Compartir
Publicidad

Velocidades de Sincronización y Obturación, Flashes y Sincronización a alta velocidad: Aclarando las cosas

Velocidades de Sincronización y Obturación, Flashes y Sincronización a alta velocidad: Aclarando las cosas
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Velocidades de sincronización y flashes, duración del flash o velocidades de obturación. Conceptos que, de forma separada, parece que entendemos pero que, una vez, puestos juntos, confundimos. Qué es la velocidad alta de sincronización (HSS) o porqué no puedo sincronizar mi flash a velocidades más altas.

Hace tiempo os contamos Diez cosas que deberías saber de un flash. No viene mal repasar algunos conceptos y simplificar con ejemplos. Al final tenéis un vídeo del fotógrafo Karl Taylor que os terminará de despejar las dudas.

Velocidad de sincronización, velocidad de obturación: Relacionadas sí, iguales no

La velocidad de sincronización de la cámara - conocida también como sync speed o x-sync - es la velocidad máxima a la que es posible disparar una cámara de modo que toda la superficie del sensor quede estar al descubierto en el momento de destello del flash. Superada esa velocidad ¿qué ocurrirá? Lo sabéis perfectamente las temidas cortinillas en nuestra foto. ¿Porqué existe esta limitación? Bien, aquí estamos trabajando con elementos mecánicos además de electrónicos, recordemos. Los elementos mecánicos tienen tiempos de respuesta mucho mayores que los de los elementos electrónicos. Nuestros elementos mecánicos, en este caso, son las cortinillas.

¿Cuál es el proceso que se esconde aquí? El proceso es el siguiente:

  • Cortinillas bajadas. Se produce la pulsación del obturador
  • Se comienza a levantar la primera cortinilla por delante del sensor (esto tarda un tiempo)
  • La cortinilla está levantada dejando visible el sensor
  • El mínimo tiempo que puede pasar hasta que la segunda cortinilla comience a levantarse es la velocidad de sincronización. Habitualmente es 1/200" o 1/250", lo que equivale a 0.005 ó 0.004 segundos. Esas 4 o 5 milésimas de segundos es la cantidad más pequeña de tiempo que puede pasar entre la finalización del movimiento de la primera cortinilla y el principio del movimiento de la segunda. Es decir, que el sensor solamente queda expuesto en ese caso, durante esas 4/5 milésimas de segundo. Durante ese tiempo se debe producir el destello del flash.
  • Finalmente la segunda cortinilla se mueve y termina por tapar el sensor de nuevo.

La velocidad de movimiento de las cortinillas es siempre la misma, inalterable. No cambia, salvo que haya un mal funcionamiento de la cámara. Es decir ese parámetro permanece constante e invariable. Lo que podemos variar, entonces, es el tiempo entre la finalización de la subida de la primera cortinilla y el comienzo del movimiento de subida de la segunda. Anda, si eso lo podemos hacer con la velocidad de obturación de la cámara. Efectivamente. Ese tiempo entre cortinillas lo podemos variar estableciendo la velocidad de obturación.

Entonces puedo poner velocidades de obturación de 1/60, 1/125, 1/250, ... etc. y sincronizar mi disparo con el destello del flash. ¿Esto es lo mismo que la velocidad de sincronización? no, rotundamente no. Daos cuenta que la velocidad de sincronización es un límite, un tope, a partir del cual, nuestra cámara no podrá sincronizarse bien con el disparo del flash y se producirán esas zonas o bandas oscuras en nuestra toma.

Pero ¿porqué aparecen esas bandas horizontales cuando usamos una velocidad de obturación que supera la velocidad de sincronización? Veamos un ejemplo: Pensad que elegimos 1/320" (0.003125 segundos) como velocidad de obturación. Nuestra velocidad de sincronización es 1/250" (0.004 segundos). Esto quiere decir que la segunda cortinilla comienza a subir un poco antes de tiempo (una milésima aproximadamente), antes de producirse el destello y parte del sensor queda tapado. Concretamente basta restar 0.004s - 0.003125s = 0.000875s.

Si tenemos una cámara réflex de carrete, podremos abrir la tapa posterior y ver de forma muy sencilla este funcionamiento. Karl Taylor, fotógrafo profesional, nos va ayudar. Si aún no te ha quedado claro echa un vistazo al vídeo, ahora que hemos explicado los conceptos.

¿Y la sincronización de flash a alta velocidad?

Algunos flashes poseen esta característica que muchas veces pasa desapercibida. Esta funcionalidad permite que podamos disparar sin problemas a velocidades superiores a la velocidad de sincronización, por ejemplo disparar a 1/1000. La velocidad de las cortinillas no la podíamos tocar, recordad.

El truco está en que el flash emite pequeños destellos de menor potencia, en lugar de uno, para que el sector o parte visible expuesta del sensor vaya siendo iluminada coherente y uniformemente según se produce el movimiento simultáneo de las cortinillas. Es como si dividiéramos el sensor en varias bandas y cada banda recibiese un "flashazo" de igual potencia para que al final toda la escena quedase iluminada de forma uniforme. Eso sí perderemos algo de potencia en la iluminación ( y tendremos que usar aperturas más grandes), de forma general, aunque hay algún truco para evitarlo. Pero eso es otra historia.

En Xataka Foto | Diez cosas que deberías saber de un flash Vídeo | Karl Taylor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio