Compartir
Publicidad

¿Tienes ordenada tu galería en Flickr?

¿Tienes ordenada tu galería en Flickr?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando alguien comienza a subir fotografías a flickr apenas se preocupa por etiquetarlas o clasificarlas en álbumes. ¡Lo que quiere es que los demás vean sus fotos! Sin embargo, resulta que una de las mejores maneras de conseguir que los demás disfruten viendo tus fotografías es teniéndolas bien ordenadas, más aún cuando al poco tiempo tu galería cuenta ya con montones de imágenes.

Etiquetas, álbumes y colecciones son las tres herramientas que tenemos a nuestro alcance para clasificar nuestras fotografías y poner orden en nuestra galería. Existen muchas maneras de usarlas. Lo que pretendemos en este artículo es darte ideas y sugerirte algún sistema que te permita ordenar bien tu galería sin complicarte demasiado la vida. Y ojo, que aunque no uses flickr, los consejos de este artículo pueden serte igualmente útiles.

Etiquetas

Existen dos formas principales de buscar y localizar fotografías en Flickr. Una, a través de contactos, por un enlace que te haya recomendado alguien, o visitando la galería de algún conocido. Otra, por contenidos, buscando fotografías que alguien haya hecho de algo, o relacionadas con algún tema. Para hacer posible la búsqueda de fotografías por contenidos existen las etiquetas.

Las etiquetas son una herramienta muy útil. Una etiqueta es una palabra o frase que utilizas para describir esa fotografía. Puedes añadir tantas como quieras y facilitan la labor de localizar fotografías que tengan que ver con esa palabra. Flickr es incapaz de reconocer qué has mostrado con tu fotografía, y eres tú quien debe encargarse de indicárselo.

Por medio del etiquetado conseguirás que tus fotografías se localicen más fácilmente entre todas las fotografías subidas a Flickr. Así, si a una imagen le añades como etiqueta el lugar donde la fotografiaste, por ejemplo Londres, cuando alguien busque fotografías de Londres podrá llegar hasta tu fotografía. Sencillo, ¿verdad?

Ahora bien, para etiquetar de una forma realmente útil tus fotografías, aquí van algunos consejos:

  • ¿Qué?: Trata de describir con palabras sencillas qué aparece en la fotografía. Es también buena idea tratar de ir de lo general a lo particular. Así, si por ejemplo estás etiquetando una fotografía de un perro, podrías añadir las etiquetas animal y perro. Del mismo modo, si es una fotografía de un árbol en un bosque, podrías añadir naturaleza, paisaje, bosque, árbol. ¿Predomina un color? ¡Añádelo!
  • ¿Dónde?: Si la fotografía es típica o descriptiva de un lugar, añádelo en las etiquetas. De nuevo es buena idea ir de lo general a lo particular. Por ejemplo, si la fotografía la hiciste en Capileira, un pueblo de la Alpujarra, en Granada, podrías usar las etiquetas España, Andalucía, Granada, Alpujarra, Capileira. Hace un tiempo se ha popularizado el geoposicionamiento de fotografías. Esto significa que basta con añadir las coordenadas en que se tomó la fotografía para que cualquiera pueda encontrar ese lugar en un mapa, y así servirse de ayuda para organizar rutas, viajes y excursiones.
  • ¿Cuándo?: Si crees que tu fotografía se identifica con una estación del año, o con una época, no dudes en añadirla: Primavera, Navidad, “Semana Santa”, vacaciones. Si hiciste esa fotografía durante un fin de semana con los amigos, o en un photowalk, también es buena idea que todos los que hiciéseis fotos les añadiérais la misma etiqueta. Puede ser también buena idea añadir el mes y el año en que tomaste la fotografía, aunque tal vez para eso sea más práctico usar álbumes.
  • ¿Con qué?: A menudo puede ser útil buscar fotografías tomadas con un modelo de cámara concreto, o con un objetivo que nos llama la atención, con vistas a saber si ese equipo me podrá resultar útil para hacer las fotografías que me gustan. Por eso puede ser buena idea añadir como etiqueta del modelo de cámara y objetivo.
  • ¿Cómo?: ¿Has utilizado una técnica en concreto con esa imagen? ¡Añádela!: “light painting”, HDR, “blanco y negro”, panorama, etc. Si en tu fotografía también destaca algún elemento o característica, añádela también.
  • Grupos y juegos: En muchos grupos de flickr hay talleres de crítica, o juegos, para los que hay que añadir una etiqueta que suele definir el administrador o moderador del grupo. Añadirla puede ser un requisito imprescindible para participar en un concurso, así que lee bien las normas de los grupos. Por ejemplo, y como ya todos deberíais saber, si queréis que una foto vuestra participe en nuestros duelos de críticas, sólo tenéis que añadirla a nuestro grupo y etiquetarla con la palabra “duelos”.
  • Recuerda usar las comillas: Si pones una etiqueta compuesta por varias palabras, deberás ponerle comillas al principio y al final, para que Flickr no interprete que cada palabra es una etiqueta en si misma. No es lo mismo tener una foto etiquetada con “blanco y negro” que con blanco, y, negro. ¿A que no?
  • Flickr es, por lo menos, bilingüe: En Flickr hay gente de todas partes del mundo, y las etiquetas no se traducen solas. Es buena idea poner cada etiqueta al menos en dos idiomas, español e inglés.
  • Usa la opción más común: A menudo puede haber muchas formas de expresar lo mismo. Es conveniente, en esos casos, hacer una búsqueda de fotografías por esos términos, y ver cual es la más usada. Usa esa, o ambas. Por ejemplo, la etiqueta UK es mucho más popular que “United Kingdom”, y cualquiera de ellas mucho más popular que “Reino Unido”.

Como ves, etiquetar tus fotografías es muy útil. También es sencillo. Para añadir etiquetas a una fotografía basta con hacerlo en la ventana que Flickr muestra cuando terminas de subir una foto a tu galería, o también en el menú de la derecha de la página de cada fotografía.

Álbumes

Las etiquetas suelen usarse para describir las fotografías. Los álbumes son complementarios a las etiquetas y, aunque también pueden usarse para describir, se usan principalmente para clasificar las fotografías. De este modo, cada fotografía puede pertenecer a uno o varios álbumes.

Gestionar los álbumes de tu galería puede ser una tarea horrible y tediosa si no se hace siguiendo un patrón común para todas ellas. Si sueles hacer reportajes, es buena idea que cada álbum tenga un reportaje. Pero si sueles hacer fotografías de vez en cuando, y no tienen por qué tener una temática común, posiblemente sea buena idea tener varios álbumes fijos a los que ir subiendo las imágenes. Un sistema que yo he encontrado bastante práctico es el siguiente:

  • Álbumes de lugares: Si viajas a menudo, o haces fotos en diferentes localizaciones, es buena idea tener un álbum dedicado para cada lugar, e ir subiendo a él cada foto que hagas allí, conforme la subas a Flickr. Ahora no importa si esa foto en realidad no es descriptiva de ese lugar. Las etiquetas describían, los álbumes clasifican. Tener en tu álbum de “Madrid”, por ejemplo, todas las fotos que vas haciendo allí te puede resultar muy cómodo.
  • Álbumes por fechas: Tanto para ti como para los que visitan tu galería puede ser interesante poder ver más fotografías hechas en fechas determinadas. Puedes hacer un álbum para cada mes, o un álbum para cada año. Yo he encontrado que a veces hay meses en los que apenas hago alguna foto, y que sin embargo un álbum para cada año puede contener tantas fotos que no resulte práctico. Es por eso que recomiendo hacer un álbum para cada estación: “Primavera de 2008”, “Verano de 2008”, etc.
  • Álbumes por temática: Prueba a hacer 6 o 7 álbumes que engloben todas las temáticas que suelas fotografiar. Depende de cada persona, pero puede ser algo así como: “Naturaleza y paisajes”, “Social y Urbana”, “Arquitectura”, “Deporte”, “Retratos”, “Otros”.
  • Álbumes por popularidad: Clasificar tus fotografías en álbumes según su número de favoritos y visitas puede parecer laborioso, pero a la larga es tan práctico para tí como para tus visitas. ¡La gente es curiosa y querrá ver esas fotografías que tanto éxito han tenido en Flickr!
  • Álbumes especiales: Al margen de los comentados, tal vez quieras hacer un álbum con tus fotografías favoritas, o con tus fotografías en blanco y negro, o de las fotografías de algún evento o excursión concretas. Son perfectamente compatibles con los álbumes anteriores.

Eso sí, no olvides que ahora, cada vez que subas una fotografía a Flickr, debes recordar añadirla a sus 3 o 4 álbumes correspondientes, si quieres mantener tu galería bien ordenada.

Colecciones

Las colecciones son bastante recientes en Flickr y mucha gente no está habituada a usarlas. Para entendernos, las colecciones son álbumes que contienen álbumes, y pueden volverse casi imprescindibles conforme el número de fotografías de tu galería aumenta. Para usar bien tus colecciones, antes debes haber organizado bien tus álbumes, no lo olvides.

Puede ser buena idea tener tan sólo 5 o 6 colecciones, que agrupen a los álbumes tal y como hemos descrito antes: “Fotografías por temática”, “Fotografías por lugar”, “Fotografías por fecha”, etc.

Flickr te permite configurar la portada de tu galería en Flickr, de modo que, además de elegir si quieres mostrar las fotografías a tamaño mediano o pequeño, puedas decidir si a la derecha muestras colecciones, álbumes, o nada. Depende de gustos. Yo he comprobado que, aunque tener las colecciones en portada hace que todo parezca más ordenado, la gente prefiere ahorrarse clicks de ratón y entrar directamente en un álbum que le llame la atención, así que tal vez la mejor opción sea mostrar en portada tus álbumes principales.

Tener tu galería de Flickr bien ordenada será útil para tí, pero también conseguirás que la gente se sienta más cómoda viendo tus fotografías, gracias a una navegación ágil en la que saben encontrar lo que buscan. Usa las etiquetas para describir el contenido de tus fotografías, y los álbumes y colecciones para clasificarlas, y seguro que pronto hay más gente viendo tus fotos.

Imagen | Peter Guthrie

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio