Compartir
Publicidad
Así es el objetivo más luminoso que se ha fabricado: Carl Zeiss Planar 50mm f/0.7
Objetivos

Así es el objetivo más luminoso que se ha fabricado: Carl Zeiss Planar 50mm f/0.7

Publicidad
Publicidad

Cuando ya se lleva un tiempo en la fotografía empiezas a ver tus objetivos, (entre los que figurarán, seguramente, los más básicos o provenientes del kit), de otra manera, desando poder cambiarlos por otros mejores. Y, seguramente, que sean más luminosos es uno de los principales deseos. ¿Y qué significa el que sean más luminosos?, pues que su apertura máxima sea mayor (número f más bajo) con lo que llega más cantidad de luz al sensor. Ello implica que tendrán más posibilidades creativas (menor profundidad de campo, mejor bokeh) o que se tengan menos dificultades para fotografiar en condiciones de poca luz, por ejemplo.

Se suele considerar que un objetivo es luminoso cuando su apertura máxima es mayor de f/2, aunque si hablamos de teleobjetivos, se suele aceptar f/2.8, ya que es muy difícil logar aperturas tan grandes en esas focales. En general, para que un objetivo sea más luminoso y aumente la abertura se necesitan lentes de mayor diámetro y ópticas con un diseño complejo para tratar de evitar que aparezcan aberraciones en la imagen final. Pero, ¿cuál es el objetivo más luminoso comercial fabricado? La respuesta es el Carl Zeiss Plannar 50mm f0.7.

Carl Zeiss Planar 50mm f/0.7

Salvados en plena guerra

La historia de este objetivo tiene de todo. En plena Segunda Guerra Mundial, la empresa Zeiss Jena elabora un primer diseño en 1941, concretamente del objetivo UR-Objektive 70mm f/1,0, por encargo del gobierno nazi, con la idea de incorporarlo a una mirilla infrarroja de visión nocturna.

Con la derrota de los alemanes la ciudad de Jena, en la que estaba la sede de Zeiss, queda en el bloque soviético y se produce la división de la marca, quedando la mayoría de las factorías del lado soviético que aprovecha mucho material óptico para lanzar su incipiente industria fotográfica. Del lado occidental también se crea la "Optische Werke Oberkochen" en Oberkochen. Todo ello gracias a que las tropas estadounidenses trasladan a 126 miembros directivos y científicos a su zona de ocupación, junto con gran cantidad de documentos y material dentro de la conocida operación Paperclip. Dentro de ese material estaban los planos del 70mm f/1.0.

La NASA y la cara oculta de la Luna

En los años sesenta la marca recibe un encargo de la NASA, necesitan un objetivo lo más luminoso posible para las misiones Apolo. La idea era que su apertura fuese tan grande como para poder fotografiar el lado oscuro de la Luna.

Zeiss aprovecha el diseño del UR-Objektive 70mm f/1,0 y fabrica 10 unidades del Carl Zeiss Plannar 50mm f/0,7.

Ur Objektive Da 70mm F 1 0 Carl Zeiss Planar 50mm f/0.7

Como se puede apreciar, el diseño es bastante similar.

Carl Zeiss Planar 50mm f/0.7

La luz de las velas en Barry Lindon, de Stanley Kubrick

De las 10 unidades que se crearon de este fantástico objetivo, seis las compró la NASA, una se la quedó la propia Zeiss y el resto las adquirió el famoso cineasta Stanley Kubrick para su película "Barry Lyndon" de 1975. Es aquí en donde el objetivo cobra su merecida fama.

Kubrick estaba buscando un objetivo que fuese lo más luminoso posible para su idea de filmar escenas que ocurrían en el interior de los castillos de la época de la película. Buscaba la posibilidad de rodar planos en interiores solo con la luz de las velas, sin necesidad de lámparas o reflectores.

Carl Zeiss Planar 50mm f/0.7

Tuvo que transformar el objetivo, montando un sistema de enfoque más preciso y funcionando siempre a su máxima apertura tras desmotar el diafragma. Además, se colocó un adaptador Kollmorgen para tener un encuadre más abierto, consiguiendo una distancia focal de 36,5mm y manteniendo la apertura máxima de 0.7. Y todo montado en una cámara Mitchell BNC.

Adaptador Kollmorgen

En el siguiente vídeo se explica cómo se usaban los objetivos Zeiss con la cámara Mitchell BNC.

Como curiosidad, en 2011 salió a subasta un ejemplar de estos objetivos. Por si os preguntáis a qué precio se vendió en la subasta, 90.000 euros fue el valor final alcanzado.

P.D.: habrá alguien que diga que el objetivo más luminoso es el Carl Zeiss Super-Q-Gigantar 0,33/40mm;

Carl Zeiss Super Q Gigantar 40mm f/0.33

Pero este objetivo es más un prototipo, no ha sido diseñado para tener un uso real, por lo que no se suele tener en cuenta a la hora de proclamar el objetivo más luminoso.

Imágenes | WestLicht Photographica Auction | Zeiss | Marco Cavina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio