Guardo el JPEG asegurándome de que el modo de color sea SRGB, el que mejor interpretan los navegadores web.

Seguro que este es un poco enrevesado en carpetas y mejorable en pasos, pero es el mío. Se aceptan sugerencias.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos