Compartir
Publicidad

La lomografía se pone de moda en plena era digital

La lomografía se pone de moda en plena era digital
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La pregunta surge de inmediato: ¿qué demonios pinta en un blog de fotografía digital un post sobre la lomografía? Tiene dos respuestas en función del conocimiento del lector sobre esta curiosa corriente fotográfica. Si el lector conoce este movimiento social, entenderá que en plena era del píxel, cuando la fotografía digital está extendida y desarrollada a un nivel global y alcanza unos niveles de aceptación que, prácticamente, están acabando con la fotografía análogica, hablar de esta moda que tiene como epicentro una rústica y mediocre cámara de fabricación rusa es cuanto menos interesante, desde el punto de vista del fenómeno social.

La otra respuesta se respondería con otra pregunta: ¿qué es la lomografía? Que sería la que cualquier curioso o simplemente desconocedor de las cámaras LOMO haría leyendo estas primeras palabras. Pues bien, definir la lomografía se antoja como algo realmente complicado, cuando uno intenta profundizar en ello. Pero básicamente, podemos resumir que es una corriente fotográfica de gran difusión en todo el mundo (se cuentan en más de un millón) convertido en un fenómeno de culto y cuyo nombre proviene de las cámaras compactas de marca soviética LOMO.

LOMO

Todo surgió a comienzos de la década de los noventa, cuando unos jóvenes estudiantes vieneses descubrieron en una visita turística a Praga una de estas curiosas cámaras rusas de medio formato que tenían la originalidad de obtener imágenes saturadas de color, con un viñeteado característico y que producen un error de gama. Las compraron por diversión debido a su irrisorio precio y se lanzaron a realizar multitud de fotografías sin cuidar la composición ni siquiera mirando por el visor. El resultado fue, como cabía de esperar, unas imágenes con abundantes defectos: desenfocadas, saturadas, viñeteadas. Pero que lograban transmitir una intensa sensación de excitación de carácter adictivo. Los estudiantes se dieron cuenta del potencial de estas cámaras, que estaban en desuso, por su capacidad de sorprender en el resultado final y permitir una imagen fresca, divertida y espontánea. A mayor descuido, la pésima capacidad de la lente provoca fotografías que rompen con los cánones establecidos en la fotografía.

A partir de aquí todo un fenómeno social incesante que ha derivado en la Sociedad Lomográfica Internacional y un furor que ha cautivado a miles de personas por todo el planeta. Curiosamente los seguidores de lomografía huyen de lo digital, de la técnica y establecen una verdadera alternativa, pero su gran difusión se ha debido en gran parte a internet, donde se pueden ver numerosos trabajos (en Flickr), además de los numerosos sitios y blogs especializados. La historia de la cámara es digna de mención y se puede consultar en la web española de la Sociedad Lomográfica Internacional.

Tanto ha crecido el boom de la lomografía que acaba de clausurarse hace unos días el Congreso Mundial de Lomografía, en Londres, donde han velado por el futuro de esta corriente. Si quieres ampliar conocimientos o te gustaría lograr el efecto con tu cámara digital visita los vínculos que cierran este post. Resulta cuanto menos interesante y curioso, además de llamativo el boom generado con una cámara de pésima calidad.

Más información | Decálogo de la lomografía Compra una LOMO | Tienda Lomography Documental BBC | Youtube Efecto LOMO con tu cámara digital | dZoom

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos