Compartir
Publicidad

El Fotógrafo Viajero. Parte III: Viajar con Película

El Fotógrafo Viajero. Parte III: Viajar con Película
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Ya hemos hablado en estas latitudes cibernéticas de las complicaciones que puede conllevar viajar en avión con tu equipo fotográfico digital. Pero sin lugar a dudas, la situación se torna más complicada si tu equipo es analógico. Los numerosos controles existentes en la mayor parte de los aeropuertos que nos rodean y, sobre todo, sus scanners de rayos x son los principales enemigos de nuestra película. Por ello es recomendable tomar precauciones antes de llevarnos el disgusto de ver arruinadas las fotos del viaje de nuestra vida.

Hay estudios que aseguran que en las máquinas de los países del primer mundo, la radiación es de un nivel tan bajo que no daña el carrete. Pero lo cierto es que los organismos que gestionan los aeropuertos, como AENA, recomiendan no exponer a estas radiaciones los carretes de 400 ASA o más rápidos en más de 5 ocasiones. Y bajo ningún concepto exponer a los rayos X uno de 1000 ASA o más.

Aquí sí que la situación es complicada en cuanto a la facturación. Bajo ningún concepto factures la película. Las máquinas que usan para controlar los equipajes emiten niveles de radiación mucho más altos, capaces de arruinar sin demasiada dificultad las fotos de tu viaje. Si no queda otro remedio, existen bolsas específicas que puedes usar para proteger tus carretes, que actúan como una crema solar y la propia piel, reduciendo la radiación que recibe el material sensible.

Y es que hoy en día cada vez es más complicado ser un romántico...

Artículos relacionados | El viajero fotógrafo. Parte I: ¿Qué debo llevarme? | El viajero fotógrafo. Parte I: ¿Qué debo llevarme?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos