Compartir
Publicidad
Nikon AF-S Nikkor 300 mm f/4E PF ED VR y AF-S DX Nikkor 55-200 mm f/4-5.6G ED VRII, todos los detalles
Nikon

Nikon AF-S Nikkor 300 mm f/4E PF ED VR y AF-S DX Nikkor 55-200 mm f/4-5.6G ED VRII, todos los detalles

Publicidad
Publicidad

Junto a la D5500, de la que os hemos hablado hace unos minutos, Nikon ha presentado dos nuevas ópticas para sus cámaras con unas características que, sobre el papel, parecen realmente interesantes. Uno de los nuevos objetivos es un focal fija con una longitud focal de 300 mm, el AF-S Nikkor 300 mm f/4E PF ED VR, que destaca, sobre todo, por incorporar una lente de Fresnel que le permite tener un tamaño y un peso inferiores a lo habitual en una óptica de estas características.

El otro objetivo es el Nikkor 55-200 mm f/4-5.6G ED VRII, una óptica bastante polivalente diseñada para convivir con cámaras de formato DX, y que, según Nikon, incorpora buena parte de las últimas innovaciones introducidas por los ingenieros de la marca japonesa en sus nuevos objetivos. Veámoslos con más detalle.

AF-S Nikkor 300 mm f/4E PF ED VR

Como os he adelantado al principio del post, este objetivo se desmarca por ser la primera óptica con montura F que incorpora una lente de Fresnel, lo que ha permitido a los ingenieros de Nikon reducir notablemente sus dimensiones y peso (755 g). Su longitud focal lo hace idóneo para fotografía de deportes, vida salvaje, viajes y retratos. Pero esta peculiar lente no es su única característica llamativa. También incorpora un diafragma electromagnético que mejora la estabilidad al disparar con velocidades de obturación elevadas. Y contempla, además, tres modos de enfoque: A/M (con prioridad al enfoque automático), M/A (permite cambiar de forma instantánea del enfoque automático al manual en cualquier modo de AF) y M (completamente manual).

Afs 300 4e Pf Low

La lente de Fresnel que incorpora esta óptica recurre a la difracción para compensar las aberraciones cromáticas, lo que ha permitido a los diseñadores del objetivo reducir el número de elementos. De esta forma, este objetivo para cámaras FX incorpora 16 elementos, uno de ellos de tipo asférico para mantener bajo control la distorsión, organizados en 10 grupos. Además, utilizan un revestimiento de nanocristal antirreflejos para minimizar las imágenes fantasma y los brillos.

AF-S DX Nikkor 55-200 mm f/4-5.6G ED VRII

Vamos ahora con el objetivo con zoom para cámaras en formato DX. Aunque pertenece a la familia de ópticas «populares» de Nikon, este Nikkor incorpora el sistema de reducción de las vibraciones VR, que, sobre el papel, nos permite disparar a pulso a velocidades de obturación hasta cuatro pasos más lentas. También utiliza la tecnología SWM (Silent Wave Motor), diseñada para ofrecer un enfoque automático preciso, rápido y silencioso.

Afs Dx 55 200 Ii Low

Su arquitectura óptica recurre a 13 elementos organizados en 9 grupos, entre los que podemos encontrar un elemento de cristal de muy baja dispersión cuya función es reducir las aberraciones cromáticas. Aunque juega en una liga diferente, esta óptica tiene en común con el Nikkor de 300 mm que Nikon también ha presentado hoy unas dimensiones y un peso muy comedidos, que en este caso ascienden a 83 mm de longitud cuando está retraído, y un peso de solo 300 g.

Disponibilidad y precio

La filial española de Nikon todavía no ha dado a conocer ni el precio ni la fecha de lanzamiento de estos dos objetivos, pero podemos adelantaros como referencia que, al igual que la D5500, llegarán a las tiendas estadounidenses a principios de febrero a un precio de 1.999,95 dólares (unos 1.673 euros) la óptica con focal fija, y de 349,95 dólares (unos 292 euros) el objetivo con zoom. Probablemente en Europa estarán disponibles en esa misma fecha.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio