Compartir
Publicidad
Publicidad

Self portrait in an abandoned bunker

Self portrait in an abandoned bunker
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace como un par de meses que hablábamos de la técnica del light-painting. Pues bien, ahora que gracias al curso de fotografía entendemos bien todos los conceptos de la exposición vamos a "destripar" esta fotografía de 415Kurt.

COMPOSICIÓN Evidentemente es muy simétrica. El lugar, aunque en realidad es el fondo de un pasillo, a efectos de composición, podríamos asimilarlo al interior de un cubo. La cámara se encuentra colocada sobre un trípode en el fondo del mismo, aproximadamente, a la mitad de la altura. Por tanto, desde su punto de vista, se pueden ver todas las caras del cubo menos la que se encuentra en su espalda. Cinco caras cuyas aristas apuntan al centro de la imagen, guiando la vista del espectador al lugar en donde se encuentra el sujeto principal. El sujeto principal, el propio fotógrafo, vuelve a utilizar principios de diseño (igual que hace con las diagonales) y utiliza uno de los elementos más potentes a nuestra disposición: el punto. ¿Cómo? Se ilumina la cara haciendo de ella una de las partes con más luz de la foto y, por tanto, más llamativa.

TÉCNICA Como bien imagináis se trata de una exposición larga. Esta vez no dispongo de los parámetros, pero casi me atrevo a decir que se trató de una exposición muy larga, pues para hacer todos esos dibujos con luz hacen falta por lo menos unos 8 segundos. Además no parece que fuese un sitio con mucha luz ambiente.

En todo momento se habla de autorretrato. Si nos fijamos, su ropa oscura ayuda a que puede haberlo hecho todo él sin "salir en la foto" más de lo necesario. Bien, aquí os dejo la "receta" que yo habría seguido para hacer esta foto y la que creo que ha seguido este hombre: * Trípode a media altura, como comentábamos en el apartado de composición, para que las diagonales guíen la vista. * Tiempo de, como mínimo, unos 8-10 segundos de exposición para permitir que se capte bastante luz. * Diafragma a 8; ni demasiado abierto ni demasiado cerrado. No es un lugar muy amplio, por lo que con la profundidad de campo que nos da un 8 llega. * Lógicamente, el foco tiene que ser manual. A ojímetro calcularía la distancia entre la cámara y el lugar donde me voy a poner y ajustaría el foco para esta distancia, confiando en que la profundidad de campo que nos da un f8, bastante amplia, juegue en mi favor si el ojímetro falla de forma que no quede fuera de foco. * Prepararía el disparo retardado en la cámara para minimizar las vibraciones de la cámara. * Creo que para dibujar con luz ha utilizado dos fuentes diferentes. Algo que emite luz blanca (para la cara y los pies) y algo que emite luz azul para el resto. Lo preparo en las manos. Pongo el temporizador de la cámara y... * CLICK! El tiempo ya está corriendo. Marco las aristas con lo que quiera que sea que arroja luz azul. La ropa negra ayuda a que, mientras me muevo iluminando las aristas mi ropa no quede registrada. * Me coloco donde quiero aparecer. Sigo con la fuente de luz azul. Dibujo esos círculos en mi tronco. * Con la luz blanca me ilumino un par de segundos los pies y luego la cara sin moverla nadita de nada para que quede bien. FIN.

Casi estoy por asegurar que la cara se la ha iluminado con un pequeño flash, porque está muy bien congelada y si nos fijamos, en el techo hay cierto resplandor. Pero se debería ver un buen resplandor del golpe de flash a la altura de las manos, ¿no creéis? No sé, no sé... ¿Qué se os ocurre a vosotros? Hagan JUEGO, señor@s.

Foto | 415Kurt

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos